PEQUEÑA MISS SUNSHINE (4)

  31 Diciembre 2007
 miss_sunshine-1.jpg
Título original: Little Miss Sunshine
País, año: Estados Unidos, 2006
Dirección: Jonathan Dayton y Valerie Faris
Intérpretes: Greg Kinnear (Richard), Toni Collette (Sheryl), Steve Carell (Frank), Paul Dano (Dwayne), Abigail Breslin (Olive), Alan Arkin (abuelo)
Guión: Michael Arndt
Producción: Marc Turtletaub, David T. Friendly, Peter Saraf, Albert Berger y Ron Yerxa
Fotografía: Tim Suhrstedt
Música: Mychael Danna
Montaje: Pamela Martin
Duración: 101 minutos

Cada loco con su tema
Escribe Anaïs Pérez Figueras

miss_sunshine-2.jpgImagínense sentados junto a su familia alrededor de una mesa. Para comer hay, como todos los días, pollo frito. La que en este caso hace de madre, que además es ama de casa, entre gritos, pide al hijo que le ayude. El hijo, como buen adolescente incomprendido, accede a poner la mesa a regañadientes. El marido entra en casa sin apenas saludar y cabreado por el trabajo. El abuelo, mientras, está con su nieta bailando y se queja, cómo no, del pollo frito que comen todos los días. Entre medias, un personaje invitado que observa el panorama.

Vista así la situación parece normal. Hemos quitado los adjetivos que perfilan a cada uno de ellos. Entonces, lo justo, sería aderezarlos con esos pequeños detalles que van a convertir la cotidianeidad en algo grotesco.

El abuelo es cocainómano, el padre es un fracasado que por todos los medios intenta que triunfe un método de autoayuda, el adolescente hace nueve meses que no habla, quiere ser piloto de vuelo y solo lee a Nietzsche, la pequeña es una niña fea, un tanto regordeta que quiere ser Miss California, el invitado es un suicida, hermano de la madre y la madre se encarga de cuidar de todos ellos. En definitiva, una estampa curiosa que, de un tiempo a esta parte, nos está llegando desde Estados Unidos.

Los directores son Jonathan Dayton y Valerie Faris, un matrimonio que hasta ahora se ha dedicado a realizar videoclips y que por primera vez, se han lanzado a la gran pantalla con una comedia dramática, en la que uno de los muchos objetivos ha sido retratar las imperfecciones de una familia media, desde un punto de vista extravagante. Entre medias, crítica dirigida a los concursos de belleza infantiles, las terapias de autoayuda que intentan sacar del fracaso a los fracasados… Para ello tres elementos clave: un personaje ajeno a la familia, en este caso con tendencias suicidas, un concurso de belleza al que deben acudir y una furgoneta vieja como escenario.

miss_sunshine-3.jpgEn base a este sencillo planteamiento, Pequeña Miss Sunshine se construye como un filme que sin querer ser desgarradoramente crítico, deja sobre la mesa todos aquellos detalles necesarios para no quedarse en la superficialidad. El espectador intuye cómo va a acabar la película (el objetivo es recomponer las piezas de una familia que al parecer está completamente desmembrada y a la que únicamente les une es un viaje) pero la dulzura con la que poco a poco se van montando las piezas del engranaje, la hacen realmente interesante. 

Pocos diálogos pero cargados de ironía para un filme que no necesita de un ritmo trepidante ya que, únicamente con los personajes, están cubiertos los propósitos. Actores de la talla de Steve Carell, Toni Collette, Alan Arkin, Greg Kinnear, o un joven Paul Dano, consiguen mantener la atención del espectador y hacerle sentir las emociones suficientes como para calificar la película como mínimo de interesante.