Mi experiencia en ‘Encadenados’

  05 Diciembre 2013

El arte de criticar 

eva-al-desnudoLa opera prima Experiencia Encadenados se estrena estas navidades. Después de varios años de trabajo, desde noviembre 2007, por fin sale a la luz el primer trabajo de Eva Cortés, también conocida como Eva al desnudo.

El filme cuenta la historia de una joven soñadora y amante del cine que, recién salida de la facultad, decide luchar por uno de sus objetivos, conseguir aquello por lo que estudió periodismo: Dedicarse a escribir sobre cine.

Pronto se da cuenta que va a ser difícil ganarse la vida con ello, así que se conforma con poder expresarse, con buscar un medio que sirva para expresar su sentir tras ver un filme. Un medio, que le permita defender el cine español, que le permita recordar que una comedia romántica también puede transmitir, que le permita demostrar que las películas de dibujos, a veces, no son solo para niños; en definitiva, un medio que le permitiera disfrutar aún más de esa fábrica de sueños llamada cine.

Su oportunidad le viene de la mano de Encadenados, una revista que acaba de comenzar su andadura en el mundo on-line. Dirigida por Adolfo, Encadenados es una revista familiar, donde todos los redactores forman una gran familia, que cuenta con experiencia en papel.

Eso es precisamente el encanto que la protagonista descubre en ella. La cercanía. El cÓmo los correos de trabajos y criticas se mezclan con los de feliz navidad y quÉ tal vuestras familias, un trato entrañable y una estupenda acogida a sus colaboradores.

La parte negativa era el tener que puntuar los filmes. Es difícil poner números al arte. Todas las películas por pobres que parezcan llevan un trabajo detrás de muchas personas, muchas horas que han dedicado a ella: pensar la idea, plasmarla en papel, rodarla, transmitirla... y eso, a parte del resultado final, ya es de apreciar. Por eso, la protagonista solo supo poner un 0 a lo largo de toda su experiencia en Encadenados.

El filme acaba cuando la protagonista decide cerrar esta etapa, visto que escribir sobre cine no puede convertirse en algo amargo, ni suponer ninguna carga. Es algo con lo que hay que disfrutar. Con el aumento de su trabajo, el tiempo para dedicarse al arte de criticar se redujo considerablemente, incumpliendo a menudo los plazos a los que se comprometía. Además, cada día disfrutaba menos yendo al cine a ver una película que sabía que luego habría que criticar. Prefería relajarse, disfrutar y escribir por placer, sin prisas.

Así que decide despedirse de sus compañeros, con la pena de no haberse podido reunir más veces en persona con ellos y de no haber puntuado nunca con un 5 alguna de sus películas valoradas.

Familia, cine, amistad, lo bonito de aprender, madurar, perseguir los sueños y las relaciones de trabajo se mezclan en esta opera prima cuyo tono no es para nada dramático, sino que pretende ser sencillo y original, dentro de la timidez de su directora.

Una de las escenas a destacar de la película, la que aporta ese punto de humor, es el encuentro en Valencia entre todos los Encadenados. Tras las peripecias para poder asistir, el resultado es un encuentro entrañable con comida, exposición y charla de por medio. Se celebra el 10º aniversario de la revista. Una ilusión que traspasa la pantalla.

Los secundarios están bien perfilados en esta opera prima. Con solo unas apariciones el espectador puede ver la calidad humana de todos ellos, Adolfo, Milagros, Carlos Losada, Daniela, SabÍn, Luis Tormo y muchos más. Todos los integrantes de una pequeña familia, a la que la protagonista envía un fuerte abrazo de agradecimiento en el monólogo con el que se cierra el filme. Dejo aquí una parte de ese monólogo:

Queridos Encadenados:

Creo que ha llegado el momento de cerrar esta etapa. Estoy muy contenta de haber compartido esta experiencia con vosotros; agradecida de todo lo que he aprendido, agradecida de haberos conocido en aquella preciosa comida, agradecida por el trato tan acogedor que me disteis, especialmente Adolfo.

Gracias, Adolfo, por cuanto me has enseñado y guiado. Por esos correos cercanos y esos buenos consejos. Y gracias Milagros por esos buenos ratitos hablando sobre lo que más nos gusta.

Encadenados es un gran proyecto y estoy contenta de haber formado parte de él. Os deseo lo mejor a lo largo de vuestra andadura internauta. Os seguiré leyendo y tenéis mi contacto para todo lo que esté en mi mano que os pueda ayudar.

Abracetes.

Escribe Eva Cortés

redaccion encadenados