Principal
Arriba

Cuando ruge la marabunta
Aquí un amigo
Con la muerte en los talones
Rashomon-Coppola
Cinema Paradiso
Sin perdón
El último de la lista
Opera prima
La muerte viaja demasiado
El valor del cine
Malalts de tele
Network
El bazar de las sorpresas
Gremlins 2
Ábrete de orejas
Farenheit 451
Retorno al pasado


Aunque la mayoría de los socios fundadores de EN CADENA DOS vivimos a orillas del Mediterráneo, en Valencia, tenemos un colaborador cuyo domicilio se encuentra a orillas... ¡del Guadalquivir!, pero su espíritu es tan mediterráneo como el nuestro. Cada mes os invita a acompañarle en el análisis de un tema cinematográfico de actualidad.

OTRAS MANERAS DE VER EL CINE 

 Por Juan de Pablos Pons

La aparición de títulos como "Deseando amar" en DVD demuestra que hay un mercado para otro cine, no sólo el americanoLos soportes alternativos del cine como el vídeo, el videodisco, el CDRom y más recientemente el DVD, han supuesto para los productores y distribuidores cinematográficos la posibilidad de rentabilizar de manera más diversificada sus películas. Habitualmente, estos soportes nos han venido ofreciendo la posibilidad de visionar los filmes en formatos caseros, con la facilidad de verlos en el hogar. Pero las posibilidades que va abriendo la tecnología nos empieza a deparar sorpresas muy llamativas.

El DVD (Digital Versatil Disc) tiene el mismo tamaño que los actuales discos compactos, pero a diferencia de estos, es capaz de almacenar 25 veces más información y es más rápido en el proceso de lectura. El disco básico (SD-5) grabable por una cara tiene una capacidad de 5 Gb. Otras opciones son el SD-10, un disco de 2 caras grabables y una capa, capaz de almacenar hasta 9.5 Gb. Y a medio plazo dispondremos del  SD-18,  un disco de doble cara y dos capas, capaz de almacenar 17 Gb equivalente a 25 CD-Roms.

La tecnología que soporta al  DVD permite reproducir imagen y sonido con una gran calidad, lo que añadido a su gran capacidad para almacenar datos, ha posibilitado que la oferta de películas en este formato venga acompañada en muchas ocasiones con materiales complementarios como trailers promocionales, escenas no utilizadas en la versión definitiva o el making-of (documental de rodaje).

En un DVD cargado de extras se puede hasta relizar un viaje en taxi por los escenarios donde transcurre la películaAfortunadamente empezamos a disponer de propuestas que, aprovechando las posibilidades técnicas del DVD, consiguen que la oferta sea mucho más que un film para ver en casa. Es el caso del DVD del film chino Deseando amar (In the Mood for Love) del director Wong Kar-wai. Película multipremiada en diferentes festivales. Al adquirirla en este formato nos encontramos además de esta maravillosa película, un segundo disco en el que se nos propone un recorrido virtual por todas las claves que están arropando esta historia de amor sublime entre un hombre y una mujer. Con la misma exquisitez que disfrutamos en el film, los autores de este segundo DVD, Gilles Ciment y Antoine Odin, nos invitan a subir en el mismo taxi que utilizan los protagonistas de esta historia que transcurre en el Hong Kong de los años sesenta.

A través de múltiples opciones podemos acceder a un sorprendente final alternativo de más de veinte minutos de duración, trailers, teasers, o al álbum fotográfico del film. Una entrevista con el director muy reveladora que nos permite saber cómo se concibió y rodó esta película (durante quince meses). Y también tenemos acceso a detalles poco habituales, como la realización de los fabulosos trajes Qi Pao que luce la sensual Maggie Cheung, cuya tela curiosamente fue adquirida por el director en Argentina. E incluso podemos conocer recetas de cocina china, y hasta  aprender juegos como el mah-jong.

Una nueva visión del filme la que permiten sus extras en DVDEn definitiva, más allá de rellenar el espacio con materiales originados por la distribuidora, este DVD ofrece la posibilidad de conocer la película de Wong Kar-wai en sus diferentes fases de gestación, de impregnarnos de la elegancia, pero también paciencia con la que fue rodada. Percibir en profundidad el proceso de composición de los personajes por parte de la excelente Maggie Cheung y del perfecto Tony Leung. Proceso que podemos seguir con detalle y comprobar su dificultad y complejidad. Un film extraordinario, que en su versión para DVD depara una auténtica sorpresa para los cinéfilos.

Otro soporte más convencional que tradicionalmente nos ha permitido conocer el cine de otra manera ha sido el libro. A través de la lectura de libros sobre cine hemos podido conocer otras caras del complejo mundo del cine. Sus creadores, sus estrellas, sus técnicos. Recientemente han salido a la luz dos extraordinarias obras, imprescindibles para los amantes del séptimo arte. Víctor Erice nos ha permitido conocer el guión completo de La promesa de Shanghai (Plaza y Janés). Basado en la novela de Juan Marsé El embrujo de Shanghai. Un proyecto cinematográfico abortado en el último momento por el productor y que jamás veremos convertido en película. (Aunque sí habrá una película con este título dirigida por Fernando Trueba.) La lectura de este guión es una auténtica lección de cine, impartida por el mejor director español vivo.

El segundo texto, que debe considerarse un auténtico regalo para los que aman al cine lleva por título Conversaciones con Billy Wilder (Alianza Editorial) escrito por el director de cine Cameron Crowe (Jerry Maguire). La peculiaridad de ser una conversación entre dos directores de cine, confiere a este texto un interés y precisión poco habituales. Billy Wilder no es precisamente un autor huérfano de bibliografía, cosa por otra parte lógica, dada su trayectoria cinematográfica inigualable, además de por su vida longeva (nació el 22 de junio de 1906). Pero este es un libro especialmente conseguido, con testimonios y anécdotas impagables del director de filmes como El apartamento, Con faldas y a lo loco, El crepúsculo de los dioses, Sabrina, Primera plana o Testigo de cargo, que además aporta un apartado gráfico muy estimable.

 

 
Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA