Mari Carrillo

  11 Agosto 2009

La muerte de una gran actriz
Escribe Mister Arkadin

Mari CarrilloHay finales de julio que resultan nefastos para los profesionales del cine. Hace dos años, en 2007, al mismo tiempo, se nos fueron, nada menos que dos realizadores tan importantes como Ingmar Bergman y Michelangelo Antonioni. Este año, y también en el fin del mismo mes, ha dicho adiós a este mundo la excelente actriz española Mari Carrillo, de nombre completo María Carrillo Moreno.

Había nacido en Toledo en 1913. Sin duda es una de las mejores actrices de la escena y del cine español. Eso sí, siempre se había decantado más hacia el teatro que hacia el cine, pero en este campo ha trabajando con algunos de los más grandes realizadores de nuestro cine. Sus hijas son las populares humoristas Paloma, Teresa y Fernanda Hurtado más conocidas como las hermanas Hurtado.

Numerosos premios

Ante todo fue una actriz comprometida y agradecida al mundo del teatroMari Carrillo recibió numerosos premios: el del Círculo de Escritores Cinematográficos por partida doble, en 1960 por El pisito y en 1983 por Los santos inocentes; el Goya, en 1995, por Más allá del jardín; el Premio Nacional de televisión en 1969. También recibió el Premio Nacional de teatro en 1949 y 1961; la medalla del Círculo de Bellas Artes en 1948 y 1982; el Premio Ondas en 1969, como mejor actriz de televisión; y el Premio de la Unión de Actores en 1995 por su trayectoria profesional.

Fue compañera de generación de actrices de gran raigambre familiar, como Julia Gutiérrez Caba y Amparo Ribelles. Actuó en muchas obras a las órdenes de José Tamayo.

Su fuerza, valor e importancia se expresa en la historia que vivió cuando interpretó el papel principal en Quién teme a Virginia Wolf, dirigida por Enrique Diosdado. El autor, Edward Albee, estuvo en España para ver la versión española de la obra. Le gustó tanto la interpretación de Mari, que trató de convencer a la productora que iba a poner en marcha la película para que la contratasen en Hollywood como protagonista. Como la historia del cine nos cuenta, el papel finalmente fue a recaer en Elizabeth Taylor, quien compartió protagonismo con su pareja Richard Burton. De esa forma, la furibunda relación matrimonial escrita por Albee y retratada por Nichols se convirtió en la pantalla en algo más que una ficción.

Su última interpretación en teatro, del que se retiró en 1995, fue Última visita de José Luis Alonso de Santos.

De sus comienzos a sus triunfos

Las Hurtado, hijas de Mari CarrilloSus inicios en el teatro tuvieron lugar cuando apenas tenía diez años. Su debut tuvo lugar en 1936 con El juramento de la primavera de Pilar Millán Astray. Era con la compañía de Hortensia Gelabert, de la que pasó a la de Pepita Díaz. En el transcurso de la guerra civil se marchó a México, donde se casó con el actor Diego Hurtado.

Fue en México donde comenzó a trabajar en el mundo del cine. Su primer papel fue en Don Juan Tenorio (1937) de René Cardona. Al terminar la guerra volvió a España, donde actúo tanto en teatro como en cine.

En teatro trabajó en principio en la compañía de María Bassó y Nicolás Navarro. Más tarde pasó a la de María Guerrero, fundando a continuación, en 1948, su propia compañía. Una de sus grandes interpretaciones teatrales, además de la de la obra de Albee, fue en 1982, La enemiga de Dario Niccodemi.

La primera película en la que trabajó en España fue en Marianela (1940) dirigida por Benito Perojo. A partir de este momento intervino en muchas películas. Citemos, entre ellas, Las legiones de Cleopatra (1960) de Cottafavi, Nueve Cartas a Berta (1964) de Basilio Martín Patino, Los chicos del Preu (1967) de Pedro Masó, El love feroz (1975), Colorín Colorado (1976),  Las truchas (1978) -las tres últimas dirigidas por José Luis García Sánchez-, Al fin solos (1977) de Antonio Giménez Rico, Al servicio de la mujer española (1978) de Jaime de Armiñán, La Sabina (1979) de José Luis Borau, Entre tinieblas (1980) de Pedro Almodóvar, Fortuna y Jacinta (1980), serie realizada para televisión por Mario Camus, FEN (1980) de Antonio Hernández, El crimen de Cuenca (1980) y Gary Cooper que estas en el cielo (1980), las dos dirigidas por Pilar Miró, La colmena (1982) de Mario Camus, Akelarre (1984) de Pedro Olea, Los santos inocentes (1984) de Mario Camus, Más allá del jardín (1997) de Pedro Olea...

'El pisito', una de sus grandes interpretaciones

Hace unos años editó un libro de memorias titulado Sobre la vida y el escenario.

Mari Carrillo ha sido una de las grandes actrices de teatro y de cine. Si tuviera que señalar una sola de sus interpretaciones, no lo dudaría, sin duda destacaría su gran papel de Petrita, el soberbio personaje de una mujer que ve pasar el tiempo sin poder casarse, sin poder tener el hijo que hubiera querido. Película crónica de la España oscura de finales de los años cincuenta que interpretó junto a José Luis López Vázquez y dirigió Marco Ferreri (su segunda película después de su debut en Los chicos) titulada El pisito (1959).

Difícil olvidar la secuencia del baile de la pareja protagonista (monótono, aburrido) o aquella otra, también entre ambos, que tiene lugar en un café mientras un improvisado músico saca sonidos a una... botella. Película y personajes que encierran, sin duda, lo mejor del cine español de una época. Gran cine posible gracias a sus excelentes actores.

Mari Carrillo, una gran actriz