Sevilla, 17º Festival de Cine Europeo (4): Balance final

  29 Noviembre 2020

Una reflexión sobre el modelo de festival

sevilla-300La celebración del 17º Festival de Cine Europeo de Sevilla ha sido un acto de resistencia y de amor al cine, al mantener su programación presencial a pesar de las dificultades provocadas por la pandemia, en un año fatídico como es el 2020.

Este empeño por mantener la proyección de los títulos en salas convierte este evento en uno de los últimos grandes certámenes cinematográficos presenciales del año 2020 en Europa. El número de películas programadas en las diferentes sesiones ha sido de 176. Podemos afirmar que el mayor éxito de esta edición ha sido el propio hecho de haberse celebrado.

En el seno del Festival de Sevilla se han dado a conocer las nominaciones a los Premios de la Academia del Cine Europeo (EFA), galardones que alcanzan su 33 edición y que desde 2005 se vienen anunciando en el marco del certamen hispalense.

Las candidatas a la mejor película europea para este año son: Another Round (Dinamarca), de Thomas Vinterberg; Berlin Alexanderplatz (Alemania), de Burhan Qurbani; Corpus Christi (Polonia), de Jan Komasa; Martin Eden (Italia), de Pietro Marcello; The Painted Bird (República Checa), de Václav Marhoul y Ondina (Alemania), de Christian Petzold.

En el apartado de mejor comedia europea ha sido nominada la producción española: Ventajas de viajar en tren, de Aritz Moreno. Y la actriz Marta Nieto lo ha sido como mejor actriz por Madre, de Rodrigo Sorogoyen.

La cineasta Cecilia Mangini, de 93 años, decana del documental italiano que colaboró con Pasolini y retrató un país que dejaba atrás el fascismo y la guerra, ha sido homenajeada en el Festival de Sevilla, donde se ha podido ver una exposición de sus fotografías.

En cuanto al palmarés de este año, cabe valorarlo como acertado en líneas generales. Las películas premiadas en la Sección Oficial: la rumana Malmkrog, de Cristi Puiu (Premio Giraldillo de Oro); la española El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco (Gran Premio del Jurado), y la alemana Ondina, de Christian Petzold (Premio al mejor director y también al mejor montaje) son tres títulos de gran nivel que sin duda han sido de lo mejor que hemos visto en esta edición.

La gran ganadora, Malmkrog, del rumano Cristi Puiu, que también ha obtenido el premio al mejor guión, es una monumental obra que, con una duración de 200 minutos, nos ofrece un retrato de Europa y su devenir.

Ambientada en el siglo XIX, propone una reflexión sobre temas universales (excelente la construcción de diálogos) en el contexto de una cena organizada por un aristócrata en la que ningún invitado es casual y donde se habla sobre la autoridad, el progreso o la moralidad.

sevilla-304-malmkrog

Curiosamente, un documental con la misma duración, ha obtenido el segundo premio más importante del certamen, se trata de El año del descubrimiento, del español Luis López Carrasco, que se ha llevado el Gran Premio del Jurado.

Una película que arriesga con su formato y tratamiento de la imagen (pantalla dividida) proponiendo una revisión sobre lo ocurrido en España en 1992, el año de las olimpiadas de Barcelona y la Expo de Sevilla (el año del título del filme) dando presencia a la rebelión obrera olvidada de Cartagena, motivada por la reconversión industrial y que acabó con el Parlamento de Murcia en llamas.

Y también en la Sección Oficial encontramos un doble reconocimiento para Ondina, del alemán Christian Petzold, uno de los principales representantes del llamado nuevo cine alemán.

Se trata de un melodrama que toma como línea argumental el mito de Ondina, una ninfa del agua que se venga de su amado al descubrir que la ha traicionado. Ambientada en el Berlín actual, es la historia de un amor profundo, doloroso e irracional.

La española La vida era eso, de David Martín de los Santos, ha conseguido el premio a la mejor actriz para su protagonista Petra Martínez. Y la francesa Gagarine, de Fanny Liatard y Jérémy Trouilh, ha cosechado el premio al mejor actor para Alsény Bathily; este filme ha sido preseleccionado para representar a Francia en los próximos Oscar.

sevilla-305-petra

Cabe destacar el protagonismo que han tenido algunos documentales en esta edición. Además del ya mencionado El año del descubrimiento, en el marco de la sección Las Nuevas Olas-No Ficción han sido premiadas: Petite Fille, de Sébastien Lifshitz, y Nueve Sevillas, de Gonzalo García Pelayo y Pedro G. Romero.

También cabe destacar Nación (Premio Especial a la mejor dirección española), el documental de Margarita Ledo rodado en gallego, sobre la reivindicación de las mujeres trabajadoras. Dear Werner (Walking on Cinema), de Pablo Maqueda, un homenaje al cineasta Werner Herzog, y por extensión al propio cine. Y, por último, el documental Billy, de Max Lemcke, donde a través de diferentes testimonios de sus víctimas y fragmentos de películas, se retrata a Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, un conocido torturador durante el franquismo.

En esta edición las actividades relacionadas con la industria cinematográfica se han mantenido, en un momento especialmente delicado para el sector europeo del cine, gracias a un programa de encuentros virtuales.

Cabe destacar el Foro de Coproducciones Europeas que ha contado con Portugal como país invitado. Además, el programa de Industria ha acogido el encuentro virtual de Europa International, la red europea de agentes de ventas y distribuidores, cuyo principal objetivo es mejorar e incrementar la distribución y circulación internacional de películas europeas dentro y fuera de Europa.

Se ha cerrado, por tanto, una edición que se mantuvo en vilo en su primer fin de semana para acabar desarrollándose con una sorprendente normalidad, con menos público que en ediciones anteriores y completando su programación.

La dura realidad impuesta por la pandemia posiblemente haya sido un serio toque de atención ante la aparentemente inevitable reconversión de la financiación, la distribución y la exhibición cinematográficas.

Esta situación también debe llevar a una seria reflexión sobre el modelo tradicional de festival, que debe ser revisado, ante realidades como la presencia de las plataformas en streaming y el cambio de modelo económico que está afectando a la producción cinematográfica.

Escribe Juan de Pablos Pons

sevilla-303


Más artículos...