Los jinetes del tiempo (2017), de José Ramón Pedroza Sierra

  17 Junio 2021

Una flecha a la médula

los-jinetes-del-tiempo-0José Ramón nos aproxima, después de cien años, a un capítulo histórico encabezado por Emiliano Zapata, mexicano emblemático que inspira a un grupo de actores a recrear sus hazañas; valientes guerreros, desafiarán su contexto y cabalgarán por cinco días para llegar hasta el Zócalo de la Ciudad de México. ¿Lograrán rendir homenaje al general o su objetivo quedará sólo en intenciones?

Este hermoso documental es una oda a la vida de los campesinos, eternas vidas que viajan de generación en generación abanderadas por Zapata. El campo y sus bondades son el escenario donde el Grupo Actoral de la Revolución Zapatista del Sur A.C. lleva la magia de la actuación a otro nivel, escenario donde no hay estereotipos técnicos, los actantes y sus diálogos atemporales son dirigidos por sus entrañas en las que yacen el respeto y el valor de una historicidad que se cuenta a través de «la memoria oral».

Estas actuaciones inocentes y contundentes, son el búmeran de «las batallas por ese asunto de la tierra», realidad que los persigue cada mañana. Este grupo actoral es el rostro de pueblos, de comunidades, son los pies que caminan nuevamente los senderos de sus libertadores, son las palabras que reclaman un mínimo de reconocimiento por la travesía realizada, son las frases de lamento por creer que fallaron al no ser capaces de liderar un vasto grupo de colaboradores y ser sólo unos cuantos los que completaron la cabalgata nacional. La culpa se enmascara, los persigue y les hace mirar su reflejo.

Cada uno de ellos encarna distintos generales, comandantes y comandantas e incluso al mismo Pancho Villa, que, rodeados de trenzas y sombreros expectantes, se mezclan con el desarrollo de la sociedad actual; la urbanización se convierte en un asunto con el que este grupo de mensajeros tiene que lidiar: autos que reclaman por la obstrucción de su caravana sobre las carreteras, citadinos refunfuñones por los restos de las heces que los caballos van dejando a su paso. Sucesos que retumban y mueven la conciencia incitando a repensar nuestras prioridades.

Se muestra un campo olvidado, campos que siguen padeciendo el abandono de sus habitantes y evocan constantemente frases citadas del manifiesto Ignorancia y oscurantismo, escrito por el líder de la resistencia campesina: Zapata. Los jinetes del tiempo está tejido con fotogramas que por momentos parecen cuadritos pintados a mano, de esos que venden los artesanos en las plazoletas.

Un regocijo encontrar esta tropa actoral que nos instruye sobre el valor del compromiso de una responsabilidad voluntaria; son figuras humanas que se desprenden del plano, imprimen un papel y caen hechas un coleccionable, material de archivo.  

A la hora con veinticuatro minutos y veintiocho segundos, comienza una declamación que desdibuja la pantalla, las palabras hechas discurso entran una por una como flechas directo a la médula, arrancan de la butaca y uno se vuelve puente para la voz desgarradora del orador: ¡Zapata vive!

Escribe Andrea Castrejón  

  

los-jinetes-del-tiempo-1