Principal
Arriba

Cuando ruge la marabunta
Aquí un amigo
Con la muerte en los talones
Rashomon-Coppola
Cinema Paradiso
Sin perdón
El último de la lista
Opera prima
La muerte viaja demasiado
El valor del cine
Malalts de tele
Network
El bazar de las sorpresas
Gremlins 2
Ábrete de orejas
Farenheit 451
Retorno al pasado


No nos gustaría tener que escribir estas líneas, pero nuestro amor por el cine nos obliga a dedicar, mes a mes, un pequeño recuerdo a aquellos cineastas (en el sentido amplio de la palabra) que ya no están con nosotros. Ojalá algún mes esta página tuviera que quedarse en blanco...

Camilo José Cela

El último Nóbel español había nacido hace 85 años en Iria Flavia. Algunas de sus obras fueron llevadas al cine, como La familia de Pascual Duarte (Ricardo Franco), La colmena (Mario Camus) o La insólita y gloriosa hazaña del Cipote de Archidona (Ramón Fernández).. En esta dos últimas películas aparecía en escena. En La colmena representando a un escritor con recovecos del propio Cela. En sus años mozos también intervino como actor en alguna película, como Facultad de letras (Pio Ballesteros, 1949). Su papel, entonces, era el de un profesor de filosofía. También fue co-guionista en 1946 de Consultaré a Mr. Brown (Pio Ballesteros). 

El sobrino de Jonathan Demme colaboró con su tío en el videoclip de "Philadelphia" (canción con la que ganaron el Oscar)Ted Demme

Había nacido en Nueva York en 1964. Murió, pues, a los 37 años tras sufrir un ataque al corazón cuando jugaba al baloncesto. Era sobrino del director Jonathan Demme (El silencio de los corderos). Ted y Jonathan rodaron el vídeo de la canción Philadephia, interpretada por Bruce Springsteen, para la película del mismo título dirigida por Jonathan Demme. Ted comenzó trabajando como ayudante de producción en la emisora MTV para pasar posteriormente a dirigir videoclips musicales, en especial sobre música “rap”. Realizó Who’s the man (1983), Esto (no) es un secuestro (1994), Beatiful girls (1996), su película más conocida y también la mejor, Código de lealtad (1998), un curioso, y semidesconocido thriller, Condenados a fugarse (1999), un vulgar filme al servicio de Eddie Murphy. Su despedida se produjo con la fallida Blow (2001). Prácticamente todo su cine habla de la juventud inmadura, el paso del tiempo (y por tanto sobre el inevitable envejecimiento) y la amistad. 

Astrid Henning-Jensen

Cineasta danesa. Falleció en Copenhague a los 87 años. Comenzó su carrera cinematográfica como actriz, pero a partir de 1941 decidió convertirse en realizadora. Fue una de las primeras cineastas danesas. Recibió en 1997 un reconocimiento oficial del Estado a su labor. Su película Palle alene i verden se considera como uno de los primeros filmes para niños. 

Peggy Lee

Falleció a los 81 años en Bel Air (California). Su nombre verdadero era Norma Dolores Egstrom. Nació en Dakota del Norte. Era de ascendencia sueca y noruega. Cuando sólo tenía cuatro años murió su madre. Vivió su niñez bajo el dominio de una madrastra que la trató malamente. Su triste niñez la plasmó en la canción “Una paliza al día”, incluida en el musical autobiográfico Peg, con el que debutó en 1983 en Broadway. Peggy contaba entonces 62 años. Su actividad como cantante se inició en 1938. En 1942 vendía ya más de un millón de copias de un disco que contenía la canción “Why don´t you do right”. Trabajó en películas como El cantor del jazz o Pete Kelly’s Blues por la que fue nominada para el Oscar a la mejor actriz secundaria. Compuso canciones tan famosas como “Johnny Guitar” y “About Mrs. Leslie”. En 1955 escribió las canciones e hizo varias voces en la películas de Disney La dama y el vagabundo. Suya es también la letra que con música de Duke Ellington es el tema principal el filme de Preminger Anatomía de un asesinato

Astrid Lindgren

Escritora sueca de verdadero nombre Astrid Anne Emilie Ericsson. Tenía 94 años. Había nacido en Näs un pueblecito del sur de Suecia. Antes de dedicarse a la escritura trabajó de oficinistas en Estocolmo. La fantasía de la hija que tuvo de soltera la condujo a la creación de la singular Pippi Laangstrump, conocida entre nosotros como Pippi Calzaslargas, una niña imaginativa y rebelde, llevada infinidad de veces al cine y a la televisión. Personaje que es sin duda uno de los más conocidos de la literatura infantil. Le costó trabajo publicar el primer libro sobre Pippi. Escapa a las decenas de niños y niñas “modelos” de la literatura estandarizada. Escribió cera de 30 libros sobre Pippi y, de momento, ha vendido más ejemplares que Harry Potter. También creó, entre otros, el personaje de Miguel el Travieso y el Lisa. Toda su vida estuvo dedicada a los niños, como cuenta en su autobiografía “Mi mundo perdido”. Fue varias veces nominada para el premio Nóbel. La autora recibió en 1958 el premio Andersen, el más importante de la literatura infantil, en 1980 el Nóbel alternativo y el premio del libro de la UNESCO en 1993.  

Adolfo Marsillach

Nació en Barcelona en 1928. Estudió la carrera de Derecho. Obtuvo su primer gran éxito en teatro en Barcelona en 1947 con El zoo de cristal de Tenneesse Williams. En 1956 dirigía en Madrid su propia compañía de teatro junto a su primera mujer, la también actriz Amparo Soler Leal. Ha escrito, dirigido e interpretado series de televisión (Silencio se rueda, Silencio vivimos, La señora García se confiesa...), obras de teatro y películas. Fue director del teatro Español y del Centro Dramático Nacional. Se recuerda muy especialmente su forma de acercarse a los clásicos. Inolvidables su versión de Tartufo de Moliere o de Marat-Sade de Peter Brook. En 1989 fue nombrado director del Instituto Nacional de las Artes Escénicas del que dimitió al año siguiente. Blanca y Cristina, hijas que tuvo con la actriz Teresa del Río, son también actrices. Como realizador cinematográfico tan sólo intervino en Flor de santidad, 1972, filme que fue mutilado por la censura. Escribió la obra de teatro Yo me bajo en la próxima ¿y usted? que llevó a los escenarios (y luego dirigió en cine) José Sacristán. Escribió un vitriólico y divertido libro de memorias, “Tan cerca, tan lejos” donde se despacha a gusto con las gentes de la profesión. Como actor, debutó en cine con Mariona Rebull (Saenz de Heredia, 1947). Otras películas en las que trabajó fueron Cerca de la ciudad (Lucia, 1952), El frente infinito (Lazaga, 1956), Jeromín (Lucia). Dio vida a Ramón y Cajal en una serie de televisión y en la película Salto a la gloria (Klimovsky, 1959). Con José Maria Forqué actúo en Un hecho violento (1958), Maribel y la extraña familia (1960), 091 Policía al habla (1960), El secreto de Mónica (1961). Trabajó en 1964 en dos coproducciones de Chistian-Jacque, El tulipán negro (al lado de Alain Delon) y La cena de los cobardes. Uno de sus últimas grandes interpretaciones fue en la producción de televisión española La seducción del caos (1991) dirigida por Basilio Martín Patino, y que obtuvo el primer premio a la mejor película dramática para televisión. Hace no mucho tiempo se despidió del teatro representando ¿Quién teme a Virginia Woolf.    

Mari Carmen Prendes

Había nacido en 1906. Sus hermanos también fueron actores (Luis y Mercedes). Sus comienzos fueron como actriz teatral. Formó parte, antes de la guerra civil, de diversas compañías teatrales. Al terminar la guerra marchó a Argentina. Volvió a España para trabajar en todo un gran acontecimiento: el estreno de Historia de una escalera la obra (importantísima en la España de la posguerra) que dio a conocer a Antonio Buero Vallejo. En cine realizó su primer papel en 1961. Interviene en Siempre es domingo de Fernando Palacios. Un papel que la lleva a intervenir posteriormente en trabajos afines. De ahí su presencia en las comedias típicas de los años sesenta y setenta con deslizamiento hacia el “landismo”. Imprescindible personaje secundario, aquí, como casi siempre, en personaje de matrona histérica, en los filmes de Pedro Lazaga y posteriormente en las  múltiples (y terribles) comedias dirigidas por Mariano Ozores. Su mejor intervención es sin duda en la excelente (y poco conocida) El mundo sigue (1963) de Fernando Fernán Gómez. Algunas de las películas en las que intervino son Sor Citroen (1967), No firmes más letras cielo (1972), Jenaro el de los 14 (1974), No somos de piedra (1967), Vida conyugal sana (1973), Dormir y ligar, todo es empezar (1974), ¡Qué vienen los socialistas! (1982). En su última etapa como actriz teatral intervino en Las bicicletas son para el verano, La casa de Bernarda Alba, Eloisa está debajo del almendro y en las Comedias bárbaras de Valle-Inclán. Mari Carmen Prendes llevaba retirada desde hace más de diez años.

Alfonso del Real

Utilizó como apellido artístico el materno, ya que su primer apellido era Suárez. Había nacido en 1916 en el trasatlántico Alfonso XIII cuando navegaba rumbo a Cuba, isla en la que pasearía su niñez. Comenzó a actuar en el teatro al comienzo de los años treinta.Antes de la guerra civil trabajaba ya en diversas compañías. Su personal estilo le hace apropiado para las revistas, comedias musicales y zarzuelas. Su debut como actor cinematográfico se produce en 1962. Trabaja en multitud de comedias. Es una figura de reparto indispensable en las películas de Mariano Ozores con quién actúa en más de veinte películas desde 1962 en que interviene en Crónica de nueve meses. Otras películas en las que intervino como actor son Oscuros sueños de agosto (Picazo, 1967), El hueso (Giménez Rico, 1968), así como en los títulos siguientes de Fernando Fernán Gómez, Ninette y un señor de Murcia (1965), Mambrú se fue a la guerra (1985) y Fuera de juego (1991). Su última aparición en la pantalla fue en Muertos de risa de Alex de la Iglesia. En TVE intervino en la serie policíaca Plinio junto a Antonio Casal, así como en espacios teatrales y series televisivas. Destaca su intervención en El padre Pitillo, Puebla de las mujeres, Cuentos y leyendas

José Maria Sánchez Silva

Había nacido en Madrid en 1911. Entre finales de 1940 y 1960 fue uno de los escritores más famosos de España. Estudio periodismo. Vinculado a la Falange, comenzó a escribir en el periódico “Arriba” en el que ejerció varios cargos. En 1949 era subdirector de dicho periódico. En 1934 publicó su primer antología de cuentos. Fue guionista radiofónico y televisivo. Entre sus relatos hay que citar La semana sin lunes (1947), Primavera de papel (1953), Cuentos de Navidad (1960)  y, sobre todo, Marcelino pan y vino (1952), premio Nacional de Literatura, y que el propio autor adaptaría al cine. Fue dirigida con gran éxito por Ladislao Vajda 1954. En 1991 el director italiano Luigi Comencini haría una nueva (y de inferior calidad cinematográfica) versión del relato. La principal labor en el cine de Sánchez Silva fue como guionista. Suyos individualmente o en colaboración fueron los guiones de La calumniada (Fernando Delgado, 1947), Ronda española (Vadja, 1951), La patrulla (Lazaga, 1954), El hereje (Borja Moro, 1957), María matricula d Bilbao (Vadja, 1960), Secuestro en la ciudad (Luis María Delgado, 1964), Historia de Bienvenido (Fenollar, 1964), Franco ese hombre (Sáenz de Heredia, 1964) Morir en España (Mariano Ozores, 1964), Sor ye-ye (Ramón Fernández, 1967), Proceso a Jesús (Sáenz de Heredia, 1973). 

Henri Verneuil

Había nacido en Turquía en 1920. Llego a Francia de niño huyendo del genocidio armenio. Inicio su carrera cinematográfica en los años cuarenta, después de haber trabajado como periodista y estudiado ingeniería. Realizó unas treinta películas, cinco de ellas con el actor Jean Gabin y seis con Jean Paul Belmondo. También trabajó en tres ocasiones con Alain Delon. Su primer largometraje es de 1950 y en él intervino el cómico Fernandel. Se trata de Le table aux crevés, actor que también intervino en varios de sus filmes, entre ellos Le mouton à cinq pattes (1954), El enemigo público número uno (1953) o La vaca y el prisionero (1959). Director comercial por excelencia consiguió algunos interesantes películas policíacas como El clan de los sicilianos (1969) o de espionaje como El serpiente (1972). Evocó sus recuerdo infantiles en Mayrig (1991) y 588 rue Paradis (1982). Dos de sus filmes ambicioso y equivocados llevaron como protagonista a Anthony Quinn, La hora 25 (1966) y Los cañones de San Sebastián (1967). Se escribió de él que era el más “americano” de los directores franceses. No sabemos qué quieren decir esas palabras con exactitud, ya que existen otros (más razonables) realizadores franceses “imitadores” (y amantes) del cine norteamericano.

 

 
Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA