Principal
Arriba

La risa como fundamento
Chantaje contra una mujer
La carrera del siglo
La pantera rosa
El guateque
Dos hombres contra el oeste

EL "OTRO" EDWARDS

(Sobre "Chantaje contra una mujer")

Por Patricio Ruiz

Rodada en glorioso blanco y negro, "Chantaje contra una mujer" continúa siendo un policíaco impresionanteHay otro cine, casi desconocido de  Edwards, que ocasionalmente, en horarios de madrugada y hurtándolo al gran público, ofrecen las televisiones. Las mismas que en horarios comerciales ofrecen una y otra vez la serie de La pantera rosa, y en pequeñas raciones El guateque, 10, la mujer perfecta, Víctor o Victoria e incluso La carrera del siglo, el lado más festivo de un autor excepcionalmente dotado para la comedia. 

Si se ponen trascendentes, para algún debate reponen Días de vino y rosas o muestran su historia de amor (y su película) por excelencia, Desayuno con diamantes. Pero hay otro (y otros) Edwards como el de Chantaje contra  una mujer titulo full de Experiment in terror que es a la vez una gran película policíaca y que, sin embargo, contradice las reglas del género: policías corrientes con métodos rutinarios que, según confiesa Glenn Ford al niño, nunca ha disparado contra nadie; asesinos múltiples con corazoncito; confidentes endurecidos que se ablandan... El género policiaco, no es novedad para Edwards que unos años antes había sido responsable de una serie policíaca para TV, Peter Gunn, y que mas tarde intentaría revivir para la pantalla grande (y algunos guiones que escribió adaptados al género).

Con Chantaje contra una mujer Edwards consigue una gran película que con los años será una más de las películas pirateadas de la historia del cine ¿Cuántas veces hemos visto en otras películas la escena del crimen en el taller de maniquís?¿No nos suenan a muy conocidas las secuencias finales en el estadio deportivo...?

El inicio de la película con el primer plano de Lee Remick y la respiración sibilante del asesino durante diez minutos es una muestra de la maestría de Edwards en eso que los técnicos llaman timing y en la que Edwards está a la altura de Hitchcock, maestro de maestros.

El agente del FBI Glenn Ford busca una asesino múltiple. El talento no es precisamente el fuerte de Mr. Ripley (Glenn Ford) , solo es el clásico policía concienzudo que se limita a aplicar el caso a un rutinario manual. Lee Remick ni siquiera, en el filme, se enamora de él contraviniendo una de las mas clásicas reglas del género. Edwards ama el cine y lo homenajea (no plagia) siempre que puede. De hecho ha conseguido la película homenaje mas completa al Cine y sus géneros con La carrera del siglo y con amor, no con parodias. 

En Chantaje contra una mujer  hay homenajes a The Keystone Cops., quintaesencia del cine mudo (el padre de Edwards era director de películas mudas), a Psicosis con la aparición del asesino caracterizado de viejecita, Bellido dixit. Y a El tercer hombre: la aparición del asesino frente a la casa de la mujer oriental es una clara referencia a la que mostraba a Orson Welles frente a la de Alida Valli, cuando al iluminarse una ventana es descubierto en su escondite. Y hay también un tigre premonitorio al que aparece, en La pantera rosa y La carrera del siglo eso sí, sin el champagne de las inolvidables fiestas edwardianas.

No era la primera vez que Mancini trabajaba con Edwards en el mundo policíaco, juntos habían rodado para televisión la inolvidable serie "Peter Gunn"Y... Henry Mancini. Es Mancini un versátil compositor autor de la banda sonora de las más populares películas de Edwards: la sintonía de La pantera rosa, El guateque... pero también de Sed de mal de Orson Welles. En tres años obtiene: 1961 dos Oscar con Desayuno con diamantes de Edwards; en 1962, otra vez con Edwards, un Oscar por Días de vino y rosas y compone asimismo la popular banda sonora de Hatari de Hawks; en 1963, recibe una nueva nominación para el Oscar por la balada de Charada de Donen, otro de sus directores habituales. En medio, sin embargo, compone la banda sonora de Chantaje contra una mujer, se olvida de su tirón comercial y la adapta a la historia que está contando. Con esta película policíaca Edwards y Mancini vuelven a sus orígenes, a los acordes de la serie de Peter Gunn televisiva (1958), la historia de un detective con afinidades por el Jazz. En Chantaje contra una mujer  hay una música funcional respaldando cada escena según el ambiente en que se desarrolla, sobre todo Jazz. Esta vez no hay virtuosismo musical que pueda distraer al espectador, sólo apoyo a unas imágenes. ¡Que grande es Mancini!.

Quizá "Chantaje contra una mujer" se ha convertido en la película más imitada de Edwards... y si no que se lo pregunten a "El silencio de los corderos"Final:

1962, Experiment in terror: un asesino múltiple es perseguido por un agente del FBI, el clásico pies planos. Ford/Ripley. Rodada en glorioso blanco y negro.

1991, El silencio de los corderos: un asesino múltiple es perseguido por una agente especial del FBI, Jodie Foster/Clarice, universitaria superdotada. Un filme rodado a todo color.

Cinematográficamente, entre ambas películas, no hay color.


 

Volver al SUMARIO Página ANTERIOR Página SIGUIENTE Ir a la ÚLTIMA PÁGINA