Principal
Arriba

Cuando ruge la marabunta
Aquí un amigo
Con la muerte en los talones
Rashomon-Blake Edwards
Cinema Paradiso
Sin perdón
El último de la lista
Ópera prima
La muerte viaja demasiado
El valor del cine
Malalts de tele
Network
El bazar de las sorpresas
Gremlins 2
Ábrete de orejas
Farenheit 451
Retorno al pasado


Aunque la nuestra es una revista de cine, no podemos olvidarnos de ese otro gran devorador de imágenes que es el público teleadicto, por ello le dedicamos dos secciones, ésta y Network. En ellas damos un repaso a la actualidad de la pequeña pantalla en España.

 

EL GRAN HERMANO CONTRAATACA

Por Ángel Esparcia

La ausencia de "grandes" conflictos ha provodado la caída de la audiencia de "Gran Hermano"No hay historia si no hay conflicto. He aquí un axioma de la dramaturgia y de la narratividad que se está cumpliendo en esta segunda edición del programa Gran Hermano (del que ya hablamos en el número anterior).

Este reality-show alcanzó sus máximos de audiencia cuando los conflictos existentes en "la casa" estaban en pleno apogeo; cuando éstos han desaparecido (o se han atenuado) la audiencia ha caído, hasta el punto de que sólo los muy fieles siguen viéndolo. La "expulsión" de Emilio el día 24 de mayo "por decisión de la audiencia" lo ha confirmado. Hasta ese momento las complejas relaciones entre la pareja Eva-Emilio suscitaban diversos interrogantes sobre su continuidad.

Desaparecido Emilio, el conflicto ha desparecido y como otros conflictos ya habían sido resueltos por la "expulsión" de sus actores, la vida en "la casa" se ha visto sumida en la semana siguiente en el letargo y el aburrimiento, con la consiguiente repercusión en los niveles de audiencia. El espectador quiere "que pasen cosas" y si no "pasan" acaba cambiando de cadena. Porque ¿qué tiene de estimulante ver como unas personas toman el sol, o se preparan la comida, o juegan al parchís?.

Estoy seguro que esta es la gran preocupación de los responsables del programa (el público está eliminando los conflictos expulsando a los implicados), y los guionistas (porque el programa tiene guionistas, como aparece en los créditos; aunque su función sea diferente a la que tienen en una sit-com, por ejemplo) estarán devanándose los sesos por cómo crear otros nuevos (tal vez por ello hayan decidido no dar la prueba semanal por superada: para agudizar la escasez de comida, bebida y tabaco, y con ello los posibles enfrentamientos entre los supervivientes). Hay que recordar, que Gran Hermano es "narrado" y que las cámaras no son un mero espejo. Pero de esto ya hablaremos otro día.

 
Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA