Nocturna, Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid (2): Juego de tronos

  06 Junio 2013 Ha llegado el crudo invierno 

juego-de-tronos-2El lunes, 3 de junio, arrancó en Madrid, como ya os comentamos, el festival Nocturna con una serie de propuestas muy interesantes que harán las delicias de cinéfilos amantes del terror, la ciencia ficción y, cómo no, la fantasía, durante siete días trepidantes.

Home sweet home, la cinta sobre un psicópata en un hogar canadiense, tuvo el privilegio de abrir Nocturna Oficial Fantástico (NOFC) ese primer día, con una acogida un tanto fría, mientras que poco después se unía a ella, en Nocturna Oficial Panorama (NOFP), Easton’s Article.

Completó NOFC Meteletsa, Winter of the Dead (donde estuvo Nicolai Pigarev, técnico de sonido de la película) mientras que las secciones Nocturna Madness (MAD) y Nocturna Dark Visions (DARK) se estrenaban con A Little Bit Zombie y Toad Road, respectivamente.

Además, tuvo lugar la proyección de los seis primeros cortos en competición, y la inauguración del festival, por la noche, con Silent Hill: Revelation 3D, la segunda parte de la saga basada en la serie de videojuegos, que contó con la presencia de su director, Michael J. Bassett.

El martes 4, por otra parte, tuvo lugar la continuación de NOFC con Under the Bed y Jug Face (con Crawford Kinkle, director de la cinta), de DARK (con In the House of Flies) y de MAD (Stitches), con la inauguración también de Nocturna Classics (NCLA), que abría la mítica cinta española de 1977, dirigida por Paul Naschy, El huerto del francés.

Sin embargo, todos los ojos estaban puestos en el evento que tendría lugar a las 19:15 horas, una de las grandes sorpresas del festival: el preestreno en exclusiva del episodio Las lluvias de Castamere, el noveno en la tercera temporada de la serie Juego de tronos.

El evento comenzó más tarde de lo previsto, aunque por motivos ajenos a la organización del festival; es difícil escapar a la expectación que genera la serie de la HBO, especialmente si eres una de sus estrellas protagonistas, como es el caso de Natalie Dormer (Margaery Tyrell en la serie), que estuvo presente en la proyección y, previamente,  fue entrevistada, respondiendo a preguntas tanto de la representante de Canal + (con quienes el festival colaboraba para la emisión del episodio) como de los fans de la producción estadounidense.

Fuera por la presencia de Natalie Dormer o de la propia serie, el revuelo que armó fue terrible. Dos horas después de comenzar a repartirse en los Cines Palafox el día anterior, las entradas se habían agotado ya (aunque quedaron de primera fila que se repartieron una hora antes de que tuviera lugar el evento, el propio martes). Viendo esto, quizás sea conveniente explicar el porqué de tanto interés.

Se han hecho miles de artículos sobre el éxito de Juego de tronos, alguno de ellos en esta misma página, por lo que resultaría redundante repetir otra vez las claves de su popularidad. Cabe destacar, sin embargo, que el episodio elegido era especialmente impactante por la temida presencia (y el rumor acerca de ella) de dos de esos puntos fuertes en la creación de George R. R. Martin: su violencia y su falta de escrúpulos a la hora de acabar con la vida de personajes clave.

juego-de-tronos-4

La serie, sin duda, ha recorrido un largo camino a lo largo de sus tres temporadas, y más largo todavía lo tendrá que recorrer si quiere continuar la epopeya de luchas dinásticas narrada en la saga de libros (respecto de la que ya empieza a haber ciertos cambios en la trama), lo que le ha permitido madurar en numerosos aspectos, aunque con ciertos altibajos.

Las escenas de sexo, por ejemplo, que causaron un auténtico revuelo por su enorme presencia (a veces innecesaria) en la primera temporada, se vieron muy reducidas en la segunda, donde no tenían apenas lugar, para resurgir nuevamente en esta tercera temporada (aunque podrían verse mermadas en el futuro si es cierto lo que apunta una de las actrices protagonistas, la española Oona Chaplin, sobre que una actriz cuyo nombre aún no conocemos se ha negado a protagonizar más desnudos en la producción). Sin duda una polémica que siempre resulta muy útil como reclamo publicitario.

Lo que se ha mantenido intacto, sin embargo, ha sido el férreo guión con tintes históricos y cada día más fantásticos, que poco a poco depara sorpresas y un argumento  que se torna más complejo y grandioso. La narración múltiple es uno de los secretos de la serie, donde cada capítulo muestra los puntos de vista de media docena de personajes principales (invirtiendo un poco la idea del libro, en que cada capítulo narra los acontecimientos vistos por los ojos de un solo personaje), lo que, al acercarnos al final de la temporada, apunta al clímax de las historias, sin llegar a cerrarlas.

Hablando del clímax de las historias es curioso (o quizás no tanto), que la sorpresa que preparaba este Las lluvias de Castamere estuviera en cierto modo prevista. Los productores de la serie han decidido, al menos hasta ahora, desarrollar novenos capítulos de gran impacto en el público, por su magnitud, su epicidad y, sobre todo, su dureza y emotividad.

juego-de-tronos-3

Ocurrió en la primera temporada, con una muerte esperada por casi todos (y deseada por muy pocos), así como en la segunda, con la narración de la Batalla de Aguasnegras (que fue el primer capítulo de la serie donde toda la acción se centraba en un único escenario y sus personajes implicados, en vez de tener varias historias simultáneas, en un ejercicio maestro donde el propio Martin ofició de guionista del episodio), que muchos, incluyendo a los usuarios del portal IMDB, consideran ya uno de los mejores episodios jamás vistos en una producción televisiva.

Este penúltimo episodio de la tercera temporada no iba a ser una excepción, y ha llegado con ánimo de superar a sus predecesores. La sorpresa final deja el camino abierto para el broche de la temporada (que, también hay que decirlo, suele dejar las historias más abiertas que cerradas), con acontecimientos que acelerarán la trama que se había ralentizado en los últimos episodios, especialmente en los arcos argumentales que involucran a la Casa Stark (la única presente en este episodio… algo curioso teniendo en cuenta que la invitada, Natalie Dormer, interpreta a un miembro de la Casa Tyrell, y por tanto no aparece en el capítulo).

La narración y el pulso de hierro con el que se ha manejado la trama han sido, como siempre, impecables en este episodio, emitido en versión original subtitulada en español, y que se estrenará pronto en Canal + (en un esfuerzo de la cadena por emitir los episodios tan solo 48 horas después de su estreno en EE.UU.), habiéndose estrenado hace ya varios días en su país de origen.

En cuanto a la serie, acercándose ya el final de la temporada, y a falta de solo un capítulo por estrenarse, habrá que esperar hasta el año que viene para ser testigos de lo que nos deparan sus creadores. Pero sin duda, de momento su calidad y su público, de forma conjunta, no han hecho sino crecer como la espuma. A pesar de sucesos tan dramáticos como los que hemos presenciado en este último episodio.

Veremos qué nos depara el tercer día del festival, que trae algunas de las propuestas más delirantes de su programación, así como el comienzo de la sección Nocturna Premiere (NPRE).

Escribe Jorge Lázaro


Más información sobre Juego de tronos
Juego de tronos, la serie de TV

juego-de-tronos-1