Yesterday (3)

  29 Julio 2019

Un mundo sin los Beatles

yesterday-1Desde el 5 de julio podremos disfrutar en España del nuevo trabajo del director Danny Boyle (Slumdog Millionaire, 127 horas), junto a Himesh Patel (The Luminaries) y Lily James (Cenicienta, Mamma Mia 2) como protagonistas y que cuenta con la aparición de estrellas como Ed Sheeran o James Corden. 

El argumento es original y podría tener potencial como película. Pero la película pasa y queda la sensación de que una premisa así se merece algo más grande. Pero no nos engañemos, sería difícil que algo saliese mal con los Beatles de fondo. Y, ¿cómo vivir en un mundo en el que los Beatles han dejado de existir y nadie los recuerda? La película desarrolla así las situaciones más hilarantes.

Esos padres que no prestan atención ante el primer recital de Let it be, esos amigos que se emocionan ante Yesterday, esa fiesta de niños amenizada con I want to hold your hand, ese magnífico Help cantado con rabia… La película, ante todo, abre una reflexión sobre el funcionamiento de la industria musical. ¿Las canciones son lo que son por su contexto, el intérprete, lo que quieren decir, o lo que significan?

Yesterday de alguna manera no ahonda en la conexión entre artista y público, se queda bastante fría en ese aspecto. Funciona más en sus situaciones cómicas que en su trama romántica. Y en la forma de proponer esa historia de amor, es difícil no distinguir a su escritor Richard Curtis, autor de la popular Love Actually. En cuanto a su director Danny Boyle, plantea una realización más bien comedida y discreta, que no conseguirá destacar en su filmografía.

Himesh Patel funciona por momentos. Aunque desarrolla muy bien esa faceta más amargada y patética del personaje, la química entre él y el personaje femenino de Ellie (Lily James) es casi inexistente. Si bien Ed Sheeran hace de sí mismo, se puede advertir que no se muestra al natural ante las cámaras.

Y hablando del reparto, sorprende no encontrar en la película a la actriz cubano-española Ana de Armas, a la que pudimos ver en el primer tráiler de la película. Aparentemente fue eliminada del montaje final por suponer un problema en la percepción del público sobre la relación entre la pareja principal. 

Yesterday es una película simpática con algunos puntos surrealistas, y otros tan agradables como el recuerdo de cualquier canción de los cuatro de Liverpool que te hará arrancar a cantar y se quedará en tu cabeza para el resto del día.

El final del film no llega a conectar con el espectador, posiblemente por esa falta de conexión interna. Pero si en algo podemos estar de acuerdo con la película es que «un mundo sin los Beatles sería un mundo peor”.

Escribe Jorge García-Casarrubiós | Artículo publicado en Cine  Nueva Tribuna

yesterday-2