Nuestra portada sobre 'Sed de mal'

  04 Noviembre 2011

La mirada de Quinlan

00-sed_de_mal-articuloDesde un primer momento sabía que si algo tenía que destacar en esta portada era la penetrante mirada de Quinlan en contrapicado, muy recurrente a lo largo de toda la película.

Con esta elección, los espectadores podemos comprender de una manera gráfica y llena de simbolismo el personaje de Orson Welles, una persona fría y solitaria, marcada por su pasado, además de representar el abuso de poder y la corrupción: “Un buen hombre, pero un mal policía”.

Y aunque la forma más inteligente de matar sea estrangulando, un revólver siempre será el clásico de entre los clásicos en el género negro, como Sed de mal.
 
Diseño y texto Ana Císcar