Misterioso asesinato en Manhattan (Manhattan Murder Mistery, 1993), de Woody Allen

  01 Junio 2021

Excelente comedia-thriller

misterioso-asesinato-manhattan-0Esta película de Woody Allen es una estupenda comedia de intriga protagonizada por Diane Keaton y el propio Allen, que mezcla la confabulación y el humor.

La trama se desarrolla en Manhattan, donde una vecina de apartamentos y ama de casa, Carol Lipton (Diane Keaton), sospecha que su vecino Paul Hose (Jerry Adler), un hombre de edad, ha asesinado a su esposa, aunque la versión oficial es bien distinta. El marido de Carol, Larry (Woody Allen), un editor hebreo maniático-compulsivo y excesivamente racional, critica la actitud de sospecha de su esposa y su loca idea, pero Carol insiste en investigar a su vecino con la ayuda de un amigo (Alan Alda), a quien por cierto ella le gusta. Larry, celoso y empujado por una seductora escritora (AnjelicaHuston), se une sin mucho convencimiento ni entusiasmo a la doméstica y extravagante investigación.

En realidad, se trata de una excelente comedia-thriller brillantemente dirigida por Woody Allen y un buen guion del propio Allen junto a Marshall Brickman, que sabe mantener un suspense in crescendo trufado de comicidad y unos diálogos inteligentes y sesudos sin desperdicio. Tiene una variada y amena música, amén de una excelente fotografía de Carlo Di Palma. Es igualmente buena la puesta en escena.

Las interpretaciones son excelentes por parte de todo un reparto de lujo compuesto por Diane Keaton, Woody Allen, Alan Alda, Anjelica Huston, Jerry Adler, principalmente; acompañados por Lynn Cohen, Joy Behar, Ron Rifkin, Wlliam Addi, John Doumanian y Sylvia Kauders. Todos geniales.

Y quiero apuntillar que en esta cinta se da una enorme química entre el dueto protagonista Allen y Keaton (que fueran pareja en la vida real y ahora…); esta actuación a dúo es una de las más inspiradas de su filmografía; Allen reaparece en su personaje fetiche lleno de manías, hipocondrías y claustrofobia.

Es una comedia que te hace reír, que te mantiene en vilo y embelesado, con gags memorables, película enérgica, con ritmo, una comedia en fin, desenfrenada y con misterio. Todos los aspectos técnicos están a la altura de la obra en su conjunto.

Es una obra importante, no la mejor de Woody Allen, pero, como dice Fernández Santos: «Incatalogable mezcla de thriller y comedia, de entramado ágil y divertidísimo, de escenas perfectas».

A lo largo de la película se pueden observar, desde mi modo de ver, dos claras influencias. Por un lado, Hitchcock y su film La ventana indiscreta, 1954, con toda la carga de paranoia-realidad que se mueve por indicios, pero sin pruebas fehacientes, en los comienzos de la historia sobre todo; y ese afán por fisgonear en la vivienda y la vida de un vecino al que no se conoce de prácticamente nada; solo que en vez de Grace Kelly, aquí la vecina investigadora es Diane Keaton.

misterioso-asesinato-manhattan-1

Por otro lado, en la escena final en un viejo cine desvencijado, donde hay disparos y espejos; ahí veo el claro influjo del maestro Orson Welles y su película La dama de Shanghai, de 1947; es la escena del truco de Welles con espejos donde la realidad se confunde con la ficción.

Claro que nada de esto desmerece la obra de Allen y al final, parafraseando lo que se dice al concluir la película, «lo que queda es Woody Allen en estado puro».

Allen pone en marcha desde primer momento de metraje un desternillante mecanismo de secuencias perfectamente engrasadas que hace las delicias de los amantes de un humor reconfortante y con gran dominio del ritmo narrativo.

Es una película recomendable para los amantes de un cine inteligente y divertido a la vez. Una película, en fin, cómica, entretenida, con buenas interpretaciones, misterio y con buena onda.

Además de ser, como escribiera Boyero, una película: «Gamberra, graciosa, amena, enloquecida, admirable, hilarante, abarrotada de energía y ritmo». Aquí mismo la podéis ver... no os arrepentiréis.

Escribe Enrique Fernández Lópiz

  

misterioso-asesinato-manhattan-3