Lola y sus hermanos (3)

  09 Agosto 2019

Como la vida misma

lola y-sus-hermanos-1La película de Jean-Paul Rouve, Lola y sus hermanos (Lola et ses frères), tiene como atractivo sobrevenido la magnífica interpretación que realizan Ludivine Sagnier, José García y el propio Rouve. Los tres intérpretes dan vida a unos personajes que convierten el egoísmo primigenio —como rango de supervivencia— en pura y atractiva ternura.

Con un ritmo pausado pero intenso, se desarrolla el guión, obra también de Rouve y del escritor David Foenkinos, el cual nos presenta la cotidianidad de unos personajes de la clase media francesa.

El director añade esta nueva película a otros trabajos de carácter intimista realizados a lo largo de su carrera, como Los recuerdos (2014) o Quand je serai petit (2012). Rouve siempre se encuentra en la búsqueda cíclica de la infancia y su devenir; de los posos que se sedimentan en los porvenires y, como en el caso de la película que ahora se estrena en España, de los lazos inevitables e insustituibles que se mantienen a través del tiempo.

Lola y sus hermanos se llevó el Premio del Público a la mejor película en la vigésimo cuarta edición del Festival de Cine Francés de Málaga y se proyectó, asimismo, en la sección Cinema amb Gràcia, dedicada a la mejor comedia internacional en el pasado BCN Film Festival.

Es la historia de tres personajes que a veces se separan, a veces se unen. Una peripecia familiar más o menos clásica que funciona perfectamente gracias a una muy efectiva puesta en escena. 

Aunque lo que se nos explica pueda parecer rutinario, no dejan de ser sorprendentes aspectos tan comunes que es difícil no identificarse con ellos. Donde las cosas se ponen interesantes es en la forma en que Jean-Paul Rouve los aborda y los trata. Hay amabilidad, ternura, gentileza, dureza también, amor, amistad, ira; en resumen, todas las emociones que pueden pasar los miembros de la misma familia.

Destaca la ternura con que trata a cada uno de sus personajes, de los que no oculta los defectos; también la facilidad con la que convierte cualquier detalle de la vida cotidiana en un elemento importante para la narración. Dicen que es una comedia, en realidad es una pequeña historia familiar, narrada con humor, pero sobre todo con una tierna melancolía, acorde con la ternura que derrama a raudales.

Una cinta gala para los calores del estío que deja buen sabor de boca y viene a diferenciarse de una oferta de temporada que, bajo la excusa de la pretendida oferta para el público más menudo, suele estar repleta de héroes muy héroes y villanos torpes, o de una empalagosa ristra de animaciones cantarinas, sin olvidar en las pantallas un poco de violencia guerrera.

Escribe Jesús Muñiz-Rimada | Artículo publicado en Cine Nueva Tribuna

lola y-sus-hermanos-2


Más artículos...