Darkness
Principal ] Arriba ] [ Darkness ] 800 balas ] El dragón rojo ] Insomnio ] Muere otro día ]

 

Ya sé quiénes son

La apuesta más arriesgada de Fantastic Factory es también su mayor fracaso.En la medida en que una persona al escribir un guión original, consciente o inconscientemente, recurre a otros textos que hayan pasado ante si, el espectador sin darse cuenta o a conciencia, reconoce o atribuye un lugar de procedencia a ideas, momentos o situaciones. Que el niño sea el primero en presenciar los sucesos paranormales, y sobre todo el gélido ambiente de inquietud que le rodea en su habitación parecen tener un sexto sentido. Los niños, resultan un elemento recurrente en el cine de terror o ciencia-ficción, y emparejarlos al final de un pasillo provoca cierto resplandor; y si esos niños son fantasmas que se mueven en la oscuridad, no los podemos considerar los mismos, han de ser los otros. Además son siete los infantes necesarios para esta historia que se desarrolla en el mismo numero de días que pecados capitales existen. Pero la sorpresa llega cuando acabamos dándonos cuenta con el sello de la casa (lo que podríamos llamar el plano epilepsia, que fuerza la inquietud mediante temblequeantes imágenes de personas) que asistimos a una estructura que ya conocemos, pero de cuyo nombre no podemos acordarnos, porque no lo tenía (carácter sectario, explicaciones esclarecedoras cara al final, lo sobrenatural, una familia que sufre, y un traidor en su seno).

Jaume Balagueró consiguió sorprender con su primer filme, creando ilusión para seguir su filmografía. Ilusiones decaídas por el simple hecho de dirigir un producto como OT, la película, y desaparecidas con la primera media hora de Darkness. Una constante en el cine suele ser que así como una buena película, con unos planteamientos interesantes y bien desarrollada, se destroza con un mal final (no hay mas que ver las últimas de Brian De Palma), raramente un buen desenlace arregla una mediocridad baja. Un comienzo que no engancha, carente de ritmo y que cuando se coge es demasiado tarde; el hecho de que el armazón nos resulte familiar, convierte los acontecimientos previsibles. No por ello deja de entretener al alcanzar el clímax de tensión en las situaciones que nos llevan a ese bello final. Una conclusión que se desarrolla gracias a una magnífica idea que se desboca En la parte final hay buenas ideas... lástima que lleguen tan tarde. demasiado tarde: que la oscuridad (personaje más desarrollado en Darkness) pueda tener vida propia, y engañe para conseguir sus fines.

Una familia norteamericana, que había vivido aquí anteriormente, vuelve a España. Si no lo mencionan somos incapaces de reconocer nuestro país, salvo que estemos atentos a la aparición de un policía nacional. Es una historia de aquí o de allí, puede ubicarse en cualquier lugar; está totalmente descontextualizada para cruzar fronteras y venderse fuera de España. Viene apoyado por un reparto de actores internacionales que rodaron en ingles, y como resultado de esta experiencia un doblaje que cuanto menos le causa cierta perdida de verismo. Quizás debiera hacer un ejercicio de autocrítica una propuesta tan interesante como la Fantastic Factory cuidando más sus proyectos (lo que le llevaría realmente a su propósito), y no pensar tanto en hacer caja. Y no me refiero con cuidar, a que una vez acabado el guión traigan a un “corrector” de guiones norteamericano para rectificar lo que crea conveniente.

Así es como los anónimos ya han sido bautizados (OT es su pseudónimo, y son demasiado terroríficos para nombrarlos) se llaman oscuridad. Paco Plaza, codirector de OT, les busca un segundo nombre. Solamente deseamos que no sigan con todos los datos personales, ni con el libro de familia. Id hacia la luz, que los anónimos nos gustan más.

Israel L. Pérez

DARKNESS

 

 

Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA