Principal
Arriba

Cuando ruge la marabunta
Aquí un amigo
Con la muerte en los talones
Rashomon-Polanski
Cinema Paradiso
Sin perdón
El último de la lista
Ópera prima
La muerte viaja demasiado
El valor del cine
Malalts de tele
Network
El bazar de las sorpresas
Gremlins 2
Ábrete de orejas
Farenheit 451
Retorno al pasado


Como todos los meses, una vez más os invitamos a mandarnos vuestra correspondencia, bien con comentarios de películas, bien con sugerencias o para preguntar aquel dato que hasta hoy no os habíais atrevido a preguntar a nadie. Os contestarán Mr. Arkadin y el Señor Kaplan, dos perfectos caballeros.

Hugo Sánchez:

Buenos Aires, 27 de septiembre de 2002.

Atención

Sr. Director

De mi consideración

Mi nombre es Hugo Sánchez y me dirijo a usted para tentar la posibilidad de colaborar con En Cadena Dos. Brevemente le comento que co-dirijo en la Argentina un site de cine llamado La Pochoclera (http://www.lapochoclera.com.ar), medio independiente dedicado a la cobertura de la actualidad cinematográfica. Con un corto tiempo on-line, hemos logrado una interesante repercusión que se traduce en alrededor  de 30.000 visitas mensuales. En mi tarea diaria, coordino y edito todo el material de la página y, claro está, cubro buena parte de los estrenos, realizo investigaciones para informes especiales, hago entrevistas a diferentes realizadores de nuestro medio, etc.; por otra parte, soy columnista de cine en tres programas de radio.

Dentro de la crítica me especializo principalmente en el cine nacional, una cinematografía sorprendentemente vital, a pesar de la crisis económica que atraviesa la Argentina. Con el fin de no quitarle más tiempo, me tomo el atrevimiento de enviarle una lista de algunas de mis notas, para que pueda evaluar el tenor de mi trabajo. Sin más, a la espera de una pronta comunicación, lo saluda atentamente.

Estimado Hugo (no serás un futbolista jubilado ¿verdad?):

Reproducimos tu carta íntegramente porque nos llena de orgullo que desde tan lejos puedan escribirnos a esta modesta revista pidiendo colaborar en sus páginas.

Desde luego que eres bienvenido y, no sólo eso, sino que ya esperamos impacientemente tus primeros escritos, porque lo que hemos podido leer en tu página nos parece sumamente atractivo. Sin duda, esto de Internet es un gran avance para algunas cosas... y pensar que "En Cadena Dos" comenzó su andadura como hojas ciclostiladas (sí, han leído bien, hechas con el viejo ciclostil prehistórico del que quizá ni hayáis oído hablar) y repartidas entre los socios del cine club COUL de la Universidad Laboral de Cheste (Valencia) allá por los años ochenta. ¡Cómo pasa el tiempo!

Que sí, que la escena de la plantación en "Apocalypse Now Redux" es excelente, y el nuevo montaje... sencillamente imprescindible.Pepa Flores:

Vaya, hoy os ha dado a todos por nombres de famosos. En fin, sí, hemos visto la nueva versión de Apocalypse Now y, como puedes comprobar en nuestra sección de críticas y también en el estudio monográfico comparativo que realizamos en "El bazar de las sorpresas", la obra de Coppola nos sigue pareciendo un peliculón. Cierto que algunas escenas (como la del surf) no necesitan de un subrayado adicional para quedar claras, pero también es cierto que todo el episodio de la plantación francesa (auténticos fantasmas en vida) añade un mensaje especial sobre el papel que desempeñamos los demás (los otros, los ausentes) en los conflictos bélicos. Es, probablemente, una edición orientada al formato DVD, pero el hecho de que Coppola haya trabajado con Walter Murch en la edición de la imagen y el sonido a partir de la película orginal (y no de una copia) dice mucho en favor de su interés por esta versión... y el resultado se nota: ya no se ven colores como los del Oscar a Vittorio Storaro, ya no hay una definición tan clara en las películas, ya no se trabaja el dolby con tanta meticulosidad como lo hace Murch, ya no...

Pablo Menéndez Pidal:

He visitado vuestra web y me parece muy interesante vuestro proyecto,os felicito y me permito pediros un favor que es (al menos para mi ) un desafío. Me refiero a si serías capaces de identificar en la banda sonora de la película "Cuando Ruge la Marabunta", que en principio tengo entendido que la música es de Daniele Amfitheatrof, pero ¿cómo se llama la pieza de Chopin que toca al piano Eleanor Parker? (antes, creo, toca el "sueño de amor" nº3 de Listz) cuando llega como mujer de Charlton Heston y le pide que le muestre sus habilidades.

Si os es facil os agradecería este dato que llevo mucho tiempo indagando. Muchas gracias de antemano.

Pablo.

Hola, Pablo. No voy a preguntarte si el nombre es auténtico, porque lo parece. Pero con tanta casualidad en este número uno va a acabar pensando que hay gato encerrado. Vale, damos por bueno que eres descendiente de "un tal" Menéndez Pidal y punto. Lo de Chopin, en cambio, no hemos podido localizarlo, así que publicamos tu carta para que si algún lector de la revista sabe la respuesta al acertijo nos la haga llegar... por favor, mandadnos una notita, que en esta casa hemos puesto a todo el mundo a buscar y no ha habido forma, por lo que nuestro ego está bastante desanimado ante tanta ineptitud acumulada entre todos y cada uno de los miembros de la redacción... a este paso vamos a tener que abandonar el empleo de espía. 

Ignatius Reilly:

Estimados amigos de Encadenados:

Mi nombre es Ignatius Reilly. Tengo veinticuatro años y soy licenciado en Ciencias de la Información (Comunicación Audiovisual).

Acabo de descubrir vuestra revista en Internet, que me parece brillante. Les adjunto mi currículum y una muestra de mi trabajo hasta ahora como redactor y crítico de cine. Les agradecería enormemente que tuvieran en cuenta mi perfil cuando surjan demandas de colaboraciones de cualquier tipo. Para mí sería un privilegio formar parte de su equipo.

Un saludo. Gracias por su atención.

Ignatius.

Hoooola, mira qué bien. Lo de este mes no tiene nombre... así, no me extraña que los de la redacción anden con soponcio tras soponcio y sean incapaces de sacar los números de esta modesta revista de forma puntual.

Pues sí, chico, si te apetece, aquí estamos dispuestos a recibir nuevos colaboradores. No, no es que dejamos pasar a cualquiera, en realidad incluso hemos pensado poner unas pruebas más duras que las que figuran en tu currículum... porque no lo hemos publicado, pero hemos leído algunas cosillas tuyas que nos parecen interesantes. Lástima que no te apellides Polanco, así nos sería más fácil conseguir alguna subvención para mantener vivita y coleando esta publicación que, como habrás observado, no sólo alardea de su independencia, sino que para preservarla también alardea de carecer de publicidad, por lo que no tenemos que pagar ningún servilismo a nadie. Claro, que si viene una distribuidora y nos llena la revista de links sobre su próximo estreno, no sé, la verdad es que no tengo muy claro si seríamos capaces de hacerle una crítica negativa a ese loado título. De momento, como el problema no se da, nosotros seguimos adelante con nuestra independencia... y que dure.

 

 
Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA