Life (2)

  20 Abril 2017

Casi un blockbuster con buen final

life-1Invadidos por la investigación sobre cualquier indicio de vida en Marte ahora en las carteleras podemos ver Life, último trabajo de Daniel Espinosa, director de películas como Dinero fácil, El invitado o El niño 44.

En esta ocasión Daniel Espinosa explora el género de ciencia ficción, contando la historia de una tripulación perteneciente a la Estación Espacial Internacional, compuesta por seis miembros en busca evidencias de vida en el planeta Marte. Mientras la tripulación investiga la muestra recogida de Marte se mantienen intactas las esperanzas de encontrar aquello que los humanos terrícolas llevamos buscando desde hace muchos años, vida en Marte. Pero durante el proceso de búsqueda la vida encontrada en Marte se muestra hostil ante el empeño del planeta Tierra.

La película es irregular aunque hay secuencias brillantes en lo referente a la parte visual. También destacan ciertos mecanismos que mantienen al espectador pendiente de la pantalla, sobre todo en las primeras escenas. Pero en otros tramos Life es menos brillante, yo diría que es ridícula y predecible, donde el guión (Rhett Reese, Paul Wernick) lanza diálogos simples que ya no resultan ilustrativos en nuestra sociedad actual, que cuenta con acceso a todo tipo de información. Las escenas predecibles restan valor a los trucos utilizados para mantener al espectador en tensión y también hacen insignificante el acercamiento al género de terror.

Life pretende renovar algunos planteamientos de Alien, toma como base su idea, con el objetivo de evolucionar la historia, pero la pretensión no obtiene el resultado que Daniel Espinosa esperaba. El problema está en el guión, no consigue evolucionar ni lo más mínimo la obra de Ridley Scott. Es un texto simple y pretencioso en distintos tramos de la película, con oscilaciones permanentes, sin regularidad narrativa.

Las imágenes desde la nave al exterior son portentosas, demuestran un talento natural para rodar, hasta ahora desconocido en la obra de Daniel Espinosa. Es comparable la brillantez en la forma de rodar de algunas escenas, respecto a la calidad visual, con otras escenas exhibidas por el director Denis Villeneuve en La llegada.

Sólo se puede salvar del guión la parte final, inesperado y atrevido sin olvidar el detalle positivo donde el alienígena activa su mecanismo de defensa convirtiéndose en una amenaza para la Tierra. La célula en hibernación, posteriormente alienígena, reacciona defendiéndose de forma hostil ante la pesadumbre investigadora del planeta Tierra con respecto a Marte. 

El alienígena crece muy rápido y se comporta de manera inteligente, utilizando esta inteligencia para la destrucción. Me pregunto si hubiese sido más creíble utilizar el monolito de 2001: una odisea del espacio para explicar el porqué de la evolución e inteligencia del alienígena. Estos detalles convierten a Life en un blockbuster de terror en determinados momentos del metraje.

Este nuevo trabajo de Daniel Espinosa no será recordado como una de las mejores películas de ciencia ficción de nuestro tiempo, si tenemos en consideración que las películas de este género envejecen mal por el lado visual, imaginemos si el guión no es de calidad. Lejos de la películas como Gravity, Interstellar o La llegada y más cercana a Marte de Ridley Scott o Moon de Duncan Jones.

Escribe Marcos Sáez

life-3