Verdad o reto (0)

  15 Mayo 2018

Mejor decir la verdad

verdad-o-reto-0Muy curioso resulta el caso de Blumhouse Productions, la productora que ha renovado y revitalizado el género de terror produciendo algunas de las más importantes cintas del género de los últimos años y que ahora estrena nueva película anunciada a bombo y platillo, Verdad o reto. Por eso, merece hacer un alto en el camino antes de entrar en materia para entender su funcionamiento.

Podríamos decir que su modelo de producción empezó hace casi diez años con Paranormal activity, cinta producida de manera independiente y sin financiación externa que costó 15.000 dólares, pero que luego sí fue distribuida a través del sistema de grandes estudios de Hollywood. Desde luego, si no hubiera costado ese irrisorio capital, la cinta hubiera lucido muy diferente, pero interesó a las majors y fue un éxito absoluto en taquilla, llegando a una recaudación de 193 millones de dólares.

Blumhouse vio claro que ese sería desde ese mismo instante su vía para producir sus futuras cintas sería siempre la misma: presupuestos bajísimos, mucha creatividad y contar historias de terror que todos conocemos de algún modo, pero son contadas de una forma fresca y mucho mPanarnormal son contadas de un modo fresco y mucho mr que todos conocemos de algado y revitalizado el gás actual. Después de Paranormal activity, vinieron las sagas de Insidious y de The Purge, ambas con sobrada resonancia conseguida a través de los años.

E incluso Blumhouse ha devuelto la dignidad como director a M. Night Shyamalan, quien después de años de penumbra artística, ha vuelto a ser interesante gracias a dos obras producidas por esta compañía, La visita y Múltiple. Y como colofón, la película de terror más alabada de los últimos años, Déjame salir, también directa desde el horno de Blumhouse, llegó a estar nominada a los Oscar, todo un campanazo que nadie vio venir.

Y llegó el reto

Por eso, cuando Blumhouse anunció la producción de Verdad o Reto, con Lucy Hale como protagonista, todas las miras que disfrutan con el cine de género se posaron sobre este estreno porque era como casar dos nombres ya ligados al terror teenager estadounidense desde hacía años. Lucy Hale ha sido durante siete años una de las Pequeñas mentirosas (Pretty Little Liars) en una de las series adolescentes de misterio y terror más famosas de los últimos años y que más cátedra han sentado en la materia.

Hale, quien ya se ha ganado el título de scream queen a pulso, y una cinta de terror sobrenatural producida por Blumhouse desde luego deriva en éxito asegurado… aunque nos hemos quedado harto sorprendidos al comprobar que en esta ocasión, la peripecia no tiene nada de original ni de meritorio, sino que más bien cae en lo rutinario y lo mediocre.

verdad-o-reto-1

Todo arranca en uno de esos spring breaks (o semana blanca de estudio en primavera), en los que nuestro jóvenes y apuestos estudiantes protagonistas aprovechan para irse a México a beber sin parar y hacer tonterías varias. Será Olivia quien conocerá a un chico que les propondrá jugar al mítico juego verdad o reto, convirtiéndose en una especie de obligación mortal llevada por algún ente demoníaco.

La cinta, que está a medio camino entre el saqueo de ideas y el cruce entre la saga Saw y la excelente It follows, se sigue sin caer en el tedio absoluto. Los personajes funcionan bien como grupo cohesionado que se enfrenta a algo que se les escapa, hay un divertido triángulo amoroso y secretos varios que se van deshojando y Lucy Hale encaja a la perfección con un personaje agradable y empático para el espectador, pero una vez se establecen las reglas del juego todo parece desinflarse, como si la idea se hubiera tenido que estirar hasta cumplir la hora y media de rigor.

Verdad o reto es la clásica cinta de terror juvenil que resuena a película mil y una veces vista desde hace años, lo que no debería ser algo necesariamente negativo pero carece de chispa, de ingenio visual y de dinamismo narrativo. Su planteamiento se vuelve tonto, desapasionado y deliberadamente reiterativo, no da miedo, despunta por su acumulación de tópicos y su desenlace roza lo ridículo.

Así que, desde luego, esta vez Blumhouse falló su propio reto.

Escribe Ferran Ramírez


Más información sobre Blumhouse:

Insidious
Déjame salir
Paranormal activity

verdad-o-reto-2