Tres anuncios a las afueras (2018), de Martin McDonagh

  14 Febrero 2020

Interesante western moderno con protagonista femenino

tres anuncios en las afueras-0Película muy actual incluso en nuestro país, donde tantas muchachas son violadas, asesinadas y nunca son descubiertos a sus autores. Propiamente un síntoma de un mundo enfermo que engendra monstruos capaces de abusar y despedazar posteriormente a sus víctimas. Un fenómeno tan siniestro y cruel como común en los noticiarios televisivos, Internet o los rotatorios, que ya parece que nos inmunizamos contra ello. Pero los padres, desesperados, piden transcurrido un tiempo y como mínimo, el cuerpo de sus hijas para darles una digna sepultura.

Por eso, esta obra es un marronazo en plena frente para los responsables de investigar este tipo de casos, desde los políticos, pasando por la en ocasiones inoperante policía y continuando con la gente que calla y no ofrece pistas o indicios, que pueden conocer y callan en razón de familiaridad, amistad o motivos espurios. Y cada imagen, cada diálogo y casi cada escena es como una pedrada en la cara de todos los culpables, que no es sólo el violador o el asesino, sino todos los que le rodean.

En la cinta Mildred Hayes (Frances McDormand) es una mujer divorciada de 50 años cuya hija fue secuestrada, violada, asesinada y calcinada en Ebbing, una pequeña localidad de la Missouri profunda. Ella por su cuenta inicia una guerra sin cuartel contra la policía local a la que considera incapaz, pues no hace nada por resolver el caso y poder, al fin, hacer justicia. 

Esta mujer decide acometer un delirante y turbador ajuste de cuentas frente a una policía incompetente, y para ello, contrata tres grandes vallas publicitarias en una carretera perdida a la entrada de la localidad, para poner en evidencia al sheriff (Woody Harrelson), quien a la sazón y para más drama aún, padece un cáncer terminal.

Martin McDonagh, dramaturgo de origen irlandés, acierta a hacer un excelente trabajo como director avezado y va trazando líneas sustanciales y aclaratorias en una lectura sobre un mundo y una sociedad que parece alarmarse ante el tedio y la brutalidad.

Una América profunda y una trama que por momentos recorre los lineamientos de un western urbano donde la heroína es una mujer de mediana edad en pos de la verdad y la venganza.

Pero no sólo eso, el film refleja un acontecimiento próximo al espectador, pues aborda un caso que se repite en nuestras sociedades; y además aborda la maternidad y el esforzado e incluso sobrehumano afán de una mujer para hacer justicia sobre la tumba de su hija, un empeño lleno de ira y radical violencia, «la odisea de una mujer reivindicativa, comprensiblemente implacable y vengativa» (Boyero); esto tiene también sus conexiones sobre la condición femenina, tantas veces vilipendiada.

tres anuncios en las afueras-3

Y, claro, los poderes policiales y políticos no quedan al margen de la severa crítica. Aunque lo que se nos presenta en pantalla parece algo meramente trágico, el director no olvida introducir cierta comicidad, sorna y humor surrealista que salta a la vista, cuya mezcla funciona bien que mal.

El guión está salpicado de frases afiladas y certeras, y «una cierta morosidad tórpida y mórbida que no es solo la de los personajes sino la de un narrador con cara de póquer, preciso y preciosista, que siempre nos parece estar colando un farol, aplazando un clímax que nunca llega por donde se le espera» (Antonio Weinrichter). Ni que decir tiene que si el film atrapa en sus inicios, su desenlace final no deja de ser igualmente asombroso. Se puede decir que cuando más tremebunda se espera una escena, más nos coge desprevenidos con una rotación que finalmente bien puede definirse como moral.

Estupenda la música de Carter Burwell, cuyo tema principal se construye sobre frases musicales de pura tristeza, que se aplica a los personajes centrales y que llega a sonar casi imperceptiblemente cuarenta veces, como en los buenos western; también se incluyen temas country muy apropiados. Sensacional la fotografía de Ben Davis, junto a un trabajado y exitoso montaje y buena puesta en escena.

El reparto es estelar para Frances McDormand, que hace uno de los papeles de su vida, siendo que cada vez que aparece en pantalla, no sólo muestra su irreductible valentía y arrojo de madre rugosa y pétrea, también su saña y arrebato contra un entorno impávido y a la vez hostil; su interpretación es, amén de muy buena técnicamente, totalmente creíble como «la actriz que de forma más precisa refleja nuestra más íntima amargura (o el simple odio que nos habita)» (Martínez). «La empatía es fundamental. Se trata de ver la humanidad en cualquiera de nosotros y no considerar a nadie como el malo o el bueno de la historia. Mildred, por ejemplo, es heroína y anti heroína», comenta McDonagh.

tres anuncios en las afueras-1

Especial mención merece también un gran Woody Harrelson que encarna al policía honesto que adivina su inminente muerte con gran y contenido desgarro interno, pero sin olvidar a las personas que son importantes para él, entre otras la protagonista Mildred Hayes. Y está también como actor de reparto principal un gran Sam Rockwell que encarna la brutalidad y el encarnizamiento, lo que conjuga con la ternura en un rol que finalmente resulta enternecedor. Acompañando un elenco muy bueno con actores y actrices como Caleb Landry Jones, Lucas Hedges, Peter Dinklage, John Hawkes, Abbie Cornish, Berndan Sexton III, Samara Weaving, Kerry Condon o Nick Searcy entre otros.

En los personajes y el tono de la obra resuena ineluctablemente Fargo (1996): ese invento noventero genial de los hermanos Coen que también propone, en el páramo nevado de Minnesota, un viaje feroz, divertido y cruento, una historia genial. Un hecho mínimo que desencadenará consecuencias devastadoras sobre los protagonistas.

Y aquella, al igual que esta no esconde su faceta western en lo ancho y largo de la insólita historia que narra, un western moderno protagonizado por una mujer violenta y decidida, pero a la vez tierna. Sí, yo diría que es un western insólito, no ya por lo que cuenta, sino por todo el marco de libreto, dirección, reparto y esos giros que enmudecen y hacen al final incluso pensar.

Premios y nominaciones en 2017: Premios Oscar: 7 nominaciones incluida mejor película y actriz (McDormand). Festival de Venecia: Mejor guión (Martin McDonagh). Globos de Oro: Mejor película drama, guion, actriz (McDormand) y actor de reparto. Premios BAFTA: 9 nominaciones, incluyendo Mejor película y director. Festival de Toronto: Mejor película (Premio del Público). Festival de San Sebastián: Premio del Público. American Film Institute (AFI): Top 10 - Mejores películas del año. Premios Independent Spirit: Nom. Mejor actriz (McDormand), actor secundario y guion. Critics Choice Awards: Mejor actriz (McDormand), actor secundario y reparto. Satellite Awards: 6 nominaciones, incl. Mejor película y actriz (McDormand). Sindicato de Productores (PGA): Nominada a Mejor película. Sindicato de Directores (DGA): Nominada a Mejor director. British Independent Film Awards (BIFA): Mejor montaje y música. 11 nominaciones. Sindicato de Actores (SAG): Mejor reparto, actriz (McDormand) y actor secundario.

Escribe Enrique Fernández Lópiz

tres anuncios en las afueras-4