C&I_Peq.gif (32982 bytes)

EnCad_Separado.gif (2838 bytes)


ABRE LOS OJOS (comentarios sobre temas de actualidad cinematográfica)

La crítica de cine debería informar, enseñar a analizar un film de forma objetiva, pero, desgraciadamente, la mayor parte de la crítica que nos llega es subjetiva y, más deprimente aun, sujeta a imposiciones de tipo económico. De esa forma si, por ejemplo, en una publicación critican una película producida y distribuida por su "empresa" no habrá más remedio que decir que a pesar de sus fallos está bastante bien (caso por ejemplo de las producciones o distribuciones de Sogetel-Sogepaq enjuiciadas en periódicos o revistas como "El país" o "Cinemanía"), o un estreno (en Valencia) en los cines Albatros o Babel es muy difícil que obtenga en "Cartelera Turia" (en unos u otros casos existen excepciones para que los "cantes" no sean excesivos) una mala calificación (quien lleva la programación de esos cines es uno de los "habituales" de la cartelera). No son los únicos casos y hacen bien en hacerlo ya que están "salvando" sus intereses. Lo único que el "público" debería tener sentido de ello. En otros casos (periódicos, revistas, radios, emisoras de televisión) será difícil atacar un film ampliamente publicitado en los medios (piénsese en Titanic). La razón es sencilla: o tragas o no tendrás nunca más publicidad en tus páginas de "nuestras" producciones. El verdadero crítico debería ser independiente y objetivo. Se distanciara en la medida de lo posible de la película de la que va a hablar. Alguien puede creer que eso lleva implícito una falta de diversión. No hay tal, de esa forma, aunque parezca difícil, se "saborea" mejor el arte y el espectáculo.

Si lo dicho en el punto anterior es una realidad, puede suponerse lo que ocurrirá cuando se trate "acá" de hablar del cine de "aquí". En ese caso entran nuevos intereses: amiguismos, no quedar mal con el director o productor al que mañana probablemente el crítico pida que le produzca "su" película. A eso se llama falta de honestidad o compadreos de baja estofa, pero si se da en otros ordenes de la vida ¿por qué no en el mundo del cine? Terrible propuesta que no exime de responsabilidades. Es cómo aquel que incumple determinadas leyes acudiendo al socorrido y peregrino "como todos los hacen..."

Es curioso leer ciertas críticas y llegar luego a su "significado" final. Por ejemplo en una revista de cine con cierta especialización "Dirigido" se ponen (número de septiembre) grandes reparos al último film de Médem para acabar diciendo que está bastante bien o en la "Cartelera Turia" después de arremeter a lo largo de dos páginas contra Salvad al soldado Ryan de Spielberg, se dice que es un film imprescindible. ¿Cómo se come o cuece todo ese galimatías?...

El último Médem (Los amantes del círculo polar) ha sido producido y distribuido por un importe grupo de medios de comunicación. En sus publicaciones la unanimidad de excelencia del film es total. Lógico apostaron fuerte por el producto... y perdieron. Su apuesta consistió en "conseguir" que compitiera en el festival de Venecia, donde en palabras del crítico (llamémosle ya que hay otros) oficial del diario fue acogido con un "caluroso silencio" (?). Las críticas extranjeras no fueron prodigas en elogios y naturalmente el film no se llevó ningún premio ni siquiera en la pedrea. Pero la presión para silenciar el falso cine que hay en las imágenes del circulo Médem (hasta su apellido como se encarga de proclamar a diestro y siniestro es circular) es enorme. Un ejemplo para confirmarlo se encuentra en la revista "Fotogramas" del mes de octubre. En el Diario de Mr. Belverdere (página 26 ) se puede leer lo siguiente. "12.- Intento comprender por qué una publicación semanal madrileña dedicada al ocio ha retenido, y por tanto no ha publicado, una crítica de Los amantes del Círculo Polar clasificada sólo con una estrella"

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España acaba de editar en Alianza Editorial un amplio (más de mil páginas) diccionario del cine español. Iniciativa digna de aplauso, donde se pueden encontrar sabrosas anécdotas sobre determinadas películas y autores, pero lo que ya no está bien es que el diccionario, bajo la dirección del director de la Academia (José Luis Borau) esté plagado de inexactitudes y errores. Rogamos se proceda a una inmediata revisión del diccionario y que en la próxima edición sean subsanadas todas las "faltas" existentes.

Octubre es el mes de los festivales en nuestro país. En nuestra ciudad (Valencia) se celebrará la Mostra de Cinema del Mediterráneo (comienza el día 15), en Sitges unos días antes se realiza (se inicia) el festival de cine de Cataluña antes especializado en cine fantástico y de terror. Luego comenzará el de Valladolid, uno de los más antiguos que se celebran en España. En los tres hay muchas y grandes cosas, pero sobre todo hay que señalar los homenajes que en ellos se realizan a sendos directores: Fellini (uno de los grandes maestros del cine) en la Mostra, Resnais (innovador por excelencia) en Sitges y la presencia de la obra completa (7 films) del director y realizador japonés Kitano (autor de la reciente Flores de fuego)

Si una comunidad se lleva la palma en el número de festivales de cine que en ella se celebran, esta sea quizás nuestra Comunidad Valenciana. Tomen nota además de la Mostra en la propia Valencia tiene lugar (en junio) el interesante certamen de "Cinema Jove". En Peñiscola (junio) se celebra un festival dedicado a la comedia. Otros dos certámenes tienen lugar en Alfàs del Pi y Elche, sin contar otros menores dedicados a formato vídeo y que tienen lugar en varias poblaciones. El más veterano de estos últimos es sin duda el de Quart de Poblet (Valencia).

El cine Acteón de Valencia, este curso, se dedica a programar obras clásicas del cine en copias impecables proyectadas en versión original con subtítulos. Los cines Albatros hacen algo parecido un día (y un pase) a la semana de diversos títulos. Se trata de una colaboración entre la Universidad Politécnica y los cines Babel-Albatros. Los alumnos de la "Poli" no se podrán quejar de los precios que deberán pagar por asistir a esas sesiones. Será 100 (si como lo leen 100) pesetas (no euros) por sesión.

Es interesante descubrir alguna rara sorpresa cinematográfica en las cadenas de televisión aunque sea a altas horas de la madrugada. Es el caso de uno de los mejores films de Cassavettes (jamás estrenado en España) titulado El asesinato de un corredor de apuestas chino, 1976, exhibido en TV2 o la divertida película (propia de una época ya pasada) de "capa y espada" de V. Sherman titulada Las aventuras de D. Juan (1949), película que no creemos fuera estrenada en su tiempo en España debido al demoledor retrato que hace de la corte de Felipe III. D. Juan naturalmente era Errol Flynn, el actor por excelencia de la aventura durante aquellos años

Como bien nos hace observar el buen guionista y amigo que es Pedro Montero en el film de Colomo Los años bárbaros, reflejo de la España - triste - de los años 40 se presenta en una escena un cine donde tiene lugar el estreno de una película de Jorge Negrete y Carmen Sevilla (Jalisco canta en Sevilla). La pantalla del cine es monumental, una pantalla de proyección en scope. Un hecho anacrónico (como otros del film), ya que la primera película en Cinemascope es de los años cincuenta. Colomo o sus colaboradores podían haberse dado cuenta de ese detalle.


VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL