Principal
Arriba

Cuando ruge la marabunta
Aquí un amigo
Con la muerte en los talones
Rashomon-Lynch
Cinema Paradiso
Sin perdón
El último de la lista
Ópera prima
La muerte viaja demasiado
El valor del cine
Malalts de tele
Network
El bazar de las sorpresas
Gremlins 2
Ábrete de orejas
Farenheit 451
Retorno al pasado


Querido lector, esta es tu página. Bueno, en realidad todas las páginas de la revista son tuyas y para ti. Pero esta página tiene algo especial, porque la hemos dedicado a publicar tus críticas. Queremos que nuestros lectores también colaboren con nosotros publicando una breve crítica (hasta un máximo de VEINTICINCO líneas) sobre las películas en cartelera.

Aprovecha esta oportunidad que te brinda "Encadenados" y escribe sobre tus directores favoritos con esa sinceridad que te caracterizaPara colaborar lo único que tienes que hacer es enviarnos tu texto directamente en la portada del e-mail o como documento adjunto... y nosotros subiremos cada mes las críticas recibidas.

Las direcciones que puedes utilizar para tus envíos son: 

misterkaplan@hotmail.com  misterarkadin@eresmas.com

******

 

 

REMANDO AL VIENTO,

  de Gonzalo Suárez. 

Hay películas a las que el tiempo las ha hecho enriquecer su significado y su puesta en escena: ésta es una de ellas.En 1989 Gonzalo Suárez ponia en marcha un complicado proyecto cinematografico: recrear las visicitudes, excesos y travesuras de los poetas mas diletantes de la Inglaterra más romántica, Lord Byron, Shelley y la desdichada Mary W. Shelley. 

En una atmósfera de hielo, Mary recuerda en un flash-back cómo todos los seres a los que amó se pudren en una tumba gracias a la criatura que ellamisma concibió mediante el papel y la pluma una noche mágica en la que Byron propuso escribir la historia más terrible que nadie haya podido imaginar... 

Cuando la criatura se desprende de Mary y cobra vida propia resulta un caos de desgracia incontrolable; Mary consiguió dar vida a la materia y, por ello, en el polo Norte va a reunirse con ella. 

La película resulta una recreación de los poetas diletantes del romanticismo inglés, aderezados con un guión literario bellísimo, la ensoñación que produce la fotografía de Carlos Suárez: minuciosa, vaporosa y envuelta en una luz mágica muy acorde con el tono de la película. 

Byron, encarnado por un todavía desconocido Hugh Grant, totalmente ataviado a la moda de la época (conocemos los retratos del poeta), asume con dignidad el papel, enriquecido por esa colaboración de José Luis Gómez, Polidori, un actor Consagrado y, además, indispensable para la trama. 

El resto, extranjeros, como Liz Hurley, dan mayor verosimilitud. No quiero olvidarme de Bibi Andersen, o Aitana Sánchez-Gijón (en un papel muy reducido) o Josep Mª Pou, espléndido. 

Desde luego hay películas a las que el tiempo parece enriquecer su significado, su bella puesta en escena y la defensa de la vida, el amor, la poesía y, sobre todo, la alegría y la muerte de la mano, la locura y lo excéntrico, el grito de la libertad. 

No despertéis a la serpiente dormida!

Lola Herráez Cubino

 
Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA