3 DÍAS (3)

  20 Abril 2008
3dias0.jpg
Título original: 3 días
País, año: España, 2008
Dirección: Francisco Javier Gutiérrez
Producción: Antonio P. Pérez
Guión: Francisco Javier Gutiérrez y
Juan Velarde
Fotografía: Miguel A. Mora
Música: Antonio Meliveo
Montaje: Nacho Ruiz Capillas
Intérpretes:

Víctor Clavijo, Mariana Cordero, Eduard Fernández, 
Daniel Casadellà, Ana de las Cuevas, Elvira de Armiñán, Juan Galván

Duración: 93 minutos
Distribuidora: Universal
Estreno: 25 abril 2008

Apocalipsis a la andaluza
Escribe María Sánchez González

Avalado por más de 70 premios como cortometrajista dentro y fuera de España y preseleccionado al Oscar en 2004, el cordobés Francisco Javier Gutiérrez da el salto al largometraje de la mano de los malagueños Antonio Melibeo y Antonio Banderas como productores, con 3 días, especie de cuento moderno y, en cierto sentido, trasgresor, en el que narra, combinando distintos géneros, un posible fin del mundo.

3dias1.jpgEstrenada primero en La Berlinale, donde, según apuntó el propio director en una entrevista reciente (1), “rompió moldes”, y más adelante en  la XI Edición del Festival de Málaga, donde ha conseguido la Biznaga de Oro (2), su mayor mérito estriba en su naturaleza diferenciada, frente a la mayoría de productos hechos habitualmente dentro de nuestras fronteras, en cuanto a su temática, producción, estética y puesta en escena.

No así en el desarrollo de la historia, que, tras un arranque contundente, deriva hacia otros derroteros, perdiendo parte del interés o, al menos, del leit motiv, inicial, la caída de un meteorito sobre la Tierra en 72 horas. Un anuncio recibido desde un pequeño pueblo andaluz cuyo aspecto y cierta incomunicación nos hace pensar que la acción transcurre hace varias décadas (no podría ser de otra manera por el propio argumento).

En la primera parte de la cinta, tal vez la más interesante, Gutiérrez hace uso de recursos narrativos como las noticias de la radio y la televisión para mostrar el transcurso de los hechos y del tiempo, y generar tensión hacia lo que parece ser el fin, al tiempo que nos describe el particular Apocalipsis de los habitantes de este pueblo, forzados a escoger entre asumirlo con resignación, intentar huir buscando una solución o, simplemente autodestruirse sin esperarla.

3dias2.jpgMientras que la sangrienta escena de la casa es significativa de quienes han escogido esta última opción, la trama nos sitúa en medio del conflicto entre la frialdad y el cinismo con que Álex (Víctor Clavijo), un joven desengañado, espera que todo acabe, y la lucha de una matriarca ante el temor de que la catástrofe que se aproxima libere viejos enemigos que pongan en peligro la vida de los suyos. Un personaje, éste último, interpretado magistralmente por Mariana Cordero (Premio Mejor Actriz en el Festival de Málaga), y que logra inquietar y enganchar al público a la historia.

A partir de la desaparición de dicho personaje, ésta transcurre por derroteros de venganzas en los que el tema apocalíptico del desastre global queda como mero telón de fondo frente al provocado por el crimen del hombre. Aunque bastante interesante como metáfora, ambas tramas (la del fin del mundo y el fin de una familia) no están, sin embargo, del todo hilvanadas y la primera acaba convirtiéndose en un pretexto para presentar una historia que por momentos recuerda a El 7º día de Carlos Saura, sobre los crímenes de Puertohurraco. Con la diferencia de que en este caso su protagonista es un antihéroe que, obligado a luchar y defender a sus seres queridos a sabiendas de que no hay esperanza, terminará redimiéndose en el fin de los días (en este caso tres días).

3dias3.jpgEn general, tanto éste como el resto de personajes se hallan bien definidos y cumplen su función (en el caso de los niños, la inocencia frente a la crudeza de la situación) en un universo que, en el fondo, tal vez encierre la disyuntiva entre el instinto por sobrevivir del hombre y el carácter autodestructivo de la raza humana.

Es, en cualquier caso y como adelantábamos al inicio, la puesta en escena de dicho universo, la que hace de 3 días una película original e interesante, pese a sus posibles carencias.

Llena de violencia contenida y poesía lírica a nivel visual, el ennegrecimiento progresivo de la fotografía va presagiando el fin, mientras que escenas más luminosas y costumbristas, como las de los juegos y los propios colores de las ropas infantiles, en momentos de distensión (muy hábil la secuencia de las vendas) contrastan con otras oscuras propias del cine fantástico, de acción o de suspense.

Entre éstas últimas, la de la pelea que tiene lugar en una cementera abandonada a varios metros de altura, o la de la onda expansiva del meteorito, muy conseguidas técnicamente, y que suponen uno de los escasos nexos de unión entre las dos tramas citadas. Unas secuencias que, además, frente a grandes producciones hollywoodienses de ciencia ficción, han sido ideadas con muchos menos recursos.

*****

(1) Entrevista al director
(2) Artículo sobre los premios de Málaga

3dias4.jpg