Artemis Fowl (2)

  19 Junio 2020

La nueva adaptación juvenil de Disney

artemis-fowl-0La pandemia del Covid-19 ha golpeado fuerte al mundo, no solo a la sociedad, la economía o los negocios, sino también a la industria cinematográfica: muchos rodajes se han parado, películas que han tenido que retrasar su fecha de estreno u otras que, ante la imposibilidad de estrenarse en la gran pantalla, han encontrado en las plataformas de streaming una vía de escape para mostrar al mundo sus proyectos, como es el caso de Artemis Fowl, que se ha estrenado a mediados de junio en Disney +

Basada en el bestseller de Eoin Colfer, Artemis Fowl cuenta la aventura de un genio de 12 años descendiente de una larga saga de maestros del crimen, que tendrá que encontrar a su padre tras haber desaparecido misteriosamente. Para pagar su rescate, Artemis debe infiltrarse en una antigua civilización subterránea, el avanzadísimo mundo de las hadas, y llevar al secuestrador el dispositivo mágico más poderoso y codiciado.

Para encontrar ese misterioso objeto, el astuto Artemis elaborará un plan peligroso... tan peligroso, que al final se ve inmerso en una arriesgada guerra con las hadas.

Como ha ocurrido con otras sagas juveniles como Harry Potter o Los juegos del hambre, ahora se une la saga de novelas creadas por Eoin Colfer: Artemis Fowl consta de 8 novelas y ya veremos si las veremos en la gran pantalla, lo cual dependerá del éxito que tenga en Disney +.

Un mundo de fantasía, criaturas mágicas y viajes en el tiempo son las píldoras de una película que flojea con un guion pobre y simple, además de unos personajes que van apareciendo en la trama sin explicar previamente quiénes son.

Hay que decir que la película tiene un estilo peculiar y que recuerda a otras de la factoría que pasaron sin pena ni gloria por nuestras mentes, como Tomorrowland o Un pliegue en el tiempo, que han conseguido convencer a jóvenes fans de las novelas gracias a la magia y aventuras de los protagonistas, pero en el caso de Artemis Fowl menos mal que son 90 minutos de metraje porque si dura más… sería un verdadero error porque se haría demasiado pesada.

Por alzar una lanza a favor de la película es que la banda sonora sostiene muy bien a la trama gracias a melodías clásicas del folclore irlandés, aderezadas por sintonías típicas de este estilo de películas y que ya hemos visto previamente.

Además, también tengo que destacar que es un entretenimiento adecuado y una aventura para los más fans de las novelas de Colfer, aunque sin haberlas leído, podría haber sido un verdadero espectáculo si hubiera seguido el curso de la primera novela de la saga.

La película peca de dar mucha información sin explicación en sus primeros minutos de metraje, haciendo que los espectadores estén un poco perdidos con tal saturación de información nada más empezar. Podía haberse evitado si explicas un poco el origen de la historia, y de los personajes, sobre todo para todos aquellos que no hemos leído las novelas.

El director de la cinta es Kenneth Branagh, que ya ha participado previamente en la compañía cuando en 2015 dirigió el live-action de La Cenicienta, llevando la historia original a otro nivel. Años más tarde llevó a la gran pantalla una de las historias más famosas e icónicas de Agatha Christie, Asesinato en el Orient Express, donde su experiencia en misterios le permitió crear una cinta muy interesante y un reparto de lujo. Ahora con Artemis Fowl vuelve a la acción real trasladando las aventuras del joven del papel a la gran pantalla.

Branagh consigue enganchar al espectador a la película gracias a su apartado visual, mostrando los diferentes mundos y criaturas que en la trama nos presenta, aunque el guion —a cargo de Connor McPherson y Hamish McColl— flojea bastante con una historia pobre que podría haber dado más juego, pero que se sostiene gracias a sus escenas de acción, que son pocas aunque bastante buenas, y a su ambientación pese a que la mayor parte de la trama se desarrolla  en la mansión Fowl y los secretos que en ella se esconden.

También hay que decir que si la cinta hubiera llegado a los cines podría haber dado más juego y a pesar de no haberme leído los libros, ahora, tras verla, nos entran más ganas de saber más sobre el genio del crimen de 12 años e inteligencia superior, Artemis Fowl.

artemis-fowl-3

A nivel interpretativo, decir que es un elenco de lo más variado y están bien en su cometido, pero podrían haber dado más juego porque son demasiado lineales y no consiguen encandilar al espectador, lo intenta, aunque sin éxito.

Empezando por el protagonista Ferdia Shaw (Artemis Fowl) es un joven que debuta en un gran largometraje y que quiere ser algo parecido a un Men In Black, pero lo único que consigue es pasar sin pena ni gloria por la trama queriendo ser alguien y solo pudiendo ser un niño de 12 años que quiere convertirse en un «genio del crimen», como él se describe, y recuperar a su padre desaparecido.

Luego tenemos a Nonso Anozie (Butler), el guardaespaldas de Artemis y que le protegerá de los peligros que están a punto de acecharle. La joven Lara McDonnell (Holly Short) un hada que, en misión especial a la superficie, se encuentra con el joven Artemis y su misión de rescate; aunque al principio es reacia a ayudarle por su código ético, lo deja atrás para embarcarse en una aventura mucho mayor.

Por último, tenemos al gran Josh Gad (Mulch Diggums) un enano que es demasiado grande para ser enano y demasiado pequeño para ser humano, también es la voz en off de la historia y nos introduce de lleno en esta aventura, por otro lado, es el personaje más divertido de los que aparecen con momentos bastante divertidos.

Tenemos que poner en un escalón aparte a Judi Dench (comandante Root), la jefa de las hadas, que quiere mantener a su raza a salvo y oculta al mundo de los humanos, porque como todos sabemos las hadas son criaturas mágicas y no existen. Una interpretación muy buena y en su estilo que impone bastante en pantalla.

En definitiva, Artemis Fowl es una película que podría haber sido un producto mejor si se hubiera basado en las novelas, y es un producto normalito que flojea por culpa de su guion simplón, aunque lo compensa gracias a su belleza visual y una banda sonora con sonidos del folclore irlandés. Interpretaciones demasiado lineales que podrían haber dado mucho más juego, pero se quedan en meros personajes que pasan por la trama sin pena ni gloria.

Escribe Santiago Ortiz Martín | Artículo publicado en Cine Nueva Tribuna

artemis-fowl-1