Clara y Claire (3)

  02 Abril 2020

Nuevas formas de amor cibernético, miedo a envejecer y thriller 

clara-claire-0Claire es una mujer en la cincuentena, profesora de literatura y divorciada. Tiene dos hijos, pero más que ejercer la maternidad Claire es una mujer frustrada que vive una vida gris y sin apenas soporte amoroso, salvo un joven que la consuela de cuando en vez.

Por circunstancias, Claire crea un perfil falso en Facebook haciéndose pasar por una atractiva mujer joven a la que ella llamará Claire. Conectará con un joven que acaba rendidamente enamorado de ella, pero Claire no puede desvelar su verdadera identidad pues es una mujer mayor para el chico. Mientras todo esto sucede, Clara asiste a sesiones de psicoterapia, de las cuales va saliendo el hilo conductor de la narración.

La cinta va contando la historia desde la perspectiva de las sesiones de Claire con su psiquiatra, una mujer sagaz que irá desgranando detalles de su vida que a ella pasan desapercibidos. La obra es una mezcla de reflexión sobre las nuevas maneras de comunicación a través de Internet y la telefonía móvil, maneras de vinculación anónimas, a lo que se une el temor de la protagonista a envejecer (gerascofobia), la necesidad de ser amada y los peligros que estos juegos de amor anónimo electrónico pueden acarrear.

El director galo Safy Nebbou hace un trabajo digno en este film, que no va dirigido a hacer taquilla o a contentar al gran público. Aunque en algunos momentos la película pueda resultar algo cargante.

Sin embargo, Nebbou construye una obra interesante, con elementos de inquietud, lo cual salva el metraje sobradamente. Además, cuenta con un buen guión de Nebbou junto a Julie Perry, inspirado en la novela de Camille Laurens, Celle que vous croyez (título original del film), que si bien parece dejar algunos hilos mal trenzados, en general apunta maneras con partes muy bien pensadas que tiñen de intriga la trama. Sin duda, a ello ha colaborado la participación de la autora de la novela en la confección del guión y de los diálogos.

Es sensacional la banda sonora de Ibrahim Maalouf, música experimental que utiliza incluso el sonido de la llegada de mensajes al móvil. La fotografía de Gilles Porte muy buena, sobre todo en las escenas nocturnas, que es cuando se hace más sugerente.

En el reparto, Juliette Binoche está inmensa; es una actriz en madurez que domina el arte de la interpretación y sintoniza con la cámara de manera magistral; confiere sentido y tiene la capacidad de comunicarse con el espectador en cada mínimo o gesto, en esos difíciles primerísimos planos, en cada una de las frases de los numerosos chats con su joven amante virtual, en general.

Nicole García está impecable como la doctora Bormans: es una actriz, directora y escritora, que desarrolla en esta cinta un trabajo muy importante, el segundo tras Binoche. El resto de actores y actrices están muy bien, como Charles Berling, François Civil (bien como como el seducido Alex), Guillaume Gouix (Ludo, joven amante inicial), Jules Houplain, Claude Perron y Marie-Ange Casta.

clara-claire-1

Este sexto largometraje del director francés Safy Nebbou es una sagaz mezcla de géneros que tiene su punto de arranque en un catfish, pues la protagonista finge ser otra persona en las redes sociales, alguien más joven y con otra cara para engañar y seducir al joven Alex.

La misma Binoche, bueno su personaje, se muestra dispuesta a reconocer en la trama, no sin melancolía, su edad no apta ya para amores de juventud o para ser requerida como mujer lozana y seductora. Pero con el transcurrir de la historia, la trama revela gradualmente algo diferente del mero romance cibernético. Tanto Claire como el joven Alex se enamoran perdidamente, pero sin haberse conocido en la vida real, lo cual tendrá consecuencias inopinadas.

Lo que sigue en los veinte minutos finales es una especie de thriller, con una porción de suspense importante, una mujer devastada por noticias falsas y fuerte tendencia autodestructiva, que será investigada, no por un detective o un policía, como suele ser el caso habitualmente, sino por la avezada doctora Bormans, la psicoterapeuta que está tratando a Clara.

Bormans es la única que, conociendo toda la historia, va a ir desvelando los entresijos y recovecos hasta conseguir salvar a la protagonista de un final agónico.

Escribe Enrique Fernández Lópiz

clara-claire-2