Black Beach (3)

  26 Septiembre 2020

Todo tiene un límite

black-beach-0El cine español cada vez está más en alza, sobre todo desde que pudimos volver a las salas donde la mayoría de las cintas son de producción española y, ya que la mayoría de producciones importantes se están retrasando por los motivos que todos ya sabemos, pues España esta a la cabeza de la mayor parte de la cartelera actual.

Dicho esto, el 25 de septiembre llega a nuestras pantallas el thrillerBlack Beach, protagonizado por dos grandes de nuestro cine —Raúl Arévalo y Candela Peña—, donde viajaremos al continente africano para descubrir que «todo tiene un límite».

Carlos, un alto ejecutivo a punto de convertirse en socio de una gran empresa, recibe el encargo de mediar en el secuestro del ingeniero de una petrolera americana, en África. El incidente está poniendo en peligro la firma de un contrato millonario.

En este viaje deberá enfrentarse a las consecuencias de sus acciones del pasado, cuando fue cooperante en el país, y elegir entre sus intereses personales y profesionales.

La película trata varios temas que son importantes, aunque no son la idea fundamental: la participación de las Naciones Unidas en los conflictos en África, la tribu Zandé o la prisión de Black Beach, que da título a la cinta.

Lo primero es la actuación de las Naciones Unidas, un asunto que en la película es la excusa perfecta para operar en territorio africano, sacando a la luz la corrupción que hay en la organización, dado que en la actualidad este tipo de asuntos son enmascarados para que Naciones Unidas siga siendo un organismo que ayuda y coopera en países o territorios en guerra… y evitar que las dictaduras que existen hoy en día en muchos países, no derroquen gobiernos, secuestren extranjeros o provoquen guerras internas que consuman al país en la pobreza y miseria más absoluta.

En África, las Naciones Unidas tienen como objetivo fundamental el vínculo entre desarrollo y seguridad, ese vinculo dice que si no hay seguridad no hay desarrollo ni cooperación efectiva: deben ir de la mano porque sostienen a las Naciones Unidas en esos países. En el continente africano está el 80% de las misiones de paz, es decir, son misiones intergubernamentales para mantener la paz, no entre países, sino en el país en cuestión.

Además, y no menos importante, es el factor de género, es decir, lo que se llama el componente «Mujer, Paz y Seguridad». Está comprobado que la participación de una mujer en los procesos de negociación o procesos de mantenimiento de la paz da un punto mucho más eficaz porque «la mujer es un factor decisivo para el mantenimiento de la paz».

Las Naciones Unidas, desde 2010, han creado el Grupo de Sabios de la Unión Africana —con el objetivo de señalar a la atención pública algunos problemas pasados por alto—, quien ha estudiado formas de impulsar la participación de las mujeres y los jóvenes en la mesa de negociaciones sobre la paz y sensibilizar acerca de los efectos de la guerra y la violencia sexual contra las mujeres y los niños, mediante un documento titulado Mitigating Vulnerabilities of Women and Children in Armed Conflicts.

black-beach-2

El segundo y tercer temas son los Zande y la prisión Black Beach. Lo primero son los azande (gentilicio en plural, para el número singular existe la palabra zande), un pueblo del centro-norte de África.

Y, por último, tenemos la prisión de Black Beach que es una de las más notorias e importantes del continente africano, pero su reputación viene dada por la brutalidad sistemática y la negligencia en el trato a los reclusos. Según algunas fuentes, el tratamiento médico suele ser negado a los presos y las raciones de alimentos son escasas. También son comunes las torturas, las palizas y las violaciones, así como los juicios y ejecuciones sumarias, junto a los trabajos forzados.

Ya metiéndonos en el filme de lleno, es una potente historia que mezcla política, confianza, poder y demuestra hasta dónde podemos llegar para conseguir algo, y, como dice Raúl Arévalo en la película: «todo tiene un límite», porque siempre hay que intentar solucionar los problemas a través de la más estricta legalidad y saber en quién confiar.

Sin embargo, muchas veces tienes el dilema de nuestro protagonista: decidir entre lo que es correcto o destapar la verdad; nuestros protagonistas intentarán las dos cosas, aunque se les lleve la vida en ello.

black-beach-4

Antes de llegar a los cines, se presentó en el Festival de Málaga, donde tuvo un éxito rotundo, tanto de los espectadores como de la crítica que acudió al festival. La historia es un camino de redención y de los actos realizados en el pasado que todavía persiguen a nuestro protagonista, pero sin quererlo, se ve involucrado en un viaje no sólo profesional sino también emocional.

El director de la cinta es Esteban Crespo que dirige su segundo largometraje, tras Amar (2017), quien ha comentado: «A nivel sensorial, pretendemos que el espectador mastique el tenso ambiente que precede a los estallidos de violencia. Una atmósfera en donde todo parece apresado en una densa jungla de intereses económicos y personales, donde la vida de un ser humano no vale absolutamente nada».

Crespo ha creado una atmosfera perfecta, con dos tramas muy bien llevadas que consiguen enganchar al espectador con esa tensión característica de los grandes thrillers, pero también n emocionar y cautivar no solo con la historia, sino también con el camino que recorren nuestros protagonistas. Black Beach se adentra en un terreno donde no existe ni la bondad absoluta, ni la maldad total.

Hay que destacar también la fotografía que es realmente increíble y las escenas de acción, que son pocas, pero parecen sacadas de Hollywood o de cintas como Misión: Imposible, pero no, son de marca España, demostrando que aquí también sabemos hacer muy bien las cosas. Hay que felicitar a Esteban Crespo y a todo el equipo porque han realizado un peliculón potente, profundo y cautivador.

black-beach-3

A nivel interpretativo tenemos que destacar la variedad cultural de todos los miembros que participan en la película, pero sobre todo tenemos que fijarnos en Raúl Arévalo y Candela Peña, que son la luz en una trama llena de oscuridad, corrupción y violencia.

Empezando por Raúl Arévalo, que es el protagonista principal de la película, vemos que su evolución va de menos a más, a lo largo del metraje y que su impactante papel deja impresionado al espectador. Su transformación es realmente espectacular y consigue cambiar los ideales que tenía por descubrir la verdad al aceptar el encargo que le encomiendan realizar; podemos decir que es la mejor interpretación de Raúl Arévalo hasta la fecha, y mira que las ha tenido buenas.

Por otro lado, tenemos a Candela Peña que es la que ayuda al personaje interpretado por Raúl a conseguir su objetivo; al principio la vemos con un perfil bajo dentro de la trama, pero según van surgiendo las respuestas se va metiendo más de lleno, hasta llegar a ser cómplice de Raúl para que no lo capturen o le hagan algo peor.

En definitiva, Black Beach es un thriller político muy intenso que muestra el cambio de los ideales de una persona con tal de descubrir la verdad y destapar la corrupción en un lugar tan pulcro como las Naciones Unidas. Gracias a películas con esta calidad disfrutamos del cine y muchos cines estás sobreviviendo gracias al cine español que está copando las carteleras cada semana.

Escribe Santiago Ortiz Martín | Artículo publicado en Cine Nueva Tribuna 

 

black-beach-1