Los odiosos ocho (The hateful eight, 2015)

  21 Abril 2020

Director de directores

los-odiosos-ocho-11Los odiosos ocho (The hateful Eight) es lo nuevo de Quentin Tarantino después de Django desencadenado. Sigue explorando el género western con el estilo que le caracteriza, intentando crear historias con humor negro en sus diálogos acompañados de una gran banda sonora.

El argumento y los personajes

Después de la guerra secesión americana, una diligencia transita a través de los paisajes nevados de Wyoming. Viajan en la diligencia el caza recompensas John Ruth-La horca (Kurt Rusell) y la fugitiva Daisy Domergue (Jennifer Jason Leigh), para dirigirse a Red Rock.

En el camino se encuentran con otro caza recompensas, Maquis Warren (Samuel L. Jackson) y también con el que afirma ser el nuevo sheriff de Red Rock, Chriss Mannix (Walton Goggins). Se refugian en la Mercería de Minnie para protegerse de una ventisca, allí se encuentran con cuatro huéspedes: el verdugo de Red Rock, Oswaldo Mobray (Tim Roth), Joe Gage (Michael Madsen), el general confederado Sanford Smithers (Bruce Dern) y Bob (Demian Bichir).

Estructura narrativa

Con la guerra de secesión americana de fondo, la puesta en escena de Tarantino es muy clara, reúne a ocho personajes odiados que se dedican a cazar recompensas. Esta estructura permite a Tarantino hacer un western construyendo diálogos con destellos de comedia negra, utilizando para ello personajes con un pasado turbio.

Con influencias de otros directores o más bien copiando a otros directores, Tarantino muestra en sus películas cierta habilidad en la composición de los diálogos, mezclando violencia con humor negro que llegan a rozar el absurdo, acompañados de bandas sonoras que encajan perfectamente en historias que no dejan de ser homenajes a directores por los que siente admiración, algo que no esconde.

Homenajes a otros directores

Tarantino hace diversos homenajes a grandes directores en su cine copiando imágenes que han pasado a la historia del cine, a diferencia de otros directores que como es lógico tienen influencias del cine hecho anteriormente, lo muestra sin ningún tipo de complejo provocando reacciones discordantes.

Hay quien piensa que es un "director de directores" (que disfruta homenajeando a otros directores), siendo necesario para aquellos espectadores inquietos que se inician en la cinefilia y también hay otros espectadores cinéfilos que se divierten con nostalgia recordando algunas escenas del cine de otra época. En cambio hay una corriente que piensa que es un plagiador y que así es muy fácil hacer cine, bienvenido cualquier intercambio de opiniones sobre el cine Tarantino toda reflexión es ilustrativa.

John Ford, Sergio Leone y Sam Peckinpah están presentes en Los odiosos ocho como en otras películas del director. Ford está representado en la escena en la que Samuel L. Jackson detiene la diligencia, recuerda a la escena de La diligencia donde John Wayne hace lo mismo, aunque Samuel L. Jackson lo hace de espaldas y John Wayne lo hace de frente. La escena ofrecida por John Ford en La diligencia es mejor por dos motivos: uno por la personalidad de John Wayne ante la cámara y otro por el carácter heroico que Ford consigue del personaje.

los-odiosos-ocho-13

También se representa a Ford en los encuadres que se realizan con la cámara a través de un marco de puerta viendo la escena por medio del mismo. Ford lo hace en Centauros del desierto y Tarantino lo repite en Los odiosos ocho, aunque este homenaje también aparece en otros filmes como Malditos bastardos.

Los homenajes a Sergio Leone son más globales, principalmente se aprecian en la construcción de diálogos cortos y contundentes de algunos personajes con la influencia de la “trilogía del Dólar” y de Hasta que llegó su hora. Leone también influencia a Tarantino en la música ya que utilizan al mismo compositor, Ennio Morricone.

La violencia escenificada con movimientos de cámara lenta pertenece a Sam Peckinpah en referencia a películas como Grupo salvaje.

Conclusiones

Tarantino nos ofrece una película vacía de contenido, perdiendo la magia en comparación con otras películas de su filmografía como Django desencadenado, Pulp Fiction, Jackie Brown o Reservoir Dogs, donde los diálogos, su principal virtud, están impregnados de humor negro con un alto grado de lucidez.

El reparto tampoco está a la altura, es difícil opinar negativamente sobre actores de la talla de Samuel L. Jackson, Tim Roth, Kurt Rusell o Michael Madsen, lo cierto es que ninguno puede salvarse de la hoguera.

Los odiosos ocho es fría como el paisaje, en ningún momento puedes conectar con el universo de Tarantino, hasta el más fiel espectador se queda helado viendo una película que no cumple las expectativas pensando que el director se ha bloqueado.

Escribe Marcos Sáez

los-odiosos-ocho-12