IX Festival de cine y televisión de Islantilla (2): crónica

  02 Junio 2008

Balance de un certamen rediseñado
Escribe María Sánchez González
Fotografías José Luis Pérez Sánchez
(Islantilla, Huelva: 01/06/2008)

0-logo.jpgLa novena edición del Festival de Cine y Televisión de Islantilla, especializada, por primera vez, en la ficción televisiva como mercado audiovisual emergente, concluyó el pasado 31 de mayo tras una semana en la cual, a diferencia de otros certámenes centrados en ficción cinematográfica, una docena de tv-movies y más de veinte teleseries han dado el salto de la pequeña pantalla para convertirse en protagonistas de esta nueva forma de ver tele que, a medio caballo entre Isla Cristina y Lepe, supone al tiempo un importante reclamo turístico para la zona.

Mayor proyección pública

1-alfombra.jpgAunque no puede hablarse, como en la etapa en la que, hasta el momento, había estado dedicado al Cine Inédito, de evento masivo, lo cierto es que la participación de público en esta edición del Festival –en total, cerca de 6.000 personas, la mayoría como espectadores– ha experimentado un notable aumento frente a años anteriores.

En parte porque, en su rediseño, ha decidido trasladarse a la calle y acercar sus proyecciones a los Teatros Horacio Noguera, de Isla Cristina, y Alcalde Juan Manuel Santana, de Lepe. Pero, fundamentalmente por el interés que han suscitado entre medios y, sobre todo, público, algunos de los homenajeados en el mismo.

2-varela.jpgEntre ellos, el actor Miguel Ángel Silvestre, galardonado durante el primer fin de semana como mejor actor revelación por su papel de “El Duque” en la serie Sin tetas no hay paraíso, quien ha vuelto, como hiciera recientemente en Málaga (1) a causar un enorme revuelo, o el veterano Luis Varela, conocido por los más jóvenes por su papel de jefe en la serie Camera Café, y quien protagonizó, de la mano de Ana Ruiz, Guillermo Toledo y Manuel Tejada, una de las más emotivas galas del certamen, en la noche del viernes 30 de mayo.

Carmen Machi fue, asimismo, premiada con el Camaleón de Oro por su trayectoria profesional, especialmente por su papel de Aída, a quien dijo deber dicho reconocimiento. Un reconocimiento 3-machi.jpgque tuvo lugar en la Gala de Clausura del certamen, celebrada en el teatro municipal de Lepe el viernes 31 de mayo y conducida por los actores Mapi Galán y Armando del Río.

Arropada por compañeros de reparto, como Mariano Peña, David Castillo, Pepa Rus o Melanie Olivares –quien robó el protagonismo a las autoridades políticas locales en la entrega del galardón y ofreció, junto a Machi, uno de los escasos momentos divertidos de la noche–, la actriz se refirió al modo en que dicho galardón, que dedicó a mujeres madrugadoras y trabajadoras como Aída a quienes la vida no trata demasiado bien, denota la importancia de la televisión como “terapia” de evasión y entretenimiento.

Palmarés: presentes y desaparecidos

El mayor espacio de la Gala de Clausura fue, no obstante, para la entrega de premios de la Sección Oficial del certamen concedidos por un jurado compuesto por Paco Lobatón, Antonio Parra, Susana Alosete y Cristina Peña, a partir de las candidaturas recibidas, en el caso de series de televisión y de TV Movies, y considerando, para el caso de los actores y actrices, “las dotes camaleónicas de quienes han tenido que afrontar registros interpretativos distintos o radicalmente opuestos”, en la línea del símbolo de identidad del festival y de los propios galardones.

5-cuestsexo.jpgEl más aplaudido fue el de Cuestión de sexo, producida por Sogecable y Notro Films y emitida en Cuatro, como mejor serie televisiva. Para el Jurado, quien también destacó la labor interpretativa de Guillermo Toledo y Pilar Castro, esta producción “afronta en clave de comedia la delicada y controvertida cuestión de las relaciones sexuales, de su impacto en la vida de las parejas y en las relaciones padres-hijos, y lo hace con planteamientos superadores de viejos tabúes, algunos todavía arraigados en nuestra sociedad”, y cuyo galardón fue recogido por los productores ejecutivos de la misma.

El barcelonés Enric Folch, guionista y director de Presumptes implicats, telefilme en tono de comedia juvenil sobre perdedores en el fútbol y en la vida, del cual el jurado destacó “una muy notable calidad de rodaje, la originalidad del argumento y del juego de tramas con que se desarrolla, así como el alto nivel interpretativo del nutrido grupo de actores y actrices que le dan vida y en especial a sus principales”, hizo lo propio con el Camaleón de Mejor TV Movie Española.

6-folch.jpgRodada en catalán, producida por Zip Films y Dacsa Produccions para TV3 y Canal 9 y protagonizada por los actores Xavi Mira, Pau Durà, Jordi Sánchez, William Miller, Mireia Aixalà y Leticia Dolera, narra cómo cinco amigos que se reúnen tras el trabajo para jugar al fútbol sienten tanta envidia hacia el capitán del equipo rival, por tener una vida perfecta, que le hacen perder su pareja, su trabajo y su coche y refleja, según su Folch, el modo en que “la inmadurez masculina” les impedirá reconocer que se han equivocado y preferirán “arreglarle la vida a su enemigo sin que se dé cuenta”.

Otros premiados no pudieron agradecer personalmente al jurado y al certamen su decisión.

Así, Luis Merlo, mejor actor por su “capacidad para acceder a un registro dramático tan marcado y complejo, después de su trabajo actoral de los últimos años en una clave interpretativa de comedia” en El internado, serie producida por Globomedia para Antena 3 y una de las de mayor envergadura del audiovisual español.

O Luisa Martín, mejor actriz por haber dotado “de credibilidad y fuerza al personaje de Lola, una madre desolada ante el drama de la desaparición de su hija” en la serie Desaparecida, producida por Grupo Ganga para Televisión Española, cuya ausencia denota, según expresó ella misma a través de un escrito, que el trabajo en televisión no siempre deja disfrutar de los resultados del mismo.

7-clausura.jpg

La cadena pública recibió, por su parte, el Premio Andalucía Film Commission “por su contribución a la difusión de Andalucía a través del cine y la televisión”. El encargado de recoger este nuevo galardón, otorgado no por el jurado sino por esta entidad sin ánimo de lucro que desde este año y en lo sucesivo se encargará de la dirección y gestión del Festival de Islantilla, fue Antonio Parra, estrechamente vinculado a la misma (actualmente dirigiendo el informativo cultural Miradas 2) y quien, con sus palabras de “larga vida a la series de televisión”, pareció pronosticar un positivo futuro para éste en su nueva andadura.

A modo de ensayo

8-lectura.jpgUna nueva andadura en la que el Festival de Islantilla se ha propuesto convertirse, según Carlos Rosado, presidente de Andalucía Film Commission, no sólo en plataforma de exhibición de productos televisivos actuales, sino en foro de negocio y referente de expansión del mercado audiovisual español emergente.

La inclusión de actividades profesionales ha supuesto, sin duda, un primer paso importante dentro de este rediseño de contenidos y estructura. Entre ellas, la presentación de proyectos de grandes productoras como Globomedia –también homenejada esta edición con el Camaleón de Honor–, a cargo de su Director Creativo de Ficción, Daniel Écija, quien anunció que prepara una serie para La 1 basada en un héroe del siglo XVII bajo el posible título de Águila Roja.

O la presentación y proyección de las cintas ganadoras, dentro de la sección Festival de Festivales, de certámenes andaluces como la Muestra Cinematográfica del Atlántico Alcances de Cádiz o el Festival Internacional de Animación de Córdoba Animacor (la presentación del Festival de Málaga fue suspendida a última hora, entendemos, por la repentina dimisión del que fuera hasta el momento su director, Salomón Castiel).

9-mesa.jpgDe forma similar, han tenido su hueco actividades de formación en centros escolares y otras divulgativas como las mesas redondas que, a cargo de distintos expertos, han tratado temas innovadores relacionados, entre otros, con experiencias en nuevos formatos y géneros televisivos de ficción o el papel de Internet y de nuevas formas de comunicación como los blogs para su difusión.

No obstante, el festival tiene pendiente sopesar algunos aspectos dentro de su nuevo formato. Entre ellos, según manifestó públicamente el jurado, la idoneidad de ampliar el número y las categorías de galardones para poder “hacer posible un reconocimiento más proporcionado a la realidad de la producción de ficción televisiva en España y más ajustado a la naturaleza diversa de los productos y creaciones en liza”.

Más allá de la Sección Oficial, limitada hasta el momento a producciones de ficción ya finalizadas y que, en la mayoría de los casos, el público tiene la oportunidad de ver semanalmente desde sus propios hogares, también en el caso de las series, algunos reclaman novedades en este sentido (2). La línea de presentación de nuevos proyectos, iniciada ya por Globomedia, ha servido de ensayo en este sentido. Más allá cabría también la posibilidad de proyectar estrenos de pilotos de series televisivas u otras producciones inéditas y esperar la reacción del público; aunque para ello quizás convendría replantear la fecha de celebración del festival, para hacerlo coincidir con el avance de las nuevas temporadas televisivas.

Todo se verá. Seguramente, dada la buena situación del sector de producción televisiva en España, la multiplicación de su oferta y el éxito, en general, de sus productos en términos de audiencia, la apuesta de Islantilla por la ficción televisiva continuará teniendo en los próximos años, como en esta “edición-ensayo”, buena acogida por parte de profesionales, prensa y público. Especialmente de los primeros.

10-presumptes.jpg

Por el momento, sigue abierto el debate sobre el auge y el futuro de la ficción televisiva, así como sus consecuencias, positivas y negativas, sobre la ficción cinematográfica. Desde el festival, la mayoría de voces apuestan por una sinergia entre actores, guionistas, directores y productores, un mayor apoyo a nuevos formatos y talentos, un reparto equitativo de presupuestos y ayudas estatales y, sobre todo, una diferenciación clara entre ambas, en un contexto en el que, como apuntó en una de las mesas Fernando Labrada, de Media Research & Consultancy, “muchas de las películas que se estrenan en salas son en realidad tv-movies”.

*****
(1) Véase en Encadenados el Balance del Festival de Málaga 2008.
(2) Véase artículo publicado en Huelva Información el 1 de junio de 2008.

11-cuestion_sexo.jpg