Hanna (1)

  07 Junio 2011

Largo y tedioso vídeo clip

hanna-0Joe Wright es conocido sobre todo por haber plasmado en la pantalla grande dos novelas de envergadura, Orgullo y prejuicio (Pride and Prejudice, 2005) y Expiación (Atornement, 2007). Ambas adaptaciones suponen un reto considerable y cuentan con momentos destacables, por lo que, aunque desiguales, fueron bien recibidas en general por la crítica.

A pesar de estar igualmente centrado por los aspectos técnicos y formales, Hanna, el último trabajo del director inglés, es bastante diferente. Aprovecho aquí para avisar a cualquier lector despistado que no pretendo refrenarme a la hora de destripar el argumento.

Hanna (Saoirse Ronan) es una adolescente de 16 años que vive aislada en los duros bosques de Finlandia con la única compañía de su padre, Erik (un inicialmente irreconocible Eric Bana). Erik, un ex agente de la CIA, la ha adiestrado para ser la asesina perfecta y acabar con otra agente, Marissa (Cate Blanchett), quien asesinó a la madre de Hanna cuando ésta era un bebé y está aparentemente resuelta a acabar con la niña también. Hanna no ha tenido contacto con el mundo exterior, caza su propia comida, viste con pieles y su educación procede de una enciclopedia. Deseando llevar a cabo la misión para la que ha estado preparándose toda su vida, Hanna se enfrenta por primera vez a la complejidad del mundo real, donde las cosas no son exactamente como Erik le había explicado.

La película comienza con unas escenas intrigantes en medio de un inhóspito paisaje invernal. Hanna, con sus cabellos rubios, cejas invisibles, límpidos ojos azules y pálido rostro, parece una versión manga de la reina de las nieves. Y, a partir de ahí, todo comienza a ir cuesta abajo. El guión de David Farr y Seth Lochhead, basado en una historia de Lochhead, está lleno de agujeros y despropósitos, pero Joe Wright parece más interesado en convertir su obra en un espectacular vídeo clip para los Chemical Brothers que en imprimirle algo de sustancia y coherencia narrativa. Aquí no encontraremos ni rastro de Jane Austen o Ian McEwan.

Basar la columna vertebral de una historia en la venganza me parece algo de por sí muy cuestionable, además de falto de originalidad. Hanna nos recuerda a otras muchas películas de temática y estilo similar, desde Kill Bill (Quentin Tarantino, 2003) a Old Boy (Oldeuboi, Park Chan-Wook, 2003), sin la sutileza y retorcimiento de Audition (Ôdishon, Takashi Miike, 2000) o La última nota (La tourneuse de pages, Denis Dercourt, 2006). Y, claro está, resulta obligado mencionar Léon, el profesional (Léon, Luc Besson 1994).

En ningún momento parecen plantearse las repercusiones morales de convertir a un niño (o una niña, lo que supongo quieren imaginar incluso peor) en una máquina de matar por obra y gracia de un progenitor que, en lugar de asegurar el bienestar físico y emocional de su vástago, lo priva de su infancia para transformarlo en mero instrumento de su venganza. Tampoco esto resulta original, pues es justamente lo que veíamos hace unos meses en la mucho más divertida Kick-Ass (Matthew Vaughn, 2010).

hanna-2

Hanna quiere jugar con el contraste que supone el físico aparentemente frágil, la dulzura e inocencia de la joven protagonista frente a sus letales habilidades, su amplio conocimiento de las más diversas técnicas de supervivencia frente a su ignorancia del mundo exterior y falta de educación emocional. Jamás ha escuchado música, utilizado dinero, interactuado con ningún otro ser humano, ni experimentado con nada que incluya el empleo de electricidad. Su visión del mundo se reduce a un libro de cuentos de los Hermanos Grimm (que no tienen nada que ver con las versiones edulcoradas de Disney), una fría enciclopedia y lo que le ha contado su padre.

Sin embargo, los guionistas esperan que Hanna se desenvuelva en el mundo contemporáneo, acabe con la bruja Marissa y varios otros matones y viaje de Marruecos a Berlín ella solita. Tras unos momentos fascinada por un tubo fluorescente que enciende y apaga a su capricho y aturdida por el ruido de la televisión, Hanna parece adaptarse con notable facilidad al siglo veintiuno. El desconocimiento de lo que es el pan nuestro de cada día para cualquier adolescente europeo entra en divertido contraste cuando conoce a la genialmente superficial Sophie (Jessica Barden), una chica inglesa de su edad que se encuentra de vacaciones con su familia.

Y cómo no mencionar el aburrido estereotipo de España que muestra Wright, tan absurdo como el que Hanna aparezca de repente en Alemania como por arte de magia. Allí la joven se enfrenta a una versión de los hechos un tanto diferente, su verdadera identidad sale a la luz y se cuestiona los motivos de Erik. De nuevo, temas espinosos como la manipulación genética y otros experimentos éticamente discutibles a manos del gobierno estadounidense se rozan sin siquiera intentar profundizar en sus implicaciones.

hanna-1

¿Es que Hanna no contiene nada que la redima? Desde luego: la joven Saoirse Ronan, hija del actor Paul Ronan, madurando en belleza y talento tras ser justamente nominada a varios premios (Oscar, BAFTA, Golden Globe) por su interpretación de Briony Tallis en Expiación y protagonizar The Lovely Bones (Peter Jackson, 2009). Saoirse Ronan parece tener una buena relación con el director y su entrega a la hora de meterse en la piel de la protagonista es digna de encomio.

Se podría decir que el trabajo de los actores, incluidos Cate Blanchett con una más que curiosa caracterización, Eric Bana y Jessica Barden, es lo mejor de esta cinta. Todos ellos hacen lo que pueden por otorgarles carácter, verosimilitud y hasta un poco de profundidad a los personajes que les han tocado.

Insustancial y poco memorable, imagino que el filme interesará sobre todo a aquellos aficionados al más puro cine de acción, a los amantes de los videojuegos en los que se premia el número de bajas mortales y a los fans de Chemical Brothers.

Escribe Lucía Solaz Frasquet

Título Hanna
Título original Hanna
Director Joe Wright
País y año Estados Unidos, 2010
Duración 110 minutos
Guión Seth Lochhead y David Farr
Fotografía Alwin Küchler
Música The Chemical Brothers
Distribución Sony Pictures Releasing de España
Intérpretes Saoirse Ronan, Eric Bana, Tom Hollander, Olivia Williams, Jason Flemyng, Cate Blanchett.
Fecha estreno 10/06/2011
Página web http://www.focusfeatures.com/hanna