Principal
Arriba

Cuando ruge la marabunta
Aquí un amigo
Con la muerte en los talones
Rashomon-Wilder
Cinema Paradiso
Sin perdón
El último de la lista
Ópera prima
La muerte viaja demasiado
El valor del cine
Malalts de tele
Network
El bazar de las sorpresas
Gremlins 2
Ábrete de orejas
Farenheit 451
Retorno al pasado


Como todos los meses, una vez más os invitamos a mandarnos vuestra correspondencia, bien con comentarios de películas, bien con sugerencias o para preguntar aquel dato que hasta hoy no os habíais atrevido a preguntar a nadie. Os contestarán Mr. Arkadin y el Señor Kaplan, dos perfectos caballeros.

Una imagen irrepetible, un trío inigualable, juntos una vez más, ahora de forma definitiva: Jack Lemmon, Billy Wilder y Walter Matthau.María Teruel Juliá y Joaquín Salmerón:

Un número más recibimos peticiones de ayuda, sobre todo para encontrar datos. Como el Alhzeimer ya nos ataca por todos lados, reproducimos vuestra petición a ver si algún alma caritativa os echa una mano. Por voluntad que no quede.

“Pertenecemos a una asociación cultural que se dedica principalmente a la recuperación y difusión de la historia de Cieza, una población de treinta y tres mil habitantes. Hemos encontrado recientemente un libro de firmas del teatro Borrás de nuestra localidad. En él hemos podido leer los nombres de artistas que actuaron en dicho teatro entre 1921 y 1924. Como nos gustaría saber más sobre los mismos, les rogamos que nos indiquen cómo buscar más información sobre artistas de la época en publicaciones. Nota: ya hemos buscado información en Internet pero pensamos que debe haber más en publicaciones impresas que desconocemos.”

A.B.L.:

Pues sí, se mueren los grandes del cine. Que los actores (Rod Steiger), actrices (Katy Jurado) y directores (John Frankenheimer) que iniciaron su carrera en los años cincuenta hayan iniciado su último rodaje no significa más que una ley ineludible: nos hacemos viejos. Es cierto que todos los veranos fallece gente importante del celuloide, pero sobre todo lo que preocupa es la proximidad con que los sentimos. De todas formas, si consideramos que este es el año del fallecimiento de Billy Wilder, los demás casi podemos considerarlos secundarios de lujo en esta película. Por cierto, no es que vayamos a dedicar cada año un homenaje al director fallecido más importante, lo de Billy es obligado, pero en los próximos números vamos a hablar de Polanski y de Patino, dos directores ya veteranos, pero que siguen vivitos y coleando.

El último megaéxito de la Columbia es cualquier cosa menos "un film de Sam Raimi".María Escobedo:               

No, no nos ha entusiasmado el Spiderman de Sam Raimi. Es cierto que los trailers hacían prever algo insólito, una superproducción con efectos especiales defectuosos, pero luego no se han atrevido ni a eso: los efectos son de primer orden. La historia, como siempre, de tercera división. Todo queda reducido a un previsible planteamiento con la presentación de personajes y la primera batallita del superhéroe de turno… decimos primera, porque si ya hay X-men 2, Superman no-sé-cuántos, Batman ni-se-sabe y demás superhéroes, claro, Spiderman 2 ya se está cociendo. Una pena que Raimi no haya introducido más mala leche, quizá aprendió las reglas del juego con Premonición: si haces algo original fracasas en taquilla… así que mejor ser sumiso a la productora (curioso, cuando hizo aquel western con Sharon Stone de productora y estrella sí se atrevió a planificar cada duelo de una forma innovadora, ¿por qué no habrá hecho lo mismo en este rutinario enfrentamiento repetido entre el hombre araña y el duende verde?).

P.P.:

La actual fiebre por editar en DVD con cualquier revista o periódico tiene la evidente ventaja de demostrar que un título puede ser rentable editándolo a 4 ó 5 euros (no incluimos en la lista a la revista “Tiempo” que directamente lo regala manteniendo su precio habitual de 3 euros). Aunque no todo lo que se edita tiene el mismo interés, es cierto que se están combinando los títulos recientes (los de los periódicos “Marca”, “As” o “Levante”) con grandes clásicos (sobre todo destacar los de “Cinco días”, que en DVDs dobles ha ofrecido cada vez dos títulos, algunos incunables como El tercer hombre, El nacimiento de una nación, El maquinista de la general…). Esto debería animar a nuestros editores a darse cuenta que no se pueden vender DVDs a 24 euros, por más que sean de reciente estreno, sobre todo si tenemos en cuenta que con la moda del DVD “sólo para alquiler” ya han comenzado a aparecer las dobles versiones, tanto en cuanto a extras como en cuanto a formato. El caso más lamentable es el de Atlantis, que a estas alturas se nos venda este título como el último gran título de Disney con formato Cinemascope y que, a la hora de aparecer en DVD lo haga en una vergonzosa edición en 4:3 es simplemente para denunciarles. ¿Ya han olvidado que entre las opciones del DVD está el cambio de formato? ¿No saben cómo se edita una versión compatible 16:0 o 2,35:1? ¿Para qué tantas ventajas si todo queda reducido a una ridícula versión con pan & scan? No compréis Atlantis. Y si la tenéis, devolvedla. Reclamad a Disney que os devuelva el dinero. Cualquier cosa antes que aceptar un atropello semejante. Lo de Disney no tiene nombre. Una auténtica estafa.

 
Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA