COMO LA VIDA MISMA (2)

  08 Abril 2008
comolavidamisma0.jpg
Título original: Dan in Real Life
País, año: Estados Unidos, 2007
Dirección: Peter Hedges
Producción: John Shestack y Brad Epstein
Guión: Pierce Gardner y Peter Hedges
Fotografía: Lawrence Sher
Música: Sondre Lerche
Montaje: Sarah Flack
Intérpretes:

Dane Cook, Steve Carell, Juliette Binoche, Alison Pill, Brittany Robertson, Marlene Lawston, Dianne Wiest

Duración: 98 minutos
Distribuidora: Universal
Estreno: 19 marzo 2008

Desternillantemente predecible
Escribe Eva Cortés

Hay veces que una película pretende reflejar la realidad o eso nos hacen creer, sin embargo abusar de la cotidianidad acaba convirtiéndola en artificiosa, bucólica y soberanamente predecible; de todo esto peca la última película de Peter Hedges: Como la vida misma.

comolavidamisma1.jpgDan Burns (Steve Carell) se dedica al asesoramiento familiar a través de su columna en un periódico. Sin embargo le cuesta aplicarse a sí mismo los consejos que da en ella. No acepta la muerte de su mujer y se refugia en la educación de sus tres hijas sin escuchar lo que verdaderamente le están pidiendo. El viaje a Rhode Island para la reunión anual familiar se convierte en todo un aprendizaje para mejorar su vida.

Con este argumento y con un extenso elenco de actores, pero sin ninguna actuación sobresaliente, ni siquiera la del protagonista Steve Carell, la película pasa totalmente desapercibida, convirtiéndose en una más del montón, en una de esas que se emiten a las cuatro de la tarde para los que deciden no echar la siesta, en una de esas “entretenidas” sin más.

comolavidamisma2.jpgPero no es este su único calificativo. Cuando nos encontramos con los mismos ingredientes: una gran familia unida y feliz hasta que un inesperado encuentro hace tambalear las relaciones de sus miembros; con un padre viudo sin mucha idea de cómo educar a sus hijas adolescentes; con un solitario y amargado periodista que encuentra el amor en el momento más inoportuno; el adjetivo es otro, predecible.

Lo notamos nada más empezar. Tras la llegada de toda la familia a su reunión anual en Rhode Island y comprobada ya la desdichada vida del protagonista, la madre le dice a éste “anda hijo ve a comprar el periódico que necesitas tener tiempo para ti”. Justo en ese momento es cuando pensamos “ahora es cuando conoce a la chica”. Y zas,  por arte de magia, un encuentro “casual”.  Allí está ella. Por supuesto, es inteligente, dulce y guapa, tal y como la habíamos imaginado.

Hasta aquí se puede pensar que me estoy contradiciendo, normalmente lo predecible no es entretenido. Pero por sorprendente que parezca, a pesar de su mediocridad en todos los aspectos, incluido el guión, la historia tiene su gracia. Incluso puede ser desternillante por momentos, todo depende de lo que uno busque cuando compra la entrada.

comolavidamisma3.jpgTodos aquellos que no esperen una reflexión existencial, una moraleja o un disfrute visual en todos los sentidos, saldrán satisfechos de haber pasado un rato agradable, pensando que la vida es maravillosa si sabemos tomarla con buen humor. Steve Carell que bien conoce a este tipo de público, siguiendo la línea de lo que ha venido haciendo en anteriores trabajos, como Virgen a los 40 y Sigo como Dios, parece que es lo que busca otra vez, entretener sin más. 

Para mí, recalco, lo consigue porque no deja que nos aburramos incluso contándonos una historia de temática tan recurrente como lo es ésta. Algo que para un género como la comedia, donde ya hemos visto prácticamente de todo, tampoco debemos pasar por alto.