Beast (3)

  07 Marzo 2019

Almas no aceptadas

beast-1Beast es el primer largometraje de Michael Pearce, un trabajo notable que ofrece la frescura necesaria que se exige a un director novel.

Michael Pearce escribe este guión basándose en la Bestia de Jersey, una historia que siempre le había inquietado hasta el punto de convertir al monstruo en película. Pearce no había nacido aún cuando este psicópata, Edward John Louis Paisnel, asesinaba a mujeres en los años 60.

La película no es un biopic sobre la Bestia de Jersey, es un punto de partida para Pearce, donde reconstruye la personalidad interior de un asesino, como se convierte en asesino, sin relatar exactamente los hechos del asesino real. De hecho la actuación principal recae en Moll (Geraldine James) dejando en segundo plano al asesino en serie.

Almas interiores con personalidades diferentes e inadaptadas quedan retratadas en Beast, con poca aceptación social sobre personas que son diferentes, sometidas al rechazo de un mundo globalizado en todos los sentidos, también en las relaciones humanas llenas de estereotipos.   

Con esta base se construye un guión cuyo argumento trata sobre una mujer que vive en una comunidad en la Isla de Jersey, junto a su familia. Moll está sometida a un control desmedido de su familia, principalmente de su madre. La familia no acepta la personalidad de Moll desde que ella agrediera, hace unos años, a otra chica clavándole unas tijeras. Moll es como una salvaje dentro de la familia y no se acepta nada de lo que hace, como por ejemplo enamorarse del presunto asesino de chicas que vive por la zona, Pascual Renof (Johnny Flynn).

Las virtudes que atesora Beast pasan por el tratamiento de la moralidad y cómo esta puede ser pervertida a través del amor. La dualidad de los personajes en relación a sus emociones también está presente en el filme: pueden matar pero pueden hacer una vida normal, enamorados, el amor como la única salvación. Se exponen esas contradicciones morales y emocionales en todo momento.

Otro aspecto positivo de la película es la búsqueda de explicaciones sobre las posibles causas del comportamiento extremo de Moll y Paul. Viven aislados, faltos de cariño familiar, se sienten solos, y no se adaptan al mundo actual, lo que les provoca comportamientos instintivos lejos de cualquier código moral, o educación moral interpuesta.

La familia juega un papel decisivo en la personalidad de Moll y Paul. Ella está constantemente controlada por su familia, por su madre. Vive en un ambiente opresivo y necesita escapar. Se lanzan reflexiones al espectador sobre el tipo de educación, sobre la conveniencia de tratar de distinta forma las personalidades que son distintas, sin llevar los códigos morales existentes al extremo.

En el apartado técnico, que podemos unir a los géneros utilizados, se observa que la película capta la atención del espectador por dos vías. Una por la parte, la dramática  que, aunque parezca imposible, está muy bien utilizada, adornada con pequeños sustos que anticipan que algo va a pasar; y acto seguido, el thriller, casi secundario, la trama queda en segundo plano hasta el final de la película.

El único defecto de la película es lo excesivo que puede resultar el personaje principal: tiene momentos que podrían haberse cortado en el montaje, hay suficientes explicaciones de su personalidad, y sus comportamientos, por lo que no es necesario regocijarse. Es como alargar la tragedia. Todo lo contrario ocurre con el resto de personajes, todos están bien construidos, con el tempo necesario, incluida la agente de policía, que interroga a Moll mostrándose con una contundencia que roza la crueldad.

Estamos ante una película interesante de un director que utiliza elementos autobiográficos como base constructiva, para realizar un filme muy aceptable teniendo en consideración la calidad del cine actual.

Escribe Marcos Sáez

beast-2

 


Más artículos...