Fast & Furious: Hobbs & Shaw (2019), de David Leitch

  10 Julio 2021

Da lo que el público pide

fast-furious-8-0El agente Hobbs (Dwayne Johnson), de los servicios de Seguridad del Cuerpo Diplomático estadounidense, y Shaw (Jason Statham), ex miembro de un cuerpo del ejército británico, ambos tradicionalmente enfrentados, se unen para plantar cara a un anarquista cibergenéticamente manipulado, de nombre Brixton (Elba), que pretende hacerse con el control de un arma biológica letal. En esta trama está también la hermana de Shaw, una valerosa agente secreta del M16 (Vanessa Kirby), e incluso la madre de ambos (Mirren).

David Leitch dirige con fortuna un film que no engaña a nadie que anhele este spin-off que reivindica el cine de acción siempre, actores ad hoc y una ingravidez en las imágenes de acción que incursiona en lo fantástico.

Persecuciones increíbles, disparos, golpes a gogó y, además, cambios de escenarios naturales y urbanos interesantes de Inglaterra, EE.UU., Rusia o Samoa.

El guion de esta buddy movie, salido de la pluma de Chris Morgan y Drew Pearce (basado en el personaje creado por Gary Scott Thompson; sobre una historia de Chris Morgan), tiene su tempo explosivo y no necesita demasiadas maravillas y sorpresas para atar al espectador a la butaca.

Un guion que es una mera excusa para llevar a la acción y al lucimiento de los protagonistas, como era de esperar. Así que todo en orden en el libreto. Además, hace gala de una jocosa animadversión entre los personajes principales, un humor que en ocasiones se agradece, pero que no deja de ser por lo demás infantil y por momentos exasperante, dado el empeño por hacer graciosos a Johnson y Statham.

Pero, en fin, con ese humor omnipresente y, eso sí, la perfecta química de los protagonistas, la película se convierte como quien no quiere en cierto placer plagado de momentos inverosímiles y episodios de fuerza y leña. A eso se va cuando uno decide ver estas pelis.

Excelente BSO de música hip-hop y buena puesta en escena que sabe encuadrar batallas y aventuras aéreas. Atinada fotografía de Jonathan Sela y el montaje un tanto precipitado que, no obstante, resulta eficaz.

fast-furious-8-3

El reparto tiene a dos principales actores de testosterona pura que llenan la pantalla: el súper forzudo Dwayne Johnson, cuya presencia es imprescindible en la saga; y el quebrantahuesos Jason Statham, con su mirada fija que hiela.

Están acompañados de la bonita y grácil Vanessa Kirby. Idris Elba muy bien como el malo de la película, el Superman negro, el biónico villano. La guinda del film, la siempre agradecida presencia de Helen Mirren. Y un reparto de actores y actrices excelentes, como Eddie Marsan, Clif Curtis, Joe Anoa’I, Joshua Mauga, John Tui, Lori Pelenise Tuisano, Ryan Reynolds, Rob Delaney y otros.

Es digno destacar la gran cantidad de piezas moviéndose en este laberinto. Parece milagroso que todo funcione de manera tan perfecta como lo hace, pero Leitch lo consigue.

En suma, esta octava franquicia de la serie ofrece al público lo que a este le gusta: diversión y acción que desafía a cada instante las leyes físicas y de rico postre, dinámica familiar óptima. ¿Alguien da más?

Escribe Enrique Fernández Lópiz

  

fast-furious-8-1