El magnífico Iván (2)

  13 Septiembre 2020

La historia del gorila que consiguió su ansiada libertad

el-magnifico-ivan-0Disney Plus sigue creciendo e introduciendo más contenido original, y uno de esos contenidos ha llegado a la plataforma en forma de una película como El magnífico Iván, la historia de un gorila de circo que a través de la pintura quiere demostrar al mundo su verdadero lugar.

Un gorila llamado Ivan trata de unir las piezas que conforman el puzle de su pasado con la ayuda de Stella, un elefante con el que urde un plan para huir de la cautividad.

Se trata de una adaptación del libro para niños de Katherine Applegate, sobre un gorila que pertenece a un circo de un centro comercial, pero llega un momento en que ese no es su sitio y quiere volver a sentir la libertad que antaño tuvo. Aparte de contar esta emotiva historia, tiene un mensaje claro sobre la libertad animal y el uso de animales en el circo, privándolos de su verdadero hábitat.

La película tiene un tono familiar, emotivo y profundo gracias a la relación que hay entre los humanos y los animales, la cual recuerda mucho a Dumbo, ya que tiene matices similares y el mensaje de libertad animal está bastante marcado, sobre todo desde mitad de película hasta el final.

Llevamos unos años donde los animales parlantes son protagonistas de películas, sobre todo los animales en acción real con películas de la factoría Disney, como Dumbo, El libro de la selva o El rey león, pero sobre todo funcionan porque conectas y empatizas con ellos desde el principio. Hay una frase que se repite varias veces en la película y es la siguiente: «Los humanos no son malos, pueden sorprenderte», pero son los animales los que sorprenden al espectador porque nos muestran su cariño, empatía y sentimientos que, a pesar de estar hechos por ordenador, son de lo más reales.

La adaptación del libro de Katherine Applegate es ajustada, porque a pesar de que el libro es para niños, la película es familiar y enseña valores como la libertad, la dignidad y el respeto a los animales.

La directora de esta cinta es Thea Sharrock que ha conseguido realizar una cinta vistosa, emotiva, que te llega a sacar alguna que otra lagrimita y divertida en ciertos momentos, pero, sobre todo, destaca por querer demostrar la verdadera esencia de los animales y un mensaje claro: los animales están más a gusto en su hábitat y no encerrados en una jaula para el divertimento de los humanos o para sacar beneficio.

Aunque esto último se contradice un poco al final de la cinta, en el libro de Applegate el final de Ivan es idéntico y se ha querido así para que la cinta sea más familiar y no tan reivindicativa como han querido que fuera… o eso no hacen parecer a los espectadores que la hemos visto o vayan a verla en la plataforma Disney en los próximos días.

Sharrock ha creado un vínculo con Dumbo y Mi gran amigo Joe por las similitudes que tienen ambas películas con la suya: de la primera han cogido los aspectos del circo y los animales, pero de la otra ha cogido la relación de un gorila espalda plateada con los humanos, además de la historia real de Ivan reflejada en algunos matices del libro de Applegate.

el-magnifico-ivan-2

Uno de los aspectos destacables a nivel técnico es el realismo que tienen los diferentes animales que aparecen en la cinta —un gorila, un conejo, un elefante, un perro o un gallo— que a pesar de estar hechos por ordenador son tan reales que da la sensación de poder acariciarlos desde la pantalla de la televisión.

A nivel interpretativo tenemos que destacar a Bryan Cranston, el dueño del circo donde él y los animales actúan, en el que vemos a un personaje que quiere salvar su negocio con nuevas ideas e incorporaciones, pero sobre todo es la relación que hay entre Cranston y el gorila Ivan, que traspasa la coraza de uno y otro al recordar los momentos que pasaron juntos a través de flashbacks.

Por otro lado, tenemos a la pequeña Julia (Ariana Greenblatt) que su intervención no es que sea demasiado destacada en cuanto a la trama, pero es la luz que hace ver a Ivan otras posibilidades, la que le muestra el camino de la libertad y cuál es su verdadero lugar, que lógicamente no es el circo.

Por último, destacar los animales a los que grandes nombres del celuloide ponen voz en su versión original, como Sam Rockwell como el gorila Iván; Angelina Jolie como Stella, la elefanta; Danny DeVito es Bob, el perro; Helen Mirren interpreta a Snickers, el caniche; Chaka Khan es Henrietta, la gallina; Mike White como Frankie la foca; Brooklyn Prince dobla a Ruby, el bebé elefante; Ron Funches a Murphy, el conejo; Phillipa Soo es Thelma, el loro

En definitiva, El magnífico Iván es una bonita historia para ver cómo los seres humanos tratamos a los animales, sino también cómo deberíamos tratarnos los unos a los otros. Además de un mensaje claro y conciso sobre la libertad de los animales.

Escribe Santiago Ortiz Martín | Artículo publicado en Cine Nueva Tribuna

 

el-magnifico-ivan-3