Halloween II (3)

  06 Enero 2012

Un cavernícola en nuestro interior 

halloween-2-1Difícil lo tenía Rob Zombie para lograr que esta segunda parte de Halloween, el origen lograra mantener sus constantes temáticas como director, sin caer en un remake puro y duro de su acercamiento a La noche de Halloween, el original de John Carpenter de 1978.

Más difícil aún si quería que su film fuera original y no se limitara a repetir ni la historia inicial producida por Carpenter en 1981, aunque dirigida por Rick Rosenthal, y, por otro lado, no quería alejarse de la trama que él mismo había creado para su versión de Halloween en 2007.

Complejo y difícil de explicar.

Sin embargo, de todo ello ha sabido salir airoso con esta nueva vuelta de tuerca que propone en Halloween II (estrenada en 2009 en Estados Unidos y olvidada en nuestro país, donde ha llegado directamente a DVD a finales de diciembre de 2011) donde, ya lo adelantamos, su tratamiento visual y, sobre todo, sonoro apuntan a un futuro maestro del género.

Rob Zombie es ya el director de cine de terror de este siglo con una personalidad más clara y definida, con un lenguaje visual y sonoro propio, con una temática personal… y eso que sólo tiene cuatro largometrajes en su haber y tres de ellos son remakes, secuelas o nuevas versiones de títulos anteriores.

Vayamos por partes.

¿Quién es Rob Zombie?

Durante trece años, entre 1985 y 1998, Robert Bartleh fue el líder de una banda de rock duro y heavy metal, White Zombie. Tras separarse del grupo siguió actuando en solitario, aunque trabajando a menudo con otros ídolos del rock, algunos de su propia banda y otros como Alice Cooper o Marilyn Manson.

Pero el verdadero giro a su vida artística lo da en 2003, cuando dirige su primer largometraje cinematográfico, La casa de los 1000 cadáveres, un film que destaca por su lenguaje duro, sin concesiones, sus imágenes desasosegantes y un retrato duro de la América profunda, todo ello dentro de un género, el terror, no tan alejado de algunos videoclips en los que ya había trabajado como músico.

En 2005 dirige Los renegados del diablo, en realidad una continuación de las aventuras de la familia protagonista de su primer film. En esta ocasión acentúa aún más el humor macabro, elevando a la familia Firefly casi a la categoría de mito del cine de terror, como pudiera serlo la familia de Leatherface en la saga de La matanza de Texas.

La verdadera prueba de fuego como director llega para Zombie en 2007, al aceptar hacer un remake del Halloween de John Carpenter, al que incluirá algunas novedades (sobre todo explicando los orígenes de Michael Myers y lo que le sucedió cuando era niño), pero con la que se mostrará demasiado respetuoso, hasta el punto de mantener algunas escenas idénticas al original de 1978.

Halloween, el origen tiene a su favor ese tratamiento visual elegante y duro a la vez, con elipsis oportunas que no nos dejan ver realmente casi nada… aunque todo queda suficientemente explícito. En contra juega esa necesidad de explicar un Mal que produce más desasosiego cuando no se explica…

halloween-2-7

En la mente del asesino

Y ese es precisamente uno de los errores que corrige en Halloween II: se deja a un lado las explicaciones innecesarias y se centra en narrar con imágenes y sonidos, buscando nuevos caminos a la saga y ofreciendo un final realmente novedoso. Nada más.

Y nada menos.

Para empezar, Zombie manipula la realidad y los sueños, el pasado y el presente, haciéndonos dudar continuamente a los espectadores —y a su personaje protagonista: Laurie, la superviviente de la noche de Halloween anterior— sobre si lo que estamos viendo transcurre en la realidad o en la mente de uno de los personajes.

Un prólogo con Michael Myers niño, visitado por su madre en el psiquiátrico donde ha sido internado tras matar a su hermana y su amante, nos avisa de cuál va a ser la clave del relato: el recuerdo de esos primeros momentos en que Myers toma conciencia de que es un monstruo, un asesino.

Tras el breve prólogo que nos habla de un sueño recurrente, damos un salto de quince años para asistir a la noche de Halloween en Haddonfield. Vemos a Laurie caminando ensangrentada por una carretera. Estamos, efectivamente, justo al final de Halloween, el origen y la historia continúa en el mismo punto en que finalizó el film original: tras haber acabado con Michael Myers con un tiro en la frente…

halloween-2-4

Curiosamente, cuando John Carpenter se planteó en 1981 producir una secuela del original Halloween hizo exactamente lo mismo: continuar la historia la misma noche, en el hospital al que era trasladada Laurie para ser atendida, y donde acudía Myers una vez más para acabar con todo el que se ponía delante.

Exactamente la misma historia que cuenta este Halloween II, sólo que esta vez reducida a un cuarto de hora en el que continuamente suena la canción Noches de blanco satén de Moody Blues por televisión, algo extraño sin duda, que nos pone sobre aviso de que algo va mal. En el mismo momento de la muerte de la protagonista Laurie, descubrimos que todo era un sueño. Un sueño recurrente.

Un año después, Laurie vive con el sheriff y su hija. Y vuelve el sueño recurrente.

También vuelve Michael Myers y todo lo que vemos a partir de este momento es la nueva cosecha que propone Rob Zombie a la saga. Una cosecha muy particular.

El doctor Samuel Loomis ya se ha quitado su máscara de cordero y se nos presenta como un auténtico lobo hambriento de éxito. Ha escrito un libro titulado El diablo camina entre nosotros, donde narra lo sucedido la noche en que se enfrentó a Michael Myers, que sale a la venta el 31 de octubre, y que le permite pasearse por distintas poblaciones y televisiones promocionándolo.

No es un tipo agradable, como le recordará un individuo que hace cola no para que le firme un ejemplar de su posible best-seller, sino para entregarle la foto de una joven, una de las amigas de Laurie que murió a manos de su monstruo en la fatídica noche de Halloween hace ahora un año.

Con los muertos no se juega. Sobre todo porque su recuerdo puede traer problemas.

halloween-2-2

Y eso es justamente lo que sugiere Zombie con un montaje brillante: mientras el doctor Loomis grita a los asistentes a una conferencia que Myers está definitivamente muerto y que fue la torpeza de los burócratas la que perdió su cadáver, las imágenes nos muestran a una sombra recorriendo campos de maíz, una imagen bucólica en la que su madre y un caballo blanco guían a Myers de regreso a Haddonfield.

En su camino encontrará a una familia de auténticos salvajes, que lo apalea y se ensaña con él por considerarlo un vagabundo que roba comida en los campos. En la oscuridad, con los focos de la camioneta a contraluz, el moribundo Myers se levanta, se coloca de nuevo su máscara y se transforma: ya no es Michael, es el Mal, con mayúsculas.

La matanza de esta familia de salvajes, apenas entrevista, sin persecuciones, sin concesiones, sin dudas, demuestra que Michael Myers es simplemente una máquina de matar.

Un nuevo montaje paralelo —una herramienta que Zombie maneja con gran precisión en varios momentos de la película— nos permite ver al sheriff, su hija y Laurie comiendo pizza, mientras a no mucha distancia Myers se come al perro de la familia que acaba de machacar. Mientras se come la carne de la pizza, la frase del sheriff no puede ser más significativa: “Todos tenemos algo de cavernícola en nuestro interior”.

Un primer plano de un cartel anuncia “Está usted entrando en Haddonfield”, el brillante encadenado con la silueta de Myers, al que siempre entrevemos e intuimos, nunca acabamos de discernir sus facciones, no puede ser más claro: el Mal vuelve a Haddonfield.

En su sistemática aniquilación de todo lo que se pone por delante, Zombie se permite un guiño a su primer film, La casa de los 1000 cadáveres, cuando Myers entra en un club nocturno y acaba a patadas con la cabeza del vigilante, a golpes con el dueño y destroza la imagen de la prostituta contra un espejo.

También hay otros homenajes, como ese conejito de peluche con el que habla Laurie y que le pide que se tranquilice: su cita a Danny y su amigo imaginario —El resplandor de Kubrick— no es en absoluto gratuita, pronto descubriremos que hay más de una conexión entre la mente de Laurie y la de Michael Myers.

De hecho, el libro del doctor Loomis ya lo anuncia: ambos son hermanos.

halloween-2-6

El horror, el horror

Si hay algo en lo que destaca en esta película Rob Zombie es en la planificación de los asesinatos, todos distintos, aunque bastante salvajes.

Y, curiosamente, muy pocos vistos directamente en el encuadre, más bien sugeridos por el crujir de huesos, el gorgoteo de sangre o el sonido de la carne desgajada. Es en el sonido donde el espectador encuentra toda la información que la imagen muchas veces le niega.

Un trabajo sonoro impecable.

Como también lo es su uso del ralentí en varios momentos, incluida la muerte de uno de los personajes protagonistas —de acuerdo, no desvelamos más elementos de la trama, pero hay novedades—: no lo vemos, pero lo sentimos como si estuviéramos en su piel, mientras Laurie se acerca a la casa, harta de una fiesta de disfraces en la que Zombie nos ha sugerido en más de una ocasión que, en el fondo, todos somos monstruos.

Ese asesino dentro de mí del que hablaba Jim Thompson en su novela. O ese cavernícola que llevamos en nuestro interior del que había hablado el sheriff mientras devoraba una pizza. Todos tenemos nuestro propio disfraz.

Que Laurie se “despierte” en mitad de esa fiesta gritando no debe sorprendernos: su mente ya no distingue entre los monstruos reales y los imaginarios. Algo que nos anuncia el final del film… aunque en realidad quizá todo el film transcurre en la mente de Laurie y el único plano “real” es el plano final, con su sonrisa al espectador.

Quizá sobra algún plano esteticista, algún contraluz excesivo, alguna silueta, pero nadie ha dicho que estemos ante una película perfecta.

Hablamos de un hombre que conoce su oficio, que sabe planificar, que sugiere más que muestra, que no esconde su atracción por la monstruosidad que todos llevamos dentro y que en todo momento intenta meternos en la mente del asesino… y de su hermana.

halloween-2-5

El final es el único posible.

Tras la desaparición definitiva (?) de Michael Myers, su hermana Laurie ocupará su lugar: su aparición llevando puesta la máscara del asesino no ofrece ninguna duda, aunque Zombie se permite un chiste final muy acorde con su humor macabro...

Harto de que los films expliquen demasiadas cosas (algo de lo que llegó a acusar a la mismísima Psicosis de Hitchcock), Zombie incluye un breve epílogo en un psiquiátrico, apenas un par travellings para acercarnos a la cara de Laurie, en un pabellón psiquiátrico de un blanco inmaculado difícilmente real, quizá estamos en una pesadilla, en el interior de su mente: Laurie nos sonríe. Es en este momento donde Zombie inserta por primera vez el inconfundible tema musical creado por John Carpenter para el primer Halloween, tema que se prolongará en los créditos finales. El Mal sigue vivo.

Sobran explicaciones.

La saga tiene un nuevo camino. Por primera vez un camino novedoso.

Falta saber si habrá alguien capaz de continuarlo.

De momento, Rob Zombie está más preocupado por sacar adelante Lords of Salem, la historia de cuatro brujas de Salem que regresan debido a una canción maldita que un torpe DJ ha decidido escuchar… una historia con no pocas reminiscencias cinematográficas, entre ellas a La caja Kovak de Daniel Monzón.

Veremos si Rob Zombie, además de su uso brillante de la planificación y la banda sonora es capaz de contarnos historias totalmente nuevas algún día.

Escribe Mr. Kaplan

halloween-2-3 

Título Halloween II
Título original Halloween II
Director Rob Zombie
País y año Estados Unidos, 2009
Duración 105 minutos
Guión Rob Zombie, basado en los personajes creados por John Carpenter y Debra Hill
Fotografía Brandon Trost
Música Tyler Bates
Producción The Weinstein Company
Intérpretes Malcolm McDowell (Dr. Samuel Loomis), Tyler Mane (Michael Myers), Sheri Moon Zombie (Deborah Myers), Broad Dourif (sheriff Lee), Danielle Harris (Annie), Scout Taylor-Compton (Laurie Strode)
Fecha estreno 13/12/2011 (estreno directo en DVD)
Página web http://www.halloween2-movie.com/