Demonios tus ojos (2)

  05 Julio 2017

Provocación filosófica

demonios tus ojos-1El pasado 13 de mayo se estrenaba Demonios tus ojos, una película de Pedro Aguilera. A veces ocurre, vas al cine con pocas expectativas y de repente te encuentras con una película sorprendente, quizás por ciertos prejuicios, dirigidos a la precariedad del cine actual donde el nivel es muy precario.

Demonios tus ojos podría encuadrarse en ese pequeño nicho de películas reservadas para aquellos cinéfilos buscadores de historias provocadoras, siempre desde un punto de vista cultural, que sorprenden porque son capaces de hacer reflexionar con escasos recursos económicos.

Pedro Aguilera, después de dirigir La influencia y Náufragos, sigue la misma línea cinematográfica que el director madrileño Carlos Vermut (Diamond Flash y Magical Girl), con historias que profundizan en los comportamientos morales de nuestra sociedad. Incluso podría asociarse el cine de Pedro Aguilera con el cine de Paul Verhoeven con respecto a la provocación en gran parte de su obra.

Oliver (Julio Perillán) es un joven director cine asentado en Los Ángeles. Visitando una web porno descubre que la protagonista de uno de los vídeos es su hermanastra Aurora (Ivana Baquero).  

Con este argumento, Pedro Aguilera y Juan Carlos Sampedro construyen un guion que sobrevuela el límite de lo que es moralmente aceptado según lo establecido para contrarrestar con la ruptura de ciertos clichés. Es una propuesta valiente porque hace reflexionar al espectador sobre los tabúes establecidos en nuestra sociedad y lo hace de forma extrema utilizando el adulterio: esta forma de expresión extrema tiene un propósito, provocar al espectador para que éste se haga preguntas y no siga obligatoriamente por el mismo camino que la manada.

Hay dos momentos puntuales en la película que desvelan las verdaderas intenciones de Pedro Aguilera. Se escenifican estos momentos cuando el personaje de Aurora lee libros como El profeta de Gibran Jalil Gibran y La rama dorada de James George Frazer —que también aparece en Apocalyse Now—.

La película exhibe dos tipos de influencias, las conscientes y las inconscientes. En las conscientes encontramos el existencialismo de Jean Paul Sartre en novelas como La náusea o las conferencias divulgativas El existencialismo es una humanismo. Y en las influencias inconscientes encontramos el universo de Luis Buñuel, donde existencialismo y surrealismo van de la mano, especialmente en películas como El ángel exterminador.

Con respecto a surrealismo la película sólo recoge la definición de la palabra, a través del personaje de Oliver, en relación al Manifiesto surrealista donde se dice que surrealismo “es un automatismo psíquico puro sin intervención reguladora de la razón, es decir, el funcionamiento real del pensamiento”.

Hay dos aspectos negativos que hacen que la película no sea redonda. En primer lugar la parte inicial, donde el ritmo desconecta al espectador y no cambia hasta que Oliver viaja a España, que es donde realmente empieza a relucir el guión. Y en segundo lugar los medios de los que dispone Pedro Aguilera en esta película que no ha contado con ayuda exterior y ha sido prácticamente auto financiada, es evidente que con más medios la película sería más atractiva porque el guión atesora un planteamiento critico y reflexivo que atrae la atención del espectador.

Se observan como notas positivas en Demonios tus ojos la idea de llevar al límite una reflexión profunda sobre los comportamientos morales establecidos, cuestionando los tabúes contemporáneos, la interpretación de Ivana Baquero, los recursos técnicos que Pedro Aguilera utiliza de forma muy creativa influyendo en el desenlace de guión y el paralelismo con Holocausto caníbal.

Frescura, inquietud, actitud y riesgo es lo que muestra Pedro Aguilera en Demonios tus ojos.

Escribe Marcos Sáez

demonios tus ojos-2