Woody Allen / Freud / New York

  16 Diciembre 2010
Woody Allen / Sigmund Freud / Nueva York

Autorreferencialismo & psicoanálisis en el cine metanarrativo

Desde sus inicios como director y guionista, Woody Allen dejó plasmado en sus películas un sello propio que lo ha destacado como realizador dentro del mundo cinematográfico hollywoodense, apartándose de los rubros comerciales, para colocarse en la lista de directores renombrados por su camera-stylo, como lo son Charles Chaplin, Alfred Hitchcock, Orson Welles, por mencionar sólo algunos.

Como director, Allen crea un estilo único al basarse en guiones propios -en algunos casos junto con el guionista Marshall Brickman-, permitiéndose total libertad para plasmar sus más profundos sentimientos e inquietudes en sus filmes, al margen de las presiones y limitaciones que implica el cine de los grandes estudios comerciales.

Annie Hall

Son muchos los recursos estilísticos que pueden identificarse en la mayoría de las películas de Allen, especialmente en sus primeras dos décadas como director. Antes de analizar cuáles son estos recursos que delinean su autoría, debo referirme al género de sus filmes.

Cualquiera que haya visto más de tres películas de Allen y que conozca algo de sus inicios en el cine podrá llegar a la conclusión de que el género dominante en sus películas es la comedia. Pero si bien sus películas se caracterizan por divertidos gags o por un tipo de humor más exclusivo a través del cinismo, la ironía y el sarcasmo -con lo cual reafirma La rosa púrpura de El Cairosu opinión de que comedia es igual a tragedia más tiempo-, el toque cómico no es más que el agregado personal del autor a otro tipo de géneros que, de acuerdo a sus filmes, por lo general nos remiten al melodrama.

Pensemos por un momento en la trama de su película The Purple Rose of Cairo (1985). Cecilia es una mujer humilde, ingenua, que mantiene a su vago y desvergonzado marido llamado Monk, quien la engaña constantemente con otras mujeres y además la golpea cuando está ebrio. Ella, para escapar de esa vida insoportable, se refugia todos los días en el cine cautivada por el mito de las estrellas hollywoodenses, donde mágicamente el personaje de una de sus películas favoritas (Tom Baxter) sale de la pantalla para convertirse en su héroe. Según Román Gubern, el melodrama es:

"...aplicación exagerada de sentimientos y situaciones convencionales y cuyos personajes son siempre los mismos: el traidor, sobre el cual se acumulan todos los vicios y bajas pasiones" (Monk), "la doncella, de blancura de lirio, toda ingenuidad y amor" (Cecilia); "el joven enamorado, capaz de todos los sacrificios y de todas las tonterías..." (1) (Tom Baxter).

Si comparamos la breve sinopsis de la película con la definición de Gubern, podremos deducir que, indudablemente, estamos frente a un melodrama doméstico. Al igual que en el melodrama, las películas de Allen tienen elementos que nos remiten a la tragedia griega, ya que sus filmes no se caracterizan por tener el happy ending que sí poseen otras películas contemporáneas a las de Allen.

En The Purple Rose of Cairo, al igual que en el melodrama doméstico moderno, "el elemento trágico [...] refleja la fragilidad e inseguridad de los humildes en una sociedad regida por unos poderosos semidioses y que es percibida como inmutable" (2), y donde se producen también repetidos azares e inverosímiles casualidades características del género, tales como la salida del personaje de Tom Baxter de la pantalla del cine o cuando Cecilia conoce por mera casualidad, en un café, a Gil Shepherd, el actor en la historia que interpretaba al personaje Tom Baxter. De esta manera podemos concluir que el género predominante en las historias de Allen es el melodrama -inspirado en la tragedia griega- el cual utiliza como inspiración, a través del humor, para exponer el cinismo y sarcasmo que tanto lo caracterizan y, de esta forma, reflexionar acerca de sus propias inquietudes.

La rosa púrpura de El Cairo

De acuerdo a lo que el propio Woody Allen comenta, el motivo por el cual utiliza el cine como un medio de expresión autorreferencial es debido a las constantes humillaciones, al trato familiar, visitas al psiquiatra y demás sucesos que lo marcaron durante su niñez y adolescencia. Por este motivo, el principal recurso y significante estrella de las películas de Allen es el uso de la palabra, apoyada por otros significantes -tiempo, espacio, entre otros- los cuales convierten sus películas en obras con una impronta autorreferencial en las que el director aprovecha para discernir acerca de todas aquellas temáticas que más le inquietan de la vida, guardando una fuerte relación con la teoría psicoanalítica, las cuales funcionan como nexo entre este autor y sus espectadores.

Uno de los aspectos a los cuales constantemente hace alusión Woody Allen en sus películas es acerca de las religiones (judaísmo y en algunos casos el cristianismo) como también de la existencia de Dios. El hecho de que Allen pertenezca a la religión judía lo llevó a plantearse la pregunta de la existencia de Dios, principalmente, debido a lo sucesos del Holocausto. Por este motivo es que vemos referencias del desconocimiento de Dios en películas como The Purple Rose of Cairo cuando Cecilia le explica a Tom Baxter, producto de su ignorancia, quién es Dios.

Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntarPero Allen va más allá con su cinismo cuando en Everything You Always Wanted to Know About Sex But Were Afraid to Ask (1972), durante el último corto que compone toda la película, en el cual una serie de hombres operan dentro de un cuerpo humano masculino a punto de tener relaciones sexuales con su novia, explican que la razón por la cual el hombre no sentía lujuria por la mujer era porque su conciencia le indicaba que cometía pecado al tener relaciones sexuales fuera del matrimonio. El rol de la conciencia era representado nada más y nada menos que por un sacerdote a quien finalmente encierran en prisión para que el hombre pudiera sentir lujuria y procediera con el acto sexual.

En la misma película, Allen hace otras referencias en la que muestra su indiferencia por la religión: presentando parejas que acaban de tener relaciones sexuales en la Iglesia, en el Vaticano e inclusive mostrando a un rabino con fetiches sadomasoquistas y a la esposa de éste comiendo cerdo.

Tal como hemos señalado, otro de los temas a los que apuntan las películas de este director es sobre el amor, el sexo y la convivencia entre ambos. En la película antes mencionada, con sólo ver el título, tenemos una clara referencia. En la misma, a través de varios cortos, Allen hace alusión a temas como los afrodisíacos, la sodomía, el orgasmo, los travestidos, la zoofilia y el exhibicionismo de una manera vulgar, acudiendo a gags y a un humor más chabacano.

Annie HallEs en realidad con películas como Annie Hall (1977) en donde Woody Allen aborda el tema de la sexualidad de manera más profunda, a lo largo de toda la película, aunque siempre manteniendo el toque de humor, esta vez, de manera más intelectual. La película muestra escenas en que Alvy (interpretado por Woody Allen) muestra un interés sexual prematuro por las chicas desde su niñez, cuando durante un flashback conviven Alvy adulto y Alvy niño discutiendo con la maestra sobre el tema, haciendo mención de la "fase latente" a la que se refiere Freud en su teoría del desarrollo sexual. Durante toda la película, Allen hace un recorrido por los momentos más comunes que vive una pareja: la atracción, el afecto mutuo, las necesidades propias, las dudas, los sentimientos más profundos, la crisis y la ruptura.

Annie Hall es, tal vez, una de las películas más autorreferenciales de este autor, la cual expone sus traumas de la niñez tales como sus idas desde temprana edad al psicólogo, como también, las críticas que hace de su familia y su cultura. Por otro lado, nos plantea su obsesión por la muerte y el sentido de la vida en general cuando dice:

"Creo que estoy obsesionado con la muerte... Tengo un concepto muy pesimista de la vida. Para mí la vida oscila entre lo horrible y lo miserable. Lo horrible sería los enfermos incurables, los ciegos y los inválidos [...] y los miserables nos incluye al resto de nosotros" (3).

Luego de haber analizado las temáticas más recurrentes en las películas de Allen, podemos decir que para centrar las mismas en el uso de la palabra como significante estrella, Allen hace uso de personajes en primera persona, con lo cual se narra la historia desde un único punto de vista.

En Annie Hall, por ejemplo, la historia es relatada en su mayoría -por no decir en su totalidad- desde el punto de vista del personaje Alvy, en donde el director también utiliza el mensaje como configuración discursiva del punto de vista, que se detecta desde el inicio de la historia cuando en su primera escena Alvy habla directamente a la cámara reflexionando acerca de la vida al decir que está "llena de soledad, de tristeza, de sufrimiento y de infelicidad, y pasa todo tan deprisa" (4). Posteriormente, en la misma escena, Alvy hace referencia a su problema con las mujeres, con lo cual describe, desde el principio, la psicología del protagonista.

Manhattan

La espacialidad, al igual que la palabra, juega también un papel muy importante en las películas de Allen. El director elige la ciudad de Nueva York como escenografía principal de sus películas, convirtiéndola en el emblema que representa espacialmente su cinematografía, lo cual se puede comprobar con sólo ver el nombre de algunos de sus filmes: Manhattan (1979), Broadway Danny Rose (1984), Manhattan Murder Mystery (1993), por mencionar algunos. "In New Jersey anything can happen" (Cualquier cosa puede pasar en Nueva Jersey) (5), dijo el agente de Gil Shepherd en The Purple Rose of Cairo refiriéndose al escape del personaje Tom Baxter de la pantalla del cine. Esta frase es prueba de que la elección de Allen por esta "jungla de asfalto" donde convive la élite de la cultura americana junto con la comunidad judía tiene que ver con apegos personales a la ciudad a la cual elogia frente a la ciudad de Los Angeles.

En Annie Hall, en una de las escenas finales, Annie le recrimina a Alvy su obsesión por Nueva York, haciendo alusión a la preferencia que tiene el autor por esta ciudad en particular. Alvy deja claro, desde el inicio de la historia, el gran desprecio que siente por la ciudad de Los Ángeles cuando dice: "no quiero vivir en una ciudad cuya superioridad cultural es poder girar a la derecha con el semáforo en rojo" (6) o cuando expone las náuseas que siente cuando llega a Los Ángeles.

Everything You Always Wanted to Know About Sex But Were Afraid to Ask

Este rechazo a la ciudad de Los Ángeles tiene que ver con la crítica que el autor hace a los estudios de televisión, lo cual deja muy claro en Everything You Always Wanted to Know About Sex But Were Afraid to Ask cuando el mismo Allen, interpretando a un bufón, se hace una pregunta al estilo Shakespeare: "TV or not TV? That is the congestion" (TV o no TV? Ese es el enema) (7). También, en Annie Hall, durante la escena en que Annie, Alvy y su amigo viajan por primera vez a Los Ángeles, Annie está sorprendida por la limpieza que hay en la ciudad y Alvy le responde "Es que no tiran la basura. La reciclan en programas de TV" (8).

Lo cierto es que el motivo de su preferencia por la ciudad de Nueva York se puede resumir con una frase del personaje Lester en la película Crime & Misdemeanors (1989): "lo que hace de Nueva York una ciudad cómica es la cantidad de tensión, dolor, miseria y locura que alberga; y eso es el elemento fundamental de la comedia" (9). Simplemente, para Allen, la ciudad funciona como un escenario lo suficientemente verosímil para recrear sus historias, aportando no sólo el factor cómico, sino también, el factor tragedia.

Annie HallSi bien es cierto que hasta el momento hemos enumerado distintas características que delinean la autoría de Allen, lo metanarrativo de sus historias es tal vez uno de sus principales sellos como autor. Por metanarrativo nos referimos a aquel recurso discursivo en el que una historia está contada dentro de otra, que en los casos de las películas de Woody Allen, se aprecia a través de los monólogos auto-reflexivos y, en algunos casos, auto-críticos que hacen sus personajes durante el relato.

Como mencionamos en párrafos anteriores, un ejemplo claro de este recurso es el monólogo con que inicia Annie Hall, en la cual Alvy se dirige al espectador para hablar del mal momento que estaba pasando con Annie. De esta misma forma, en distintas escenas, Alvy interrumpe la linealidad de la narrativa para dirigirse al espectador, desarrollando una comunicación interactiva -emisor/receptor- haciendo que el espectador se considere activo durante la comunicación, ya que durante la misma el espectador se mantiene en una actividad cognitivo-interpretativa.

Por ejemplo: Annie y Alvy están en la cola del cine y éste último se siente irritado por los comentarios que hace un hombre detrás de él. Luego de discutir con Annie al respecto, Alvy da un paso al frente y le pregunta al espectador: "¿Qué hacer cuando estás atrapado en la cola del cine con un tipo como ése?". Seguidamente, el hombre también se acerca y dirigiéndose al espectador dice: "Un momento...¿Por qué no puedo dar mi opinión? Este es un país libre". Aunque evidentemente ambos personajes no van a obtener respuesta del espectador, éste se siente parte de esa conversación, captando las incertidumbres del personaje, haciéndose las mismas preguntas y buscando una respuesta personal, con lo que se crea un vínculo entre espectador y espectáculo.

Annie Hall

Referencias metanarrativas de este tipo se dan a lo largo de toda la película con las cuales Allen le da la oportunidad al espectador de tomar partido por uno u otro personaje. Inclusive, para acentuar esa interacción entre creador y espectador, Allen incluye distintas escenas en las que se dirige a varios transeúntes buscando las respuestas a sus problemas; previendo e interpretando desde el guión, las posibles respuestas que obtendría si el espectador en realidad tuviera la oportunidad de dárselas.

Podemos decir, entonces, que el significante cuerpo/objeto es también de gran importancia en los filmes de Allen, ya que las características psicológicas tan marcadas de sus personajes le otorgan elementos metacognitivos mediante un conjunto interiorizado de mecanismos intelectuales que le permiten recabar, producir y evaluar información, a la vez que hacen posible que dicha persona pueda conocer, controlar y autorregular su propio funcionamiento intelectual.

Al igual que en Annie Hall, ejemplos metanarrativos se encontraban también, aunque en menor medida, en películas como Everything You Always Wanted to Know About Sex But Were Afraid to Ask, cuando el personaje del bufón se dirige a cámara en complicidad con el espectador, para llevar a cabo sus travesuras sexuales.

The Purple Rose of Cairo

En 1985, con The Purple Rose of Cairo, Allen recrea la idea con la que venía fantaseando hace algunos años: la idea de que un personaje ficticio interrumpa la linealidad del relato -tal cual como había hecho Allen en sus películas anteriores- e interactúe con los espectadores, pero esta vez, obteniendo una respuesta de parte de ellos. Tal es el caso en esta película, en donde al igual que Cecilia, todos los espectadores pueden interactuar con los personajes en pantalla. Allen se vale de la ingenuidad del personaje Tom Baxter para plantear todo tipo de preguntas acerca de la vida en general, las cuales serían aclaradas al personaje a través de Cecilia.

A propósito de este filme, es preciso mencionar la intención de Allen de referirse al mito de las estrellas (Star System) que domina a los espectadores clásicos del cine hollywoodense. El personaje de Cecilia, una mujer completamente hipnotizada por el romance cinematográfico, es un claro ejemplo de esta referencia. Esto también se puede apreciar en la escena en que Tom Baxter va a una casa de citas y todas las mujeres se sienten conmovidas por la fidelidad y dulzura del personaje; típico héroe o role model que nos vende el cine hollywoodense.

A este punto creo que son claramente perceptibles las características del cine de autor de Allen. Aunque muchos teóricos nieguen el concepto de autoría en general, en Allen podemos ver una recurrencia en un gran número de sus obras con lo cual se hace reconocible su estilo. ´

Incluso cuando en sus películas más recientes, como Vicky Cristina Barcelona, se noten diferencias con respecto a las películas a las que nos hemos referido hasta ahora -la espacialidad deja de ser Nueva York, para trasladarse en este caso a Barcelona- Allen sigue experimentando con el amor, el sexo y el psicoanálisis; dentro de una hibridación de géneros, aunque ya sus discurso no sea metanarrativo.

Escribe Enrique Kirchman

The Purple Rose of Cairo

(1) GUBERN, Román: "Teoría del Melodrama" en Mensajes icónicos en la cultura de masas. Ed. Lumen, Barcelona. 1974, Pág. 276.

(2) Ibidem, pág. 284.

(3) Frase de Woody Allen interpretando el papel de Alvy Singer en Annie Hall (1977). Dirigida por Woody Allen.

(4) Idem.

(5) Frase del actor Michael Tucker interpretando el papel del agente de Gil Shepherd en The Purple Rose of Cairo (1985). Dirigida por Woody Allen.

(6) Annie Hall (1977). Op Cit.

(7) Frase del actor Woody Allen interpretando el papel de bufón en Everything you always wanted to know about sex but were afraid to ask (1972). Dirigida por Woody Allen.

(8) Annie Hall (1977). Op Cit.

(9) SVETLITZA, Hugo: Psicoanálisis y creación artística. Ed. Ricardo Vergara, Buenos Aires, Argentina. Mayo 1994. Pág. 20.

The purple rose of Cairo  Misterioso asesinato en Manhattan

Bibliografía

Libros

CANO, Pedro L.: De Aristóteles a Woody Allen. Ed. Gedisa, Barcelona. 1999. Págs. 143.

GUBERN, Román. "Teoría del Melodrama" en Mensajes icónicos en la cultura de masas. Ed. Lumen, Barcelona, 1974.

SVETLITZA, Hugo: Psicoanálisis y creación artística. Ed. Ricardo Vergara, Buenos Aires, Maryo 1994. Págs. 91.

Sitios de Internet

KAMINSKY, Stuart M.: American films genres. Library of Congress, 1985.

Aloha Criticón: Annie Hall (1977) de Woody Allen. Conde, Androtxo. Escrito en Mayo 2009. http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article2487.html (Consulta: 1 de mayo 2009)

Filmografía

Everything you always wanted to know about sex but were afraid to ask (1972). Adaptada y Dirigida por Woody Allen.

Annie Hal (1977). Escrita por Marshal Brickman y Woody Allen. Dirigida por Woody Allen.

The Purple Rose of Cairo (1985). Escrita y Dirigda por Woody Allen.

Annie Hall Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo...