Principal
Arriba

Cuando ruge la marabunta
Aquí un amigo
Con la muerte en los talones
Rashomon-Haneke
Cinema Paradiso
Sin perdón
El último de la lista
Ópera prima
La muerte viaja demasiado
El valor del cine
Malalts de tele
Network
El bazar de las sorpresas
Gremlins 2
Ábrete de orejas
Farenheit 451
Retorno al pasado


Como cualquier revista que se precie, la nuestra también tiene su sección dedicada a las bandas sonoras. Habitualmente correrá a cargo de Juan Francisco Álvarez, un mozo con muy buen oído... como podréis comprobar en cuanto se quite los cascos y atienda las llamadas telefónicas que le piden, insistentemente, su crónica musical para este número. 

LAS NOMINACIONES AL GOYA A LA MEJOR BANDA SONORA 

Por Juan Francisco Álvarez

El gran Pepe Niego, con su nueva colaboración con Vicente Aranda, vuelve a ser nominado al GoyaHace pocos días la Academia de las Ciencias y de las Artes Cinematográficas nos hizo saber su decisión sobre las nominaciones para los Goya del 2001. Y como siempre ocurre en estos casos, nunca llueve a gustos de todos, y siempre faltan candidatos con trabajos memorables y también, por qué no decirlo, sobran otros de escasa valía. Cierto es que bien difícil resulta recoger en cuatro candidaturas los mejores trabajos del año, y más difícil es aún tener que quedarse con uno de ellos, pero bueno, así son las reglas y puestos a enjuiciar, veamos qué nos han deparado las nominaciones en el apartado de mejor banda sonora este año.

Nobleza obliga empezar por el gran Pepe Nieto, que con ésta acumula la friolera cifra de diez nominaciones al Goya y a sus 6 estatuillas es muy posible que se le una la séptima con este excepcional trabajo para la nueva adaptación de la historia de Juana la loca realizada por su gran amigo Vicente Aranda. Las colaboraciones con Vicente Aranda se remontan a la época de El Lute, y desde entonces ambos han trabajado juntos, dando lugar a grandes obras, como Amantes, Los jinetes del Alba, La pasión turca, etc. Con Juana la loca, Nieto se reencuentra con esta historia, pues pocos años antes interpretó la partitura que el maestro Quintero realizó para Locura de amor y así editar en compacto un clásico de estas dimensiones. Y lo hace, sin mirar atrás, pues al fin y al cabo, la película de Aranda poco tiene que ver con la de Juan de Orduña, aunque, eso sí, buscando e indagando en la historia para componer unos temas Para el autor de este artículo, "Juana la Loca" es probablemente la mejor banda sonora española del año musicales incidentalistas que acompañen al argumento. Además de estos temas históricos, la banda sonora dispone de otros de gran belleza, no demasiado ostentosa, pero sí contundente y con gran fuerza dramática para ilustrar al personaje de Juana y todos los sentimientos que a ella le acompañan: traición, locura, lucidez, engaño, pasión, celos, rebeldía, desesperación, etc. Una magistral partitura, merecedora de todos los elogios y premios, muy en la línea de lo que Nieto sabe hacer muy bien, que es dejar a los espectadores clavados en sus asientos ante tal maestría. La Orquesta de la Radio de Bratislava es una gran elección para la ejecución de esta banda sonora, y sobre todo destacar los coros y el magnífico órgano del auditorio de Radio Bratislava, que adquiere un papel protagonista en esta música.

Siguiendo un orden por méritos acumulados de los compositores nominados, nos corresponde hablar ahora de Lucía y el sexo, una poco convencional pero muy sugerente partitura del vasco Alberto Iglesias. De La sexta nominación de Alberto Iglesias puede suponerle ganar por quinta vez el Goya... y con todo merecimiento sus cinco nominaciones hasta la fecha, ha ganado en cuatro de ellas, y solo con Vacas perdió ante Pepe Nieto y El maestro de esgrima. Con esta sexta nominación, Alberto Iglesias puede acortar distancias con Pepe Nieto. Sonidos extraños, lívidos y ausentes, unos susurrantes teclados por aquí, y una hilarante viola por allá dan paso a una melancólica melodía a piano. Tal vez no es la mejor composición de Alberto Iglesias, pero está muy a tono con la historia que Medem nos narra. De nuevo, la estrecha colaboración entre director y compositor, así como el total entendimiento nos llevan a otro de los mejores trabajos del año. No en vano estamos ante otro de los grandes binomios director-compositor de nuestro cine. Cinco largos ha realizado Julio Medem y los cinco cuentan con música de Alberto y a excepción de Vacas, como ya hemos comentado, con las demás Alberto ha ganado la estatuilla en todas ellas. ¿Ocurrirá lo mismo con este nuevo trabajo?

¿Compositor, músico, niño prodigio...? Lo cierto es que Amenábar vuelve a estar nominado y en esta ocasión con más merecimiento que con "La lengua de las mariposas"El siguiente trabajo, corresponde a ¿un compositor? No, no es ciertamente un compositor, ¿un músico? Tampoco. Se trata de nuestro nuevo joven talento, como lo tildan algunos, que reconoce no tener estudios musicales, pero que con unos teclados, unos cuantos amiguetes compositores, orquestadores y músicos, otros amiguetes que ponen las pelas y los medios y algunas influencias de los mejores compositores clásicos (principalmente Herrmann) realiza trabajos funcionales, que en esta ocasión van un poco más allá y recrean situaciones y acciones que van como anillo al dedo a las imágenes de esta aclamada película Los Otros. Estamos hablando ni más ni menos que de Alejandro Amenábar, un jovencito metido a director, guionista, actor y también a compositor. Como compositor, es su segunda nominación a los Goya, después de que no sin polémica, fuese nominado por su trabajo para La lengua de las mariposas, ya que inicialmente este trabajo le fue encomendado al compositor vasco Ángel Illarramendi y posteriormente su partitura fue sustituida por la realizada por Amenábar. El trabajo de Amenábar aquí, es bastante discreto y sin brillantez, pero sí está por encima de otros trabajos suyos anteriores. Tal vez por el tirón de la película, o por la superación que este joven talento demuestra trabajo tras trabajo, o a saber por qué razón o sinrazón (ya se sabe en esto de las nominaciones y/o premios) se le ha nominado.

Sin embargo, más fuera de lugar se encuentra la cuarta nominación. Aquí si que uno no se explica cómo ha conseguido el madrileño Bernardo Bonezzi, meterse en las nominaciones a mejor banda sonora. Cierto es que su estilo, por cierto bastante recurrente una y otra vez al mismo tipo de temas, instrumentos y géneros, ha mejorado bastante desde su época de la movida madrileña con Almodóvar y McNamara hasta ahora; pero su partitura es muy inferior a muchas de las que se han quedado fuera de las Bernardo Bonezzi (firmando un autógrafo al autor del artículo) presenta una partitura oscura y difícil, con pocas posibilidades de alzarse con el Goya nominaciones. Bonezzi acumula con esta su cuarta nominación, y ya posee una estatuilla, gracias precisamente a su elaborado trabajo para el mismo director que ahora nos ocupa en esta nominación. Fue  Agustín Díaz Yanes con Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto el que le ofreció la posibilidad a Bernardo Bonezzi de demostrar que además de componer la música de las movidas de Almodóvar pre-Mujeres al borde de un ataque de nervios y canciones facilonas, también sabe, aunque con uso y abuso de sintetizadores, componer bandas sonoras de discutida calidad (Morirás en Chafarinas, Boca a boca, etc.) . Aquí Agustín Díaz Yanes repite con Bonezzi para Sin noticias de Dios, una sobría partitura, oscura y difícil de digerir, que tiene aún pendiente su edición en CD de la mano de Hispavox.

Por todo ello, y haciendo balance, son discutibles estas dos últimas nominaciones, y si bien el premio parece cantado hacía el veterano Pepe Nieto, no hay que descartar sorpresas. Si lamentar, el que otros trabajos muy buenos hayan quedado fuera, ya sea Roque Baños con su magnífica composición para Buñuel y la mesa del rey Salomón; Angel Illarramendi por su no menos que excepcional partitura para El hijo de la novia, Carles Cases por Anita no pierde el tren, Bingen Mendizábal por Visonarios, Manuel Villalta por El palo, Luis Ivars por Tiempos de Azucar, Suso Saiz por Juego de Luna...

  

 

 
Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA