Principal
Arriba

Cuando ruge la marabunta
Aquí un amigo
Con la muerte en los talones
Rashomon-Patino
Cinema Paradiso
Sin perdón
El último de la lista
Ópera prima
Los otros
El valor del cine
Malalts de tele
Network
El bazar de las sorpresas
Gremlins 2
Ábrete de orejas
Farenheit 451
Retorno al pasado


Aunque la nuestra es una revista de cine, no podemos olvidarnos de ese otro gran devorador de imágenes que es el público teleadicto, por ello le dedicamos dos secciones, ésta y Network. En ellas damos un repaso a la actualidad de la pequeña pantalla en España.

 

ADIÓS A CQC

 Por Ángel Esparcia

Ya es oficial. Tele 5 no ha renovado el contrato de “Caiga quien caiga” (CQC) y el programa de Globomedia no continuará el año que viene. Estamos, pues, asistiendo a los últimos “suspiros” de uno de los espacios televisivos más innovadores de los últimos tiempos.

Según Tele 5 la decisión ha sido puramente empresarial. Los costes superan a los ingresos, es decir, lo que paga a Globomedia no lo recupera con la publicidad que genera el programa. Un razonamiento poco convincente porque CQC siempre se ha mantenido por encima de los dos millones de espectadores de media y su “share” ha estado también por encima del promedio de la cadena. Los “mal pensados” lo han relacionado, en cambio, con la decisión de la dirección del programa de incorporar a una nueva “reportera” a la plantilla. Se trataba, ni más ni menos, que de Ana Botella, esposa del presidente del gobierno (y ¿futura alcaldesa “in pectore” de Madrid?).

Evidentemente no es que la Sra. de Aznar hubiera cambiado de profesión, sino que, como algunos recordarán, Ana Botella ya había hecho sus pinitos de comentarista televisiva en los tiempos en que Luis Mariñas dirigía los informativos de Tele 5, hace siete u ocho años, y la dirección de CQC iba a “aprovechar” sus intervenciones para “intercalarlas” con noticias del presente. Por lo visto, siguen diciendo los “mal pensados”, en Moncloa no ha sentado bien esta iniciativa y ha presionado a la dirección de Tele 5 (¿ha llegado a llamar Aznar a su colega Berlusconi?) para que pusiera fin al “desaguisado”. De paso desaparecía de la parrilla uno de los pocos programas críticos con la gestión del gobierno que estaban en antena.

La paranoia del PP de que existe una conspiración mediática en su contra sigue adelante. Sin ir más lejos, el día 2 de diciembre de 2002 el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, se refería a la “campaña” orquestada por Jesús de Polanco y José Luis Rodríguez Zapatero para desprestigiar al PP por su actuación en la catástrofe del “Prestige”. Como si los hechos no fueran suficientes para poner en evidencia su incapacidad e incompetencia más manifiestas.

 

 
Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA