I am Not Your Negro (4)

  09 Julio 2017

El dolor del racismo en Estados Unidos

i-am-not-your-negro-1A lo largo de la historia, el mito estadounidense de la libertad se fue cayendo a pedazos. El prototipo de familia americana feliz, con una casa, un perro y dos niños siempre fue de color blanco. La gente de color nunca pudo formar parte de ese sueño. Cuestiones de fondo como la esclavitud y la posterior discriminación sufrida por las minorías segregadas comenzaron a tener voz y derechos a partir de los años 60 con el surgimiento de distintos movimientos que buscaban reivindicar el papel de los negros en la historia norteamericana.

I am Not Your Negro es un documental que habla de esas luchas. Dirigido por Raul Peck está basado en Remember This House, un libro sin terminar de James Baldwin (1924-1987), escritor y activista por los derechos de los ciudadanos afroamericanos. La narración se centra en tres figuras fundamentales: Martin Luther King, Malcom X y Medgar Evers, los tres asesinados antes de cumplir cuarenta años por causas raciales. Con amplio material de archivo y una habilidosa edición, el documental va contando en boca de sus protagonistas, a los que también se suma Baldwin, la lucha de estos grandes personajes en un entorno completamente hostil.

Así vemos blancos enfurecidos que levantan carteles con esvásticas que rezan “No a la integración” y “¿Quién quiere a los negros?”, intercalados con imágenes de una turba enfurecida que escupe a una joven de color que asiste a clases en un colegio de blancos entre otras aún más crueles, como históricos ahorcamientos y golpizas policiales. De increíble actualidad, en este documental la palabra “negro” suena igual que “inmigrante”, “homosexual”, “latino” o cualquier otra minoría que la administración del actual presidente Donald Trump intenta segregar.

Acompaña el relato la voz grave y pausada en off de Samuel L. Jackson quien aporta la solemnidad y el respeto. La historia de Estados Unidos es la historia de los negros, escribe Baldwin y agrega que el futuro del país depende de continuar negándola o aceptarla como tal.

Un aporte original de I am Not Your Negro es mostrar cómo desde sus inicios los medios masivos de comunicación, en especial el cine y la televisión, se encargaron de reforzar estos estereotipos de segregación. Una pantalla en donde los héroes son blancos y matan indios, y los negros forman parte de un atractivo exótico de feria. John Wayne, Gary Cooper y Judy Garland se comportan siguiendo los parámetros de la “América Blanca”.

Los programas de entretenimiento no son más que basura que sirven para tranquilizar la mirada de un espectador adormecido frente a la falsa realidad dibujada por la televisión. Los héroes de la ficción no son negros. Los de la vida real sí: Martin Luther King, Medgar Evers, Malcom X, los que murieron asesinados en manos de fanáticos que creían en la ficción aria de la pantalla.

I am Not Your Negro encarna un potente relato que atrae desde el principio al espectador. Frente a un archivo tan elocuente, resulta imposible no reflexionar sobre el destino de la humanidad y las terribles consecuencias de cualquier discriminación social.

Escribe Mariano Cervini

i-am-not-your-negro-2