El cine negro americano (de Robert Porfirio, Alain Silver y James Ursini)

  22 Diciembre 2020

La verdad, toda la verdad y ¿nada más que la verdad?

el-cine-negro-americano-0«Verá, es fácil conseguir una escena de sexo cuando dos personas se abalanzan una sobre la otra con la boca abierta, una mano en el pecho de ella y la otra mano en su trasero; eso es hacer cine fácil. Como lo es también hacer que un personaje diga: “Que te jodan, Charlie”. Eso es sencillo. Más difícil resulta causar impacto con limitaciones».

Dore Schary

Aprovechando que este número tenía un futuro muy negro (*), hemos abandonado nuestras habituales secciones favoritas de las librerías (los cómics y las secciones para adultos) sólo para descubrir que hay otros mundos y... efectivamente, están en ellos.

Hay mucha bibliografía sobre cine negro. Gran parte de ella la hemos dejado directamente fuera por tratarse de títulos del tipo «los mejores cien...» y conste que no tenemos nada contra ese tipo de recopilaciones, pero decir así, directamente, que son los mejores, la verdad, nos quita las ganas de saber cuáles son... ¿y si no coincidimos en ninguno?

Por eso nos han atraído algo más los tres títulos de los que hablamos en este número: El cine negro americano, Luces y sombras del cine negro y El cine negro de la RKO. Cada uno responde a un modelo de libro y, además, son complementarios, por cuanto hablan de temas paralelos para interrelacionados con Retorno al pasado. Pero no adelantemos acontecimientos, vayamos con el primero de ellos.

Robert Porfirio tuvo a bien, allá por la década de los setenta, dedicar su tesis doctoral al film noir, o cine negro que diríamos por estos lares. Fruto de ese interés fue una larga serie de entrevistas con todo tipo de personalidades vinculadas a este género (o lo que sea), que fueron publicadas en dos volúmenes antológicos bajo el original título de Film Noir Reader 1 y Film Noir Reader 2.

Como había quedado material pendiente de editar y, además, algunos jóvenes críticos también querían echarle una mano al bueno de Porfirio, hete aquí que se han juntado todos para editar un nuevo volumen que, en el original, cuenta con el muy novedoso título Film Noir Reader 3, aunque, eso sí, lleva el aclaratorio subtítulo Interviews with Filmmakers of the Classic Noir Period. En España no tuvimos la suerte de ver traducidos los dos primeros volúmenes, pero este tercero ha aparecido con el esclarecedor subtítulo Los secretos de los cineastas del periodo clásico.

Agradecimientos e introducciones aparte, el libro aparece dividido en tres partes.

En la primera, son entrevistados directores como André de Toth, Edward Dmytryk, Samuel Fuller, Fritz Lang, Joseph H. Lewis, Otto Preminger, Billy Wilder y el recientemente fallecido Robert Wise.

De todos ellos, el más significativo en sus comentarios es Preminger, que en todo momento se niega a ser etiquetado y considera –por activa y por pasiva– que hablar de un grupo heterogéneo es una solemne estupidez. Es la parte más amplia del libro, con muchas declaraciones de todos los entrevistados.

el-cine-negro-americano-preminger

La segunda parte está dedicada a otros profesionales del ramo, incluyendo guionistas (Daniel Mainwaring), fotógrafos (el chino James Wong Howe y John F. Seitz), músicos (Miklós Rózsa), productores (Dore Schary) e intérpretes (Lizabeth Scott y Claire Trevor).

De todos ellos, las palabras de Rózsa son, para este cronista, las que más luz aportan sobre la evolución del género... naturalmente en el apartado sonoro, que es el idioma en el que el húngaro habla.

Finalmente, la tercera parte incluye una serie de comentarios de Curtis Bernhardt, Budd Boetticher y Daniel Fuchs. No son exactamente entrevistas, sino que las declaraciones pueden venir tanto de una conversación telefónica como de comentarios dispersos aquí y allá.

Es la parte más breve del libro, apenas unas páginas para cada uno.

Como recopilación de declaraciones –a veces contradictorias– el libro es atractivo. Como fórmula para dar una idea global de lo que fue el cine negro, eso ya es otro cantar. La verdad es que la memoria de estos ilustres cineastas no siempre está tan ágil como podamos suponer y, cuando lo está, a veces prefieren jugar al ratón y al gato con el entrevistador (algo a lo que era muy aficionado Billy Wilder, por citar uno de los protagonistas de libro).

Queda, eso sí, una notable documentación gráfica, con fotos bien reproducidas y algunas frases impagables.

Como botón de muestra una última afirmación de Dore Schary que fue, durante años, el jefe de producción de la RKO, precisamente en la época en que el cine social y el cine negro iban de la mano: «De modo que adquirí dos sentimientos con respecto a esas películas de bajo presupuesto. En primer lugar, llegué a detestar el sistema. En segundo, tuve la sensación de que era en el marco de las unidades B donde se podía experimentar».

Escribe Mr. Kaplan

El cine negro americano | Robert Porfirio, Alain Silver y James Ursini | Editorial Laertes | Barcelona, 2005 | ISBN: 84-7584-546-0

(*) Artículo publicado previamente en el nº 49 de Encadenados, en el monográfico dedicado a Retorno al pasado.

el-cine-negro-americano-wilder

 


Más artículos...