Thor: El mundo oscuro (3)

  09 Noviembre 2013

El dios del trueno, más poderoso que nunca 

thor-2-1Vivimos desde hace unos años inmersos en un séptimo arte plagado —conquistado, incluso— de cine de superhéroes. Es una tendencia en la que, como era de esperar, se enfrentan las dos grandes del cómic estadounidense: Marvel y DC. Apostando la segunda por películas más… personales, en cierta medida (como la saga de El caballero oscuro que dirigió Nolan), la primera se ha centrado siempre en un producto que, aunque ofreciera calidad, se caracterizara más por crear un mundo en que todas sus obras estaban interconectadas, al igual que sucedía en los cómics.

Así, comenzaron a desarrollar pronto el arco argumental que desembocaría en Los vengadores, y donde pudimos encontrar películas que iban desde lo excelente a lo simplemente aceptable, cuando no directamente malo. La primera cinta de Thor entraba de pleno en la categoría central de “aceptabilidad”, aunque estaba más cerca de lo malo que de lo bueno.

Sin embargo, el dios nórdico pareció redimirse en la cinta que le juntó con Iron Man, Capitán América o Hulk, y decidió continuar con esa tónica en esta segunda entrega de sus aventuras, donde Alan Taylor toma el relevo de Kenneth Branagh a los mandos de la dirección, para lograr un producto no sólo más pulido, sino también más cercano a los espectadores.

Y es que Thor: El mundo oscuro supera a su predecesora en todos los aspectos. La dirección es más acertada (con perdón de Branagh, que a pesar de su genialidad no fue capaz de lograr una cinta coherente y bien llevada), el guión está mejor trabajado, los personajes y actuaciones son mejores (por regla general) y el apartado visual (punto fuerte de la anterior) mantiene el nivel que tenía.

Hay fallos, y bastantes, claro está. Es una película mejor, pero dista mucho de ser perfecta. En el caso de la dirección, por ejemplo, nos topamos con una primera parte un tanto inconexa y extraña, en la que no sabes realmente qué está pasando (algo que quizás es culpa del guión, o quizás de ambas cosas), y que va cogiendo ritmo cuando ya llevamos varios minutos de película, hasta alcanzar ya un buen cariz poco antes de la media hora.

Muchas de las escenas, quizás para compensar otras realmente terribles (hay diálogos que parecen sacados de una telenovela de sobremesa), tienen una fuerza abrumadora. Concretamente, son tres las que quitan el aliento, y dejan clavado en la butaca: una batalla, una muerte y un entierro (no necesariamente por ese orden), que se pueden contar entre las cosas más espectaculares o emotivas que haya dado el género en los últimos años.

Y ese es, quizás, otro de los puntos donde se distancia bastante de su antecesora. Aunque mantiene ciertas notas de humor (un humor que, salvo ciertas ocasiones contadas, es más interesante y ágil, y muchísimo menos infantil, que en la primera), la película se vierte hacia el drama y la oscuridad, como su propio título indica, y eso se revierte en una mayor profundidad de la mayoría de los personajes.

Éstos, sin embargo, tampoco se libran de los errores. Natalie Portman sigue encarnando a Jane Foster en uno de los personajes más inaguantables de su carrera, lo cual es una pena, aunque pasa un tanto desapercibido dado que Darcy (la hoy muy querida Kat Dennings) y su becario son todavía peores. Tanto es así, que el único personaje salvable de los que pululan en las escenas de Midgard (la Tierra) es Erik Selvig (Stellan Skarsgård), y si hubieran eliminado la gran mayoría de estas secuencias la película habría ganado en calidad de forma considerable.

thor-2-2

Por su parte, Thor resulta un personaje, como decíamos, que salió reforzado de su paso por Los vengadores, y aquí logra sorprender todavía más (aunque Chris Hemsworth sigue encarnando a un dios un tanto plano, a pesar de su esfuerzo); Odín es el mismo papel que Anthony Hopkins lleva interpretando años, y Rene Russo es una Frigga bastante creíble aunque poco desarrollada.

El protagonista absoluto es, sin embargo, Loki; no ya por una excelente interpretación de Tom Hiddleston, sino por una construcción del personaje que ha ido mejorando a cada película, y que ahora mismo roza la perfección, manteniendo en vilo de forma constante a un espectador que se enfrenta a alguien totalmente imprevisible.

Y es quizás esa conjunción entre Thor y Loki, que tan bien funciona, uno de los puntos más fuertes de un guión basado en un abismal Deus ex machina. Bien es cierto que, a pesar de esa premisa tan criticable, a partir de ahí el trabajo está muy pulido, y apenas encontramos ligeros fallos en un desarrollo de la historia muy coherente, muy bien llevado y con una enorme dosis de acción, que se ayuda además de esa comedia para aligerar el tono del film y hacerlo más entretenido.

Llegando al final, nos topamos además con un clímax muy intenso, que cierra en un punto fabuloso. Una escena en mitad de los créditos (casi al comienzo) deja abierta la puerta para la siguiente película del universo Marvel, y otra escena, ésta ya al final de los títulos de crédito, crea una sensación de desazón con una puntilla a la historia innecesaria y desechable.

En cuanto al aspecto técnico, aún a pesar de que pueda no resultar tan espectacular como el de la cinta de Kenneth Branagh, la construcción de los Nueve Reinos es impecable, y quizás más acertada que en la primera entrega. La banda sonora, por otra parte, obra de Brian Tyler, es otro de los puntos fuertes de la cinta, con algunas piezas de una épica increíble.

En general, y aunque no resulta la mejor película de superhéroes de la factoría Marvel, sí que es una cinta bastante entretenida de ver, muy cuidada en la mayoría de sus aspectos, y supone una considerable mejora respecto de su predecesora. Sólo resta ver si los estudios continúan en esa línea que tanto bien puede hacerles.

Escribe Jorge Lázaro 

thor-2-3

Título Thor: El mundo oscuro
Título original Thor: The dark world
Director Alan Taylor
País y año Estados Unidos, 2013
Duración 113 minutos
Guión Christopher Yost, Christopher Markus y Stephen McFeely
Fotografía Kramer Morgenthau
Música Brian Tyler
Distribución The Walt Disney Company Spain
Intérpretes Chris Hemsworth (Thor), Natalie Portman (Jane Foster), Tom Hiddleston (Loki), Anthony Hopkins (Odin), Jaimie Alexander  (Sif), Idris Elba  (Heimdall), Stellan Skarsgård (Dr. Erik Selving), Rene Russo (Frigga), Christopher Eccleston (Malekith), Zachary Levi (Fandral), Adewale Akinnuoye-Agbaje (Algrim / Kurse), Kat Dennings (Darcy), Clive Russell (Tyr)
Fecha estreno 31/10/2013
Página web https://www.facebook.com/MarvelESP