The amazing Spider-man 2: El poder de Electro (1)

  19 Abril 2014

Sin ton ni son

the-amazing-spider-man-2-1Peter Parker aka Spiderman se gradúa en el instituto pero continúa con los mismos problemas que siempre le persiguen: su vida amorosa, su desgraciada vida familiar y nuevos villanos en la ciudad de Nueva York.

Alex Kurtzman y Roberto Orci están intentando aprovechar el camino que les abrió años ha el brillante J. J. Abrams, pero para su desgracia, no cuentan con el talento de su amigo. Si bien en sus primeros trabajos mostraban ideas inteligentes y novedosas, actualmente son solamente capaces de parir guiones facilones y carentes de motivación como el que nos ocupa en esta ocasión. Puede que se deba a la superproducción a la que se ven sometidos al aceptar tantos trabajos pero parece ser que tiene algo más que ver una ausencia de creatividad.

Fácil no, lo siguiente, hubiera sido mejorar el trabajo realizado en 2012 con el reboot de nuestro amistoso vecino Spiderman, filme que hizo regocijarse a Sam Raimi al comprobar que no se había mejorado su trabajo. Pues bien, Raimi puede seguir respirando tranquilo pues esta cinta tampoco lo logra, estando a la par en todos los sentidos con su predecesora.

Cuesta trabajo analizar una película que no cuenta absolutamente nada, la historia es inexistente, al finalizar salimos con la sensación de haber perdido el tiempo, ni tiene acción, ni amor, ni intriga, es una mezcla de todo y de nada al mismo tiempo. Los guionistas han de sentir un fracaso estrepitoso al no conseguir transmitir ni una sola idea, ya sea más profunda o menos pero al menos una.

Las películas de superhéroes han de ser hechas por y para el disfrute del espectador, parece increíble que no existan más que un par de peleas. Una diminuta y escueta, demasiado, y otra, la final e ineludible, que no podría ser más absurda y falta de adrenalina. Estando bien rodadas por parte de Marc Webb, adolecen de emoción alguna, sí, sabemos que Spiderman siempre va a ganar a cualquiera pues no puede morir en una película para todos los públicos que lleva su nombre, pero se pueden añadir otros elementos que ayuden a impregnar las peleas con sustancia.

El incluir a dos enemigos del arácnido, Electro y el Duende Verde, el filme debería haber sido más dinámico al intercalar ambas historias. En lugar de ello ninguna llega a cuajar, quedando ambos como un mero trámite de la nada en la que se convierte el guión a los veinte minutos de su comienzo.

La química entre Garfield y Stone es innegable, son pareja en la vida real y se nota, pero al no tratarse de una saga adolescente ni de una enorme historia de amor, de poco nos sirve. Lo que el espectador está ávido de recibir no son grandes gestos románticos, pudiendo haber sido un buen aderezo a una trama de acción, sino muchas más peleas y efectos especiales.

Tres son los motivos por los que no llega a alcanzar la calificación de cero rotundo: Andrew Garfield es una opción adecuada para interpretar al lanza redes y borda su vis cómica; los actores realizan excelentes trabajos y ¡por fin! nos libramos de ver por enésima vez el origen de los poderes de Spiderman.

Como todas las películas de Marvel, su final es el inicio de otra. En este caso se trata de una historia que será protagonizada por los Seis Siniestros y que esperamos no se parezca en nada a The Amazing Spiderman: El poder de Electro.

Escribe Sonia Molina

the-amazing-spider-man-2-2