36 Mostra de València – Cinema del Mediterrani (5): «Playlist» y «Le monde après nous»

  19 Octubre 2021

Sueños por cumplir

mostra-playlist-0Francia presenta dos películas dentro de la Sección Oficial, Playlist y Le monde après nous. Curiosamente las dos películas tienen un idéntico hilo en común: mostrar la precaria situación de una juventud que lucha por conseguir sus sueños, unos sueños que en ocasiones rayan la mera supervivencia económica.

Una mujer que aspira a convertirse en dibujante y un hombre que pelea para lograr la edición de su libro ven como tienen que aparcar sus aspiraciones laborales porque tienen que conseguir sobrevivir en un entorno social y económico precario (dificultad para acceder a una vivienda digna, trabajos con salarios mediocres, etc.). 

En Playlist, Nine Antico vuelca su propia experiencia como dibujante de comics para confeccionar el material con el que modula su opera prima. Sophie se incorpora a la plantilla de una editorial independiente, pero no como dibujante sino como secretaria; trabaja por el salario mínimo y convive con una compañera en un piso pequeño. Su existencia es un desastre pues no consigue encarrilar ni sus ambiciones laborales ni su vida sentimental.

La directora apuesta por un tratamiento estético que asimila el lenguaje del comic para traspasarlo a la gran pantalla. Rodada en un perfecto  blanco y negro, la composición de cada plano se asemeja a una viñeta dibujada. Apenas hay movimiento de cámaras o juego con el plano/contraplano, de tal forma que asistimos a una sucesión de viñetas donde el encuadre, los rótulos y la elección del tipo de plano son los encargados de aportar ese contenido que entronca el relato del comic en la propia concepción de la narrativa cinematográfica.

Con un enfoque feminista que realza la necesidad que tienen los personajes femeninos de reivindicar su propio espacio, tanto en la parte laboral como en la personal, vemos cómo los hombres que rodean a Sophie se comportan de forma egoísta y la única opción para la protagonista es buscar la solidaridad entre las mujeres que la acompañan.

En Le monde après nous un joven escritor, que comparte apartamento con un amigo y que trabaja como repartidor para sobrevivir, intenta sacar adelante su primera novela mientras inicia un romance con una estudiante.

La película, dirigida por Louda Ben Salah-Cazanas —quien también se hace cargo del guion— describe la dificultad de Labidi, un joven de origen árabe,  para dedicarse a la escritura. Cercano a la treintena, Labidi malvive trabajando en Deliveroo (un modelo de trabajo precario que se extiende por los países europeos) para vivir de forma independiente, aunque comparte una minúscula habitación con un amigo.

Con la presión añadida de tener que terminar el libro en seis meses para cumplir con el compromiso asumido con la editorial, el futuro escritor conoce a Elisa, una estudiante que se está preparando las oposiciones y que vive con su padre ya que no tiene ingresos económicos.

mostra-lemondeapresnous

La película desarrolla en paralelo las dificultades de las dos líneas narrativas que van confluyendo pues esa precariedad económica termina por pasar factura a la relación. Labidi acepta un trabajo en una óptica mientras ve como sus compañeros de promoción van asentando su carrera, la necesidad de trabajar para subsistir y la realización del libro terminan pasando a su factura a su relación.

Le monde après nous, siempre con un tono agridulce en el que destacan los toques cómicos (el personaje del amigo con quien comparte la habitación, las vicisitudes para estafar a los seguros) va desgranando la lamentable situación a la que se enfrentan una generación de jóvenes de la gran ciudad: imposibilidad de alquilar un apartamento digno, trabajos que no tienen nada que ver con sus estudios, dificultad para sacar adelante los proyectos de vida conjunta, etc.

En el último tercio del filme, un hecho trágico acelera la toma de conciencia de Labidi que termina abandonando la novela histórica que estaba preparando para escribir sobre su propia existencia, sobre los problemas cotidianos que lo rodean, apuntalando la reflexión sobre qué papel juega el protagonista en una sociedad que abandona a las personas que transitan entre la juventud y la vida adulta, en un periodo vital para afianzar el futuro económico y afectivo.

El tono comedido, salpicado de situaciones cómicas, y las buenas intenciones con las que finaliza Louda Ben Salah-Cazanas su primer largometraje, minimizan esa crítica social primando una visión romántica de la vida.

En definitiva, nos encontramos ante dos operas primas con unos personajes que sufren las consecuencias de las convenciones sociales —una mujer que lucha por independizarse de un entorno masculino y un joven perteneciente a la segunda generación de inmigrantes de origen árabe— encarnando la dificultad económica que sacude a una buena parte de la juventud europea y que termina entorpeciendo la consecución de sus sueños.

Escribe Luis Tormo

mostra-playlist-2