El misterio del dragón (2)

  20 Enero 2020

Arnold Schwarzenegger contra Jackie Chan

el-misterio-del-dragon-0Sobre el papel, El misterio del dragón es una cinta que lo tiene todo para ser un auténtico despropósito: sale un dragón, hay magia, enanos, chinos expertos en artes marciales, vampiros, brujos, rubias tontas y Arnold Schwarzenegger y Jackie Chan compitiendo para ver quién es más fuerte.

Pero no, lo curioso es que la historia es bastante entretenida y funciona muy bien. El misterio del dragón es una película que está mucho mejor realizada de lo que necesitaba. Tiene algunos detalles de calidad que realmente no hacían falta para una cinta que posiblemente esté destinada a pasar sin pena ni gloria por las carteleras internacionales.

El director ruso Oleg Stepchenko nos cuenta las aventuras del cartógrafo Jonathan Green para crear un mapa de todos los países conocidos. En su accidentado viaje, Jonathan vivirá todo tipo de aventuras, desde enfrentamientos con extrañas criaturas y batallas con maestros en artes marciales hasta brujas milenarias ocultas en los rincones más recónditos de la legendaria China.

Estamos ante la secuela de Transilvania, el imperio prohibido, cinta en la que ya aparecía Jonathan Green viviendo aventuras junto a vampiros y monstruos. Es decir,  el intento de crear una nueva saga de aventuras ambientada en un mundo fantástico. Entorno en el que parece que Oleg Stepchenko se mueve con soltura.

Posiblemente el mayor problema de la cinta es que busca ser demasiado ambiciosa. Junta ideas de Los tres mosqueteros,El hombre de la máscara de hierro o Tigre y dragón con numerosas leyendas y fábulas de la tradición china y rusa, como, por ejemplo, la referente a la autenticidad y legitimidad del zar Pedro el Grande.

Lo cierto es que hay muchas ideas interesantes que solo son apuntadas y que posteriormente son olvidadas en la trama final. Oleg Stepchenko construye una película con demasiadas capas y con demasiados frentes abiertos que luego se van disolviendo en el argumento.

Lo cual no quiere decir que estemos ante una cinta mala, pero sí ante un trabajo muy peculiar que suscita muchas dudas. Por ejemplo, ¿cómo han podido convencer a Charles Dance y Rutger Hauer para hacer unos cameos de apenas unos segundos? ¿En qué estaba pensando Schwarzenegger para poner dinero en esta película?

El resultado final es una cinta que comienza muy bien y que acaba convirtiéndose en un despropósito muy divertido de magias y combates, para verla sin prejuicios, con la mente abierta y con ganas de divertirse.

Eso sí, habría sido mucho mejor si se hubiera dado mas importancia a la subtrama centrada en la prisión de Londres y en la épica batalla entre Arnold Schwarzenegger y Jackie Chan. Dos actores con un carisma increíble y que acaban siendo lo mejor de la historia.

En definitiva, nos encontramos con una película que sorprendentemente funciona y que solo en algunos tramos pierde algo de fuerza o aburre. Es una propuesta muy interesante de cine sin complejos. Gustará mucho en los festivales de cine cutre y friki.

Escribe Vicente Ignacio Sánchez | Artículo publicado en Cine Nueva Tribuna

el-misterio-del-dragon-1