Principal
Arriba

Cuando ruge la marabunta
Aquí un amigo
Con la muerte en los talones
Rashomon-Chicago
Cinema Paradiso
Sin perdón
El último de la lista
Ópera prima
Los otros
El valor del cine
Malalts de tele
Network
El bazar de las sorpresas
Gremlins 2
Ábrete de orejas
Farenheit 451
Retorno al pasado


FELIZ CUMPLEAÑOS

(de ENCADENADOS a CINEMA JOVE)

 

El mundo que viene  (Un año más de En cadena dos)

Cumplimos añitos, así que... ¡¡que nadie nos llame viejos!!Esta revista, tan vuestra como nuestra, acaba de cumplir un doble cumpleaños: el correspondiente a su nacimiento y el que marcar la nueva etapa iniciada hace dos años. Es ésta, sin duda, la que más nos interesa por diversos motivos: es “nuestra” en un sentido total (dominio, servidor, diseño...), existe un considerable aumento del número de lectores y de colaboradores, intentamos lograr un mayor nivel de exigencia, nos abrimos a nuevas secciones buscando una comunicación más ágil...

En la primera época nos encontramos con problemas y mal entendidos que nos llevaron a tomar una decisión arriesgada: independizarnos sin claudicar de los planteamientos iniciales. Es decir, seguir siendo independientes, libres; capaces de decir aquello que necesitábamos decir sin aplicar paños calientes, sin favoritismos; considerar la crítica como una suma de información y análisis nunca de unos juicios subjetivos (a los cuales a veces es difícil substraerse), que empañarían el entendimiento de la obra artística. 

Las nuevas secciones que han ido naciendo en EN CADENA DOS han tratado de abrir nuevas expectativas, formas de debate. Una manera de conseguir un diálogo plural. Es el caso de RASHOMON, sin duda nuestra aportación estrella como vosotros mismos, internautas amigos, reconocéis: un acercamiento a un filme, un género, escuela, director desde distintos enfoques. 

A veces, y por diferentes motivos, no hemos podido abrir cada número con todos los apartados puestos al día. Pocas veces ha ocurrido pero si las suficientes para ponernos en camino con el fin de que, si es posible (y lo puede ser), no vuelva a ocurrir.

Entre la seriedad y el humor EN CADENA DOS desea acercase a todos y hacer posible un sostenido diálogo con el arte cinematográfico, posible sólo desde el propio conocimiento de su lenguaje. Es curioso que todo el mundo se atreva a juzgar un filme (sin conocer la forma de “hablar” que tiene el cine) y sin embargo sienta reparos a enjuiciar otro tipo de obras artísticas (una escultura, pintura, pieza musical....). De la misma manera que un determinado concepto científico descansa en el conocimiento de los anteriores, de forma que el desconocimiento de ellos impide el entendimiento de aquel, una película exige un conocimiento de la evolución del lenguaje cinematográfico por parte de los espectadores. Algo que (a ellos) les es difícil admitir debido al sentido masificador del cine y a la primacía (aparente) del espectáculo-entretenimiento sobre el arte-comunicación.

Son casi cuarenta número los que hemos realizado desde que sacamos el número cero allá por el mes de octubre de 1998, diecisiete menos los que componen nuestra segunda, y actual etapa, que arranca en febrero del año 2001.

Sabemos que muchos de vosotros no estáis de acuerdo con el pase de nuestra revista de mensual a bimensual, que la queréis más cercana. Nosotros también lo quisiéramos pero lo que ocurre es que nosotros, todos cuanto hacemos EN CADENA DOS, no vivimos de esto. Tenemos un trabajo que cumplir para poder vivir en esta curiosa vida. Mal lo tendríamos si tuviéramos que vivir de la revista donde nadie vemos un euro por nuestros trabajos. Nuestra satisfacción consiste en comprobar como el número de lectores sigue en aumento llegando incluso a “encadenar” a aficionados de diversos países del mundo, algunos tan lejanos como los que viven en ciertos lugares de Hispanoamérica. Un camino reflexivo nos lleva por el pasado y nos conduce a un futuro que quisiéramos lo menos imperfecto posible, aunque los tan-tanes que suenan a nuestro alrededor no sean (ahora) especialmente gloriosos ni esperanzados.

 

El futuro comienza mañana

Los cambios son siempre necesarios. Es la manera de no envejecer, de que nuestro corazón (y nuestra cabeza) permanezcan eternamente jóvenes. ¿Cuál es el nuevo planteamiento de EN CADENA DOS? Una renovación en toda regla.

A partir de septiembre (o sea Cuando llegue septiembre) estrenaremos un nuevo diseño. Vamos a intentar que la revista tenga fondos más claros y que la navegación sea más rápida y eficaz, sobre todo en algunas secciones que hoy día os resultan complicadas. Es el caso de, por ejemplo, el apartado crítico (“Sin perdón”).

Estamos preparando más novedades, Quizá la sección cuyo cambio tenemos más estudiado es la ya citada de “Sin perdón”. Vamos a tratar de que la navegación, como queda dicho, de esa página sea mejor, pero intentaremos también actualizar al máximo los análisis críticos; es decir que aunque el grueso de los artículos de la revista sigan teniendo una periodicidad entre un mes y medio y dos meses, las críticas de películas se adelanten en un periodo de tiempo más corto. Queremos, así, que cada quince días se actualicen las críticas, una actualización que quedará suficientemente aclarada en la portada de EN CADENA DOS.  A esta actualización crítica se unirán, siempre que sea preciso, nuevos artículos o noticias que precisan una inmediatez algo que en los dos número anteriores ya se aplicó al editorial (“Cuando ruge la marabunta”)

La nueva etapa nos llevará a eliminar alguna de las antiguas secciones, reformar -y reforzar-otras, e integrar alguna nueva. De hecho en el apartado de los libros de cine (“Fahrenheit 451") ya se han introducido novedades: a la recesión de libros de cine se ha añadido, desde hace unos números, un listado de los libros de cine que se van publicando en el país.

Nos abrimos pues a una nueva etapa en la que intentaremos hacer mejor las cosas. Porque siempre puede irse más lejos ya que nadie (por suerte) es perfecto.

El RASHOMON del último número (el próximo) de esta etapa que estamos acabando irá dedicado a la excelente película Calle Mayor de Juan Antonio Bardem

 

 Un mundo feliz (dieciocho años de Cinema Jove)

El festival de Cinema Jove cumple (ya) dieciocho años. Ha crecido a costa del gran trabajo personal de muy diversas y entregas personas. A lo largo de estos años el certamen se ha ido abriendo a nuevas expectativas sin renunciar, en ningún momento, a su primigenio sentido: ser un forum tanto de presentación de películas dirigidas por jóvenes como un encuentro de los jóvenes realizadores que acuden a este certamen que se celebra anualmente en Valencia (España) en la segunda mitad del mes de junio. Este año concretamente tendrá lugar entre los días 14 y 21.

El doble objetivo del festival se logra por las distintas secciones que se extienden a lo largo de su semana de duración, así como las mesas redondas, exposiciones, homenajes que las complementan. Las secciones oficiales del festival comprenden tres bloques:

                        . cortometrajes dirigidos por jóvenes realizadores de todo el mundo y cuya edad no sea superior a los treinta y cinco años.

                        . largometrajes dirigidos por jóvenes realizadores de cualquier parte del mundo y cuya edad no sea superior a los treinta y cinco años.

                        . videos realizados por escolares de todo el Estado Español.

Esta última sección, la escolar, fue el origen, en el año 1986, del certamen Cinema Jove, y hoy día sigue manteniéndose con una gran dignidad. Es interesante ver estos videos realizados por gente muy joven, en los que se nos relatan sus gustos, sus problemas y sus obsesiones. Al tiempo, la estancia  de escolares-realizadores durante los tres días que dura este apartado, colorea de alegría la ilusión de quienes quieren en el futuro llegar a ser profesionales. Alumnos y maestros planteando sus dudas, dando a conocer sus pretensiones, abriéndose a múltiples alternativas son los protagonistas de los encuentros escolares que además cuentan con la presencia de una representación de certámenes parejos de otros lugares de Europa.

Las proyecciones de la sección oficial de cortos y largometrajes se complemente con una serie de secciones informativas y de homenaje a realizadores, movimientos fílmicos o cinematografías diversas.

Durante este año 2003 en el Certamen Cinema Jove se cuenta con la presencia de Thomas Viterberg el fundado del movimiento dogma junto a Lars von Trier. Junto a esta presencia estará el director homenajeado que será nada menos que Richard Lester. Por su parte la muestra de animación se dedicará a la obra del polaco Piotr Dumala mientras que el galardón a “un futuro de cine” , dedicado a un actor o actriz español, recae en esta ocasión en Unax Ugalde.

Otro de los puntos fuertes del certamen comprenderá las obras que realizara Ford Coppola antes de cumplir treinta y cinco años, es decir la edad máxima que puede tener cualquier realizador que compita en Cinema Jove.

También será objeto de estudio el cine argentino actual con la proyección de algunas de sus más importantes obras.

Esperemos que también se sigan manteniendo este año las sesiones (gratuitas) que tienen lugar al aire libre durante los días del festival.

El presupuesto del certamen ronda los cincuenta mil euro, cifra nada ostentosa si la comparamos con otros festivales de más años pero de dudosa calidad, algo que desde luego sobra a este interesante festival conocido y valorado por los directores de todo el mundo.

Bienvenidos todos, pues, al torbellino del mundo cinematográfico que nos rodea, y que forma parte de una vida que si no es tan feliz como desearíamos si está, al menos, cargada de sorpresas.                                           

Adolfo Bellido López

(Director de EN CADENA DOS).

 
Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA