Insidious (3)

  12 Junio 2011
Puedes correr pero no esconderte

insidious-0Los especializados en cine de terror James Wan y Leigh Whannell —Saw (2004)— aúnan fuerzas una vez más para dar forma a un filme aterrador que haciendo uso de los elementos más típicos de este cine —niños, almas demoníacas y oscuridad— consigue un espeluznante resultado, desmarcándose de proyectos similares mediante un argumento sorprendente y excelentemente entretejido.

La familia Lambert cree que su nueva casa está embrujada y escapan de allí para erradicar sus problemas pero nada más lejos de la realidad, el motivo de sus desgracias es otro bastante más lóbrego y temible del que no se podrán librar tan expeditamente.

Insidiuos se mete en tu cabeza y te agarra por dentro de tal modo que no consigues despegarte del asiento durante la totalidad de su metraje. En lugar de utilizar la sangre como medio para crear terror, ese manido truco queda casi eliminado en favor del miedo psicológico, instaurado mediante el uso de imágenes horripilantes, de escenas que dejan entrever, nunca enseñando demasiado, dejando lugar a la tan importante imaginación.

Director y guionista son conscientes de lo importante de la autosugestión y conceden al espectador la oportunidad de dotar a las imágenes de un significado propio. Apelan a unos miedos que pueden aparecer en cualquier individuo, a elementos que no son ajenos ni a mayores ni a impúberes dado que todo el mundo sueña y, ocasionalmente, tiene pesadillas.

Hacia la mitad de la cinta, nuevos y en absoluto arquetípicos personajes son introducidos, estos suponen un impulso que logra que no se pierda el ritmo. Entre ellos sobresale el interpretado Barbara Hershey —Cisne Negro—, actriz que siempre cumple con lo que de ella se exige y que mereciera un mayor reconocimiento. El papel de Hershey es breve pero se antoja indispensable tanto por la aportación de la intérprete como por las revelaciones que hace su personaje.

Este filme supone toda una lección para aquellos que contando con exorbitantes presupuestos y todo el apoyo de distribuidoras y productores paren proyectos infértiles e infructuosos que adolecen de falta de originalidad y se caracterizan por sus nimios guiones. Mientras Wan y Whannell, haciendo uso de los parvos recursos a su alcance, desarrollan una cinta repleta de ideas muy bien cimentadas, el hecho de eliminar todas las escapatorias posibles que poseen los personajes denota una gran inteligencia por su parte dado que en este género nos encontramos con que en muchas ocasiones la solución está delante de los mismos provocando graves agujeros en el guión y desencadenando la pérdida de tensión necesaria en películas de esta índole.

insidious-1

No sucede así en Insidious, aquí están atrapados, creando una sensación de asfixia poco común, no hay una salida fácil y clara, sino que los personajes han de enfrentarse a sus miedos.

Existe una contraposición derivada de este enfrentamiento, observamos cómo un padre y su hijo hacen frente juntos a sus peores pesadillas con resultados dispares.

Es al final cuando Insidious pierde fuelle, debido a la utilización de recursos más físicos y terrenales que oníricos. No obstante, en estos últimos instantes se produce una sorpresa que deja con buen sabor de boca y culmina las altas expectativas generadas al comienzo.

Si la conclusión de la cinta tuviera más de intangible estaríamos, sin duda, ante la película de terror del año.

Escribe Sonia Molina

  Título  Insidious
  Título original  Insidious
  Director  James Wan
  País y año  Estados Unidos, 2010
  Duración  111 minutos
  Guión  Leigh Whannell
  Fotografía  David M. Brewer y John R. Leonetti
 Montaje  James Wan
  Distribución  Aurum
  Intérpretes  Patrick Wilson, Rose Byrne, Barbara Hershey, Angus Sampson, Ty Simpkins, Andrew Astor
  Fecha estreno  10/06/2011
  Página web  http://www.insidious-movie.com/