II concierto MTV Winter Festival de Valencia

  04 Marzo 2009

Encadenados en el concierto de Valencia
Escribe Luis Tormo

Cara A

mtv-4.jpgEn 2004, Michael Winterbottom realizó uno de sus filmes más experimentales. 9 songs mostraba en la pantalla la relación de una pareja, mezclando escenas de sexo explícito y diferentes actuaciones de grupos de música del Reino Unido (incluyendo la aparición del compositor habitual de sus bandas sonoras, Michael Nyman).

Lógicamente, la música tenía mucho que ver en esa película y uno de esos grupos que actuaban en vivo era Franz Ferdinand. La banda empezaba con su primer disco a situarse en primera plana de la música independiente, el segundo disco los confirmó y el tercer trabajo es el que han presentado en Valencia. En tan sólo cinco años, el cuarteto escocés ha pasado de ser un grupo alternativo restringido a ciertos públicos al estadio siguiente, aquel en que el reconocimiento comienza a ser mayoritario.

De actuar en pequeños locales a ser capaces de comunicarse con cerca de 38.000 personas, según las cifras oficiales, que se congregaron en este fasto que la MTV organizó en nuestra ciudad. Y digo comunicar porque eso fue la experiencia que se vivió en la Ciudad de las Artes y las Ciencias el martes 24 de febrero de 2009.

mtv-1.jpg

El grupo ya había triunfado antes de salir al escenario, pero con los primeros compases se desató la euforia, por primera vez en toda la noche el sonido fue inmejorable. Come on home fue el tema inicial y la gente empezó lo que fue un prolongado baile de hora y cuarto bajo la atenta mirada de un Alex Kapranos que domina perfectamente el terreno que pisa, con una voz que sonó con todos los matices (a ratos Morrison, a ratos Bowie), fueron cayendo todos los temas que deben de sonar en esta clase de conciertos pues los de Glasgow, conscientes de que su tercer disco aún no está lo suficiente maduro para el público, se centraron en sus dos primeros trabajos.

Y con los ingredientes básicos de la historia del rock (cuatro músicos, dominio de escena y excelentes temas) Franz Ferdinand demostró que las etiquetas como “alternativo” o indie no signifiquen realmente nada pues simplemente son un buen grupo que suena lo suficientemente bien para divertir a su audiencia.

Parece que ante el fenómeno globalizado de la piratería, al final, se vuelve al directo como experiencia fundamental para ver lo que un grupo puede ser capaz de hacer. En apenas hora y cuarto, sin demasiados aditamentos (más allá de las pantallas gigantes a ambos lados del escenario) Franz Ferdinand realizó un concierto que terminó con los consabidos bises y esa canción imprescindible que es Jacqueline, la misma que sonaba en la película que hemos nombrado al principio.

mtv-2.jpg

Cara B

Este tipo de conciertos son más que un concierto. En realidad es un espectáculo de casi cuatro horas donde es tan importante lo que ocurre delante como detrás del escenario, importa el momento del directo pero importa y mucho la retrasmisión para millones de personas en fechas posteriores. Importa la música e importa todo el despliegue de famosos que acuden (famosetes en nuestro ámbito provinciano) pues luego son los que llenan más minutos en los diferentes medios.

gary_dourdan.jpgY es que la celebración del MTV Winter no deja de ser un gran anuncio publicitario, que encaja a la perfección dentro de la política de grandes eventos de la Comunitat Valenciana. Y la publicidad se paga. Es por ello que resulta curioso la calificación de concierto gratuito, gratuito la asistencia, porque esta noche (y su posterior pase televisivo) cuesta un millón de euros por año (este es el segundo año y quedan dos más).

Y desde luego, con estas cifras y el cambio en la coyuntura económica y social que se ha producido en apenas un año, es necesario realizar una reflexión seria sobre el alcance de esta clase de promoción, tanto de sus resultados como del significado ético que supone por parte de la administración pública del pago de estas cantidades a una marca privada, MTV, pues de lo contrario lo que se vende como un acto de posicionamiento de la ciudad de Valencia en los medios se acerca más a una política de “pan y circo” para desviar la atención de los verdaderos problemas.

mtv-3.jpg