Confinados con el cine

  01 Abril 2020

Situación de encierro

el-resplandor-0La gran crisis sanitaria y social provocada por la pandemia del coronavirus nos ha situado ante un escenario sin precedentes en nuestra historia contemporánea. La amenaza cierta de contagio ha llevado a los gobiernos de todo el mundo a tomar medidas excepcionales, restringiendo algunas libertades individuales fundamentales, algo desconocido en tiempos de paz.

Más de un tercio de la humanidad está confinado. Este término el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, lo vincula con el adjetivo condena.

La situación de encierro ha sido un tema tratado con frecuencia por el cine desde la época muda hasta nuestros días. La ficción nos permite compartir miedos, inseguridades y problemas, y de esa manera nos ayuda a conocernos mejor. Ese abordaje el cine lo ha hecho desde distintos géneros.

Si tomamos la decisión (arbitraria) de no considerar en esta ocasión las películas de temática carcelaria, en las que el confinamiento obligado está ligado al cumplimiento de penas por delitos, podemos elegir obras en las que los personajes quedan confinados por distintos motivos (accidentes, viajes, trabajo, guerras, fenómenos naturales, etc.).

A continuación, vamos a recuperar algunas de estas películas que sin duda merecen una reposición, en un periodo en el que posiblemente podamos dedicar más tiempo para disfrutarlas.

La ventana indiscreta (1954)

Este clásico de Alfred Hitchcock nos muestra el encierro de un reportero fotográfico, L. B. Jeff Jefferies (James Stewart) que se ve obligado a permanecer en reposo con una pierna escayolada.

A pesar de la compañía de su novia (Grace Kelly) y de su enfermera (Thelma Ritter), pasa la mayor parte del tiempo observando desde la ventana de su apartamento con unos prismáticos lo que hacen los inquilinos en las viviendas de enfrente.

Debido a una serie de circunstancias empieza a sospechar de un vecino cuya mujer ha desaparecido, pensando que puede tratarse de un asesinato.

Una obra maestra del cine que maneja la intriga de manera que atrapa nuestro interés, a partir de una situación tan cotidiana como es la de espiar a nuestros vecinos.

la-ventana-indiscreta

El resplandor (1980)

Basada en la novela homónima de Stephen King, narra la historia de una familia que se muda por trabajo a un lejano hotel totalmente vacío por varios meses.

Ante esta situación, Jack (Jack Nicholson), Wendy (Shelley Duvall) y el pequeño Danny (Danny Lloyd) empiezan a sufrir las consecuencias del aislamiento y la soledad.

El gerente del hotel Overlook antes de dejarlos les advierte de que es un trabajo que les puede acarrear problemas, como así acaba ocurriendo.

La película contiene algunas de las escenas más escalofriantes de la historia del cine.

Misery (1990)

También Stephen King escribió Misery, un relato sobre el escritor Paul Sheldon (James Caan) que tras sufrir un accidente de carretera es confinado contra su voluntad en una remota cabaña, al cuidado de una enfermera perturbada.

El escritor ha publicado una serie de historias románticas de gran éxito comercial, cuya protagonista es una mujer llamada Misery. Decidido a acabar con esta situación, mata al personaje y se refugia en las montañas de Colorado para escribir una novela con más pretensiones literarias.

Al regresar pierde el control de su coche y sufre un grave accidente. Annie Wilkes (Kathy Bates), gran admiradora suya, lo rescata, se lo lleva a su casa y lo cuida.

Obsesionada con el personaje de Misery, retiene contra su voluntad a Sheldon para obligarle a escribir una nueva historia en la que resucite al personaje.

misery

Cuando sopla el viento (1986)

Es una sensible historia, obra del director norteamericano de origen japonés Jimmy Murakami.

Hilda y James son una pareja de ancianos que viven en una cabaña alejada en Sussex, Inglaterra, cuando estalla una guerra nuclear.

Adaptando la novela gráfica de Raymond Briggs, con música de Roger Waters y canción original de David Bowie, este largometraje de animación afronta el miedo ante una guerra nuclear.

Con desasosiego y ternura, estos jubilados aislados manejan la información que les aporta la radio, pensando que si sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial podrán hacerlo de nuevo.

Cuando sopla el viento (el viento nuclear) nos habla de los peligros de estar desinformados y de no considerar las advertencias, pero también de la dulzura y la calidez de una pareja que se protege mutuamente.

Náufrago (2000)

En esta película de Robert Zemeckis, protagonizada por Tom Hanks, se nos cuenta la peripecia vital de Chuck Noland, un empleado de Fed-Ex obsesionado con el tiempo y la puntualidad, que al sufrir un accidente de avión llega a un islote del Pacífico como único superviviente.

Allí debe aprender a sobrevivir durante varios años en una naturaleza hostil. Chuck aprenderá a ver la vida con otros ojos mientras descubre qué significa realmente vivir en soledad.

El protagonista va cambiando el orden de sus valores, y reconociendo lo que es realmente importante, lo que nos sustenta.

marte

Marte (The Martian, 2015)

Dirigida por Ridley Scott, la película plantea el tema del aislamiento y la soledad en un contexto espacial.

Durante una misión tripulada a Marte, el astronauta Mark Watney (Matt Damon) es dado por muerto tras una terrible tormenta y abandonado por la tripulación, que pone rumbo de vuelta a la Tierra.

Pero Watney ha sobrevivido y se encuentra atrapado y solo en el hostil planeta rojo.

Con suministros escasos, deberá recurrir a su ingenio y a su instinto de supervivencia para encontrar soluciones y la manera de comunicarse con la Tierra.

La trinchera infinita (2019)

La película de Aitor Arregi, José María Goenaga y Jon Garaño narra de manera brillante la historia de Higinio, que durante 33 años estuvo encerrado en habitaciones secretas de su propio hogar, tratando de no ser descubierto y ejecutado en la posguerra española.

Tres décadas de sufrimiento, miedo y angustia. El acercamiento a la realidad de los «topos», personas escondidas por miedo a represalias políticas que hace el filme está llena de sensibilidad y matices.

La interpretación de Antonio de la Torre y Belén Cuesta (ganadora del Goya a la mejor protagonista femenina) resulta conmovedora y proyecta a los espectadores la incertidumbre, el miedo y la injusticia de una persecución criminal por parte de los ganadores de la guerra civil.

En estas películas elegidas subjetivamente desde un criterio personal, encontramos diferentes historias que desde la ficción nos acercan a lo que supone padecer el confinamiento en diferentes circunstancias.

Compartimos con sus protagonistas situaciones, vicisitudes, angustias y miedos, afrontando problemas físicos y psicológicos que están vinculados a la pérdida de libertad individual.

Situación que desafortunadamente ahora vivimos no en la ficción sino en primera persona. Ojalá que termine pronto.

Escribe Juan de Pablos Pons

la-trinchera-infinita


Más artículos...