PILAR ALFONSO: Las buenas películas

  12 Enero 2009

Para celebrar nuestros primeros diez años en Internet, desde Encadenados hemos pedido a un pequeño círculo de amigos que se sumen a este aniversario con un artículo en el que hablen de... esto, de... de cualquier aspecto que les parezca interesante de esta última década. Las generosas colaboraciones de este grupo están recogidas en el nº 59 de nuestra revista, publicado en enero de 2009.  


Las buenas películas
(o el descrédito de la crítica cinematográfica)

Escribe Pilar Alfonso (1)

paulino_viota.jpg¿Qué es una buena película? Y más: ¿ podría un atento lector de periódicos y revistas –especializadas o no– contestar con cierta solvencia a esta pregunta a partir de lo que lee en esas revistas y en esos periódicos, sea en soporte papel o digital?

Mi respuesta es un NO rotundo. De hecho, lo que trataré de defender a continuación es que la crítica cinematográfica que se hace en estos medios ha perdido toda credibilidad como orientadora de la mirada, como guía de calidad del cine actual (voy a reservar este breve paréntesis para las posibles excepciones que algún lector pudiera, buenamente, incluir). Creo también que la crítica académica merecería algunas consideraciones particulares pero no me parece éste ni el momento ni el lugar para hacerlas.

A mi entender, a menudo caemos en dos errores que ocultan la situación actual de la crítica cinematográfica:

1º) Liquidar (tranquilizadoramente) como casos individuales de mala praxis o de ineptitud nuestras desavenencias con determinados críticos de cierto renombre.

2º) Diferenciar entre buenos críticos (los que piensan como nosotros) y malos críticos (todos los otros).

como_pensar_el_cine.jpgLa cuestión, sin embargo, es más compleja. La cuestión, para mí, es que la crítica como disciplina se mueve en un callejón de inercias, rutinas, gustos personales y exigencias empresariales en el que no es nada fácil vislumbrar una posible salida. Y toda la crítica, la de los "buenos" y la de los "malos" críticos, resulta hoy en día, descorazonadoramente, previsible, flexible e incierta .

PREVISIBLE en su estructura, de sobras conocida: una breve sinopsis que no puede desvelar nunca el final; información sobre la película (género, director, actores, procedencia, premios...); comentario con numerosos adjetivos a favor y/o en contra a propósito de determinadas escenas, situaciones o personajes; valoración final en forma de sentencia condenatoria o laudatoria, y las correspondientes estrellitas.

Suele ocurrir, además, que después de haber leído durante una temporada a un determinado crítico, puedes prever lo que va a escribir en adelante. En muchos casos, llamamos crítica a lo que es simple "confesión" (del crítico, claro). Recuerdo ahora unas palabras que escribió el director santanderino Paulino Viota en un artículo titulado Cómo limpiarse las gafas (1): "El crítico, cuanto más sabe, cuanto más libre es, cuanto más seguro está de sí mismo, tanto más desaparece, como los propios instrumentos que utiliza, tras la obra que examina". Aquí las dejo como humilde homenaje a Viota porque su breve artículo me sigue pareciendo, después de tantos años, una reflexión libre, intensa y exigente como pocas.

million_dollar_baby-2.jpg

FLEXIBLE hasta la desesperación. De entre los miles de ejemplos posibles, he buscado dos, rigurosamente ciertos:

Película A

Crítica 1: "Una obra antológica, excepcional, que resalta el talento creativo  de su director muy por encima de cualquier previsión o expectativa (...) una verdadera obra maestra: conmovedora, dura, valiente, de una pureza y sencillez abrumadoras, de una autenticidad y profundidad exultantes. Así de alto y claro".

Crítica 2: "... la consabida grandeza poética de los perdedores, la lírica gastada de las desgracias (...) De veras, en serio, ¿todo ese discurso aparentemente duro y a la vez sentimental –de un sentimentalismo lloroso forrado de aparente dureza– no es de un simplismo pornográfico?".

manhattan1.jpgPelícula B

Crítica 1: "Texto excepcional, dotado de una próvida acidez, ingenio y vivacidad en sus diálogos, reflexiones vitales y constantes referencias culturales (...) La realización establecida a base de largos planos secuencia y el empleo magistral del fuera de campo es probablemente la mejor de su carrera".

Crítica 2: "... un plomo de mucho cuidado que, precisamente, figura entre lo más aplaudido de su fatigosa filmografía (...) no se recuerda en su cine ni un solo plano con interés por sí mismo, ni una sola escena resuelta con brillantez de cineasta avezado".

Revelemos las dos incógnitas.
Película A: Milion Dollar Baby (2005), Clint Eastwood.
Película B: Manhattan (1979), Woody Allen.

¿Alguien puede tomarse en serio una disciplina tan poco rigurosa? Retomando una de  las cincuenta preguntas que Suzanne Liandrat-Guigues y Jean-Louis Leutrat (2) plantean en su libro Cómo pensar el cine, podríamos exclamar: ¿Es buena, mala o hay que dejarlo todo al azar? Parece puro azar, en efecto.

Obstinadamente INCIERTA. Sabemos lo que los críticos dicen hoy, pero ¿quién sabe lo que dirán mañana? Son numerosos y bien conocidos los errores de "valoración" en la historia del cine. Sin ir más lejos, el editorial de septiembre de Encadenados citaba algunos ejemplos de películas sobrevaloradas en su tiempo y, al revés, de películas infravaloradas que después han vuelto a la vida. ¿Qué criterios aplican los críticos? ¿Por qué cada cual parece tener los suyos y aplicarlos según la ocasión?

million_dollar_baby-1.jpgEntonces, si la crítica de actualidad cinematográfica no sirve para orientar, relacionar, analizar, descubrir, enseñar a ver más... ¿para qué sirve? Quizás sólo sirva para promocionar las películas, de ahí su obsesión por todos y cada uno de los estrenos.

En un libro de 1989, David Borwell (3) asegura que no es más que "una ramificación de la publicidad de la industria cinematográfica". Una invitación al consumo de cine sin más. De hecho, todos conocemos revistas supuestamente especializadas en las que para llegar a leer algún simple párrafo sobre una película, tienes que desbrozar páginas y páginas de exuberante maleza publicitaria. Todos sabemos de las amistades peligrosas entre críticos y salas de cine, por ejemplo. O entre medios y productores...

Sirve también para opinar brevemente, muy brevemente (lo que den de sí 250-500 palabras). De manera que a la pregunta: ¿cualquiera puede ser crítico de cine en un periódico o en una revista? La respuesta debería ser, sin más complicaciones: sí. Cualquiera puede opinar sobre una película. No se pide más. De ahí que en las llamadas críticas sobren tantos adjetivos vistosos y grandilocuentes, y falten tantos argumentos. De ahí que sobren descripciones subjetivas, y falte el análisis; que sobren tantas opiniones apresuradas, repetitivas y prescindibles...

el_significado_del_filme.jpgHace unos meses, Calvo Serraller (4) manifestaba su asombro y admiración ante  las críticas sobre pintura de la escritora estadounidense Siri Hustvedt y escribía: "De todas formas, lo para mí verdaderamente sobresaliente de Hustvedt en relación con el mundo de las artes visuales, hoy tan de moda, no es que escriba con brillantez sobre ellas, sino que sólo escribe sobre lo que ha mirado con la máxima atención, que es lo que casi nadie hace, ni siquiera los que se autoproclaman como especialistas en la materia".

Parece algo tan obvio: ¡Mirar y escribir con la máxima atención!

Aún habiendo escrito todo lo escrito y opinado hasta aquí, aún habiendo expresado con abierta (y tal vez innecesaria) sinceridad mi decepción ante lo que hoy llamamos crítica cinematográfica, no me importa reconocer que, de vez en cuando, me asomo a Encadenados y curioseo. Seguramente porque Adolfo Bellido es un enfermo de cine muy, muy contagioso.

¡Feliz cumpleaños a todos! Y perdonen las posibles molestias.

*****

(1) VIOTA, Paulino (1998) "Cómo limpiarse las gafas". COMUNICAR, núm. 11. Huelva.

(2) LIANDRAT-GUIGUES. Suzanne / LEUTRAT, Jean-Louis (2001) Cómo pensar el cine. Ed. Cátedra. Madrid.

(3) BORDWELL, David (1989) El significado del filme. Ed. Paidós. Barcelona.

(4) CALVO SERRALLER, Francisco. "Rectángulo", El País, 11 de agosto de 2007.

manhattan-2.jpg


(1) Pilar Alfonso Escuder: Profesora de Instituto. Imparte clase de Comunicación Audiovisual. Sus alumnos han ganado premio en diversos festivales. Autora de diferentes escritos sobre el audiovisual en la educación.