II Festival de cine para la integración

  11 Mayo 2008

Misterios programáticos
Escribe Mister Arkadin

cartel_integracion.jpgEl último fin de semana de abril de 2008 se celebró en la ciudad de Valencia un (según se denominaba) festival de cine dedicado al tema de la integración (1). En su segunda “salida”, el subtema canalizador de tal muestra era el de la mujer. Una interesante y necesaria revisión a través del cine de dos temas tan unidos como integración y mujer. Aunque las palabras, al final como ya se sabe, son llevadas por el viento y el slogan de llamada sirve más que nada como bonita forma de vender.

Existen actualmente muchos festivales y festivalillos enfrascados en cruentas batallas pregonadas con banderas temáticas lanzadas a los cuatro puntos cardinales, sin tener en cuenta que cuando el viento silba fuerte lo normal es que lo haga en un único sentido.

El tema de la mujer en el cine supone, entre ciertos públicos, una cierta rentabilidad (y publicidad). Sus asistentes o defensores, espectadores y espectadoras junto a medios aparentemente concienciados, están dispuestos a mantener alta la bandera del feminismo más o menos coherente. Que eso es así se puede comprobar fácilmente: a finales de mayo en Madrid se celebrará el Festival Imagine India (2) y también estará dedicado a la mujer.

El festival de Madrid centrado en el cine indio y asiático parece plantear rasgos originales, aunque curiosamente, un mes antes, Barcelona acababa de celebrar su festival de cine asiático (3).

aguaconsal.jpg¿Y qué ha dado de si el II Festival de Integración valenciano? No demasiada cosa. La programación parece propia de un cineclub o de una empresa de exhibición que buscaba un pequeño rendimiento con la proyección de títulos conocidos y, en algunos casos, con bastantes años ya de rodaje por esos campos cinematográficos. 

Hoy hasta localidades parecen rivalidad por organizar eventos cinematográficos semanales con abundancia de proyecciones.  No está mal el invento si eso sirviera para dinamizar más el cine, hacer que acudieran más espectadores a las salas. Pero la realidad es muy otra: sólo los organizadores y un grupo de amigos y amigas de estos saraos se enteran de la existencia del festival.

No abundan hoy las buenas películas o los grandes realizadores como para que nuevos certámenes crezcan como hongos, tanto en España como en otros países, al tiempo que son capaces de orientar una novedosa programación formada por películas no estrenadas o que no hayan pasado por otros certámenes semejantes. Vana esperanza.

El Festival sobre la Integración de Valencia (en su segunda edición) se ha desarrollado en unas pocas salas de un complejo cinematográfico y en el salón de proyecciones de un instituto extranjero. Nada que objetar en este aspecto, como tampoco sobre la reconocida validez de las personas que han montado el Festival.

Pero las películas...

14-kilometros.jpgComo en todo festival, los filmes se agruparon en varias secciones: oficial, informativa, especial, documental...tanto en cortos como el largometrajes.

En la sección oficial se alteraron películas actualmente en cartel, como Bal Aziz, por otras de exhibición muy cercana. Era el caso de Qué tan lejos, Riparo, 14 Kilometros, Provoked, XXY o En un mundo libre. También se proyectaron filmes más lejanos pero igualmente conocidos como Agua con sal y Off-side. Más interés tuvieron otros títulos, bien por haberse estrenado casi de tapadillo o no haber accedido a circuitos comerciales. Era el caso de El largo viaje, Agua con sal o La hamaca paraguaya, uno de los mejores filmes proyectados en esta muestra.

El premio de la sección oficial fue para la película de Pedro Pérez-Rosado, Agua con sal, producida en 2005. Una película simple, pero que une los intereses del certamen. Habla de marginación y de mujeres. Cuenta la historia de dos mujeres que se verán obligadas a trabajar como emigrantes ilegales.

Si la sección oficial ofrecía pocas novedades era de esperar que las restantes secciones, con mayor razón, siguieran la misma tónica. Así fue.

tierra.jpgEn la sección informativa se ofrecieron Maleinusa, Suite Habana, Viva Cuba, Mi mejor enemigo, 4 minutos y hasta la superconocida Flores de otro mundo, película que incluso se ha pasado por televisión.

Por su parte, la sección especial ofreció una película ucraniana de 1991, junto a Camino de San Diego o La soledad, el buen filme de Rosales, cuya presencia se debía al doble enunciado del festival.

Hubo también una muestra infantil donde se proyectaron Tierra o Nómadas del viento, títulos igualmente muy conocidos.

En la sección de documentales destacaba por su interés, más a priori que real, All the invisible children, un filme colectivo realizado en 2005 entre otros por Ridley Scott, John Woo, Kusturica, Spike Lee... Siete historias sobre niños marginados, aunque no alcanza el rigor que era de esperar a la vista de los directores escogidos. La mejor de las siete partes es, sin duda, la filmada por Spike Lee.

alltheinvisiblechildren.jpgEntre los cortos volvió a brillar una vez más la excelente Salvador, historia de un milagro cotidiano, del director valenciano Abdelatif Hwaidar, que hace unos meses ganó justamente el Goya al mejor cortometraje. También en la misma categoría obtuvo el Premio Tirant. Una pequeña e interesante reflexión alrededor del atentado en Atocha del 11-M.

El próximo año, si se sigue celebrando, deberá tenerse muy en cuenta cuáles son los objetivos que desean cubrirse. Ser optimistas para llevarlos a cabo, pero desde la misma realidad. Y, sin problema alguno, ser capaz de llamar a las cosas por su nombre y no querer asignar nombres que o bien exageran como forma (creemos que innecesaria) de reclamo o bien terminan por despistar (o marear) a los posibles espectadores.

¿Hay algún problema para considerar que una selección de películas como ésta es una simple muestra o una buena disculpa para analizar unos determinados temas? Y algo más: ¿por qué se tienen que proyectar algunas películas en DVD?

Llamemos a las cosas por su nombre. Y esto, tal como se plantea actualmente, no es un Festival de Cine. Es otra cosa. Lo importante es que “esa cosa” tenga su identidad.

*****

(1) www.festivalintegracion.com
(2) www.imagineindia.net
(3) http://www.baff-bcn.org/

rueda_prensa.jpg